Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Un juez aceptado por el kirchnerismo

Política

Alfonso, que resolverá el caso Clarín, le dijo a Lorenzetti que había recibido amenazas

El juez que por orden de la Corte deberá dictar "de inmediato" una sentencia en el caso Clarín es Horacio Alfonso, un judicial de larga trayectoria en el fuero civil y comercial federal, de perfil bajo y aceptado por el Gobierno.

Ayer, cuando visitó la Corte, le contó a su presidente, Ricardo Lorenzetti, que había sido objeto de presiones, seguimientos y la intimidatoria presencia de un auto frente a su casa, pero no identificó el origen de las amenazas.

Alfonso es el titular del Juzgado N° 2 y cubre desde el 18 de octubre, como suplente, el N° 1, donde está radicado el planteo de inconstitucionalidad contra la ley de medios. A diferencia de quienes habían sido designados antes que él para resolver el caso, la Casa Rosada no cuestionó a Alfonso ni tiene planes de recusarlo.

La designación de Alfonso es "hasta que se cubra definitivamente la vacante", un trámite que está demorado en el Consejo de la Magistratura. Por eso, el fallo de primera instancia en el caso Clarín lo firmará él.

En el cargo de juez, lleva poco más de un año. Fue designado el 9 de septiembre de 2011 por Cristina Kirchner. Era el cuarto de cinco preseleccionados en un concurso para cubrir dos vacantes.

Entre sus antecedentes, tiene un fallo contra los intereses del Grupo Clarín: dio de baja una cautelar que lo beneficiaba. Alfonso favoreció a las licenciatarias de cable sin fines de lucro en una causa iniciada por la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATCV). El argumento de la demanda era que como las cooperativas estaban exentas de pago del impuesto a las ganancias tenían ventajas sobre sus competidoras, al fijar el precio del servicio. Alfonso resolvió entonces que no había motivos suficientes para tachar de inconstitucional la ley en ese punto.

Porteño, de 55 años, es un viejo conocido en el fuero civil y comercial federal. A los 27, cuando se recibió de abogado en la Universidad de Buenos Aires, ya llevaba cinco años trabajando en Tribunales, en el mismo juzgado del que sería titular.

Entró como "auxiliar de séptima" en 1980, y en 1987 fue designado secretario interino. Su nombramiento como secretario efectivo fue en el juzgado N° 7, en septiembre de 1987, y en 1994 ascendió a secretario interino de la Cámara. Además, fue secretario del juzgado de Luis Márquez, ascendido en 2009 a camarista en el también poderoso fuero Contencioso Administrativo Federal, donde el kirchnerismo ha crecido en influencia en los últimos años.

En el currículum que presentó en el Consejo de la Magistratura en su concurso para juez informó que se especializó en derecho aeronáutico y espacial, y en derecho de la propiedad intelectual e industrial.

También dio cuenta de su trayectoria como docente: informó que es profesor de derecho procesal civil y comercial en la Universidad de Palermo y haber sido ayudante en la UBA, desde 1991 hasta 1995, en la cátedra de Elementos de Derecho Civil que tenía a su cargo la jueza Elena Highton de Nolasco, una de las firmantes del fallo que le ordena a Alfonso resolver "de inmediato" el caso Clarín..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico