Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Sindicalismo

Con duras críticas a Aníbal Fernández, las dos CGT desagraviaron a Vandor

Política

Caló y Moyano recordaron por separado al metalúrgico, como respuesta al senador bonaerense, quien había utilizado su nombre como sinónimo de traición

Por   | LA NACION

Hubo pasajes calcados, algunos matices y diferencias bien claras, pero un motivo común. La CGT alineada con el Gobierno, que conduce Antonio Caló, y la CGT antikirchnerista, que lidera Hugo Moyano, hicieron ayer, cada uno por su lado, actos de "desagravio" al dirigente metalúrgico Augusto Timoteo Vandor .

Los homenajes al gremialista asesinado en 1969 fueron una réplica al senador Aníbal Fernández, que la semana pasada usó el nombre de Vandor como sinónimo de traición para atacar a Moyano.

"Esto es una respuesta a todos los que sin ponerse colorados pretenden hacer una broma para tener un minuto en los medios, un repudio absoluto a las palabras del senador nacional", afirmó el jefe del gremio de peones de taxis, Omar Viviani, sin nombrar a Fernández.

También Caló evitó señalar directamente al ex ministro del Interior, aunque cuestionó el ataque. "No podía pasar por alto este agravio. Vandor fue un dirigente preclaro que dio su vida por el movimiento obrero", exclamó bajo el sol del mediodía y frente al mausoleo en el cementerio de Chacarita. La ceremonia, de la que participaron los dos hijos de Vandor, Marcela y Roberto, comenzó con la lectura de dos cartas de Juan Domingo Perón escritas desde Madrid pocas horas después del asesinato: una dirigida a la viuda del gremialista y otra a la conducción de la UOM. El mausoleo estaba cubierto por coronas de flores enviadas por las distintas seccionales del sindicato.

Entre las cerca de 300 personas que participaron del acto estaban el intendente de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez, también dirigente de la UOM, su par de 3 de Febrero, Hugo Curto, y el periodista Fernando Niembro.

Todos contra Aníbal

Por la tarde, en la CGT de Moyano , el clima fue menos solemne y de abierta defensa del dueño de casa, blanco de la embestida de Fernández.

Ante un auditorio en el que los camioneros eran mayoría, Moyano descargó munición pesada contra el senador y vinculó sus dichos con la "magnitud" del paro del martes.

"Cuando uno entra en situación de nerviosismo y desesperación raya la inimputabilidad", arrancó.

El tenor de la embestida fue creciendo. "Que un mequetrefe cualquiera haya tratado de traidor a un hombre que dio su vida por el movimiento obrero muestra una incapacidad", agregó enseguida.

En este punto llegó el vínculo con la huelga. "El Gobierno no quiere ver la realidad, pero después del paro no puede dejar de verla. Hubo un antes y un después. La gente está enojada. No soporta más la soberbia y el maltrato", remató.

Gerónimo "Momo" Venegas fue lapidario con Fernández. Lo tildó de "ladrón", "personaje nefasto" y "charlatán de feria", y le pidió que "deje de decir pavadas".

En el acto de Moyano también se leyeron las cartas de Perón, pero no estuvieron los hijos de Vandor que, pese a haber sido invitados, prefirieron mandar una carta.

Más paciencia con Cristina

Antonio Caló intentó poner paños fríos a la presión de varios hombres de su CGT, que en los últimos días pidieron al Gobierno que acelere la respuesta a sus reclamos. "Estamos esperanzados con el diálogo y vamos a esperar todo lo que sea necesario", dijo ayer después del acto en Chacarita. También Omar Viviani buscó mostrarse comprensivo con la falta de señales de la Casa Rosada. "No podemos poner plazos. Mientras haya una mesa de negociación no sería serio", planteó. La CGT de Caló, como la de Hugo Moyano, espera avances en Ganancias, en las asignaciones familiares y en el pago de la deuda con las obras sociales..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaMariano BeneditMercosurMundial de ClubesElecciones 2015