Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Zaffaroni: "Hay un marcadísimo descenso de los homicidios en ocasión de robo en 2011 en la ciudad"

Seguridad

Un informe de la Corte indica que los homicidios dolosos aumentaron en zonas marginales y en situaciones de riñas y ajustes; qué otros resultados arrojó el relevamiento

Por   | LA NACION

La Corte Suprema de Justicia presentó los resultados de una investigación sobre homicidios dolosos ocurridos en 2011 en Capital y los partidos de La Plata y San Martín.

Según este relevamiento, en la ciudad de Buenos Aires hubo 190 homicidios el año pasado, lo que significa una tasa de 6,57 cada 100.000 habitantes. Esto representa un aumento con respecto a los 168 homicidios dolosos registrados en el informe de 2010.

Pero el dato que destacó el juez Raúl Eugenio Zaffaroni es que, en cuanto a los móviles de los asesinatos, se puede decir que "hay un marcadísimo descenso de los homicidios en ocasión de robo en 2011 en la ciudad".

En los números recabados por la Corte, sólo representan el 15 por ciento (28) del total. Mientras que, por otra parte, la categoría "riña/ajuste/venganza" es el móvil del 39 por ciento (75 casos) de los homicidios ocurridos en la ciudad en 2011. De esos 75, 37 homicidios fueron cometidos por riñas y 38 por motivos de ajustes de cuenta o venganzas.

"Tenemos que considerar que los números absolutos indican poco. Afortunadamente en nuestro país los universos de homicidios son reducidos, por eso tres o cuatro casos más pueden alterar radicalmente los índices", aclaró Zaffaroni durante la presentación del informe.

Las "zonas calientes"

Otro de los datos arrojados por el informe, es que la mayoría de los homicidios dolosos se produjeron en "barrios de emergencia".



"Según el mapa de calor que pudimos armar, la concentración de homicidios dolosos se da en barrios de emergencia. La zona sur tiene una tasa de 13,8 homicidios cada 100 mil habitantes. Concentra el 73 por ciento de los homicidios de la ciudad", detalló Zaffaroni.

Para ver el mapa completo, haga click aquí .

"Los barrios de emergencia en la ciudad tienen unos 170 mil habitantes. Los asesinados en estas zonas representan a 66 de las 190 víctimas de 2011", añadió el magistrado.

Sobre estos números, Zaffaroni indicó que "la criminología mediática no se ocupa de estos casos en los que los homicidios aumentan". "Pareciera que hay homicidios de primera y homicidios de segunda clase. Los medios se centran en los primeros, aunque el número de muertos aumenta en los segundos", dijo.

Derrumbar prejuicios

Evaluando los resultados arrojados por el informe, Zaffaroni señaló que algunos datos permiten derrumbar ciertos prejuicios. Por ejemplo, las referencias que señalan a extranjeros como responsables de la mayoría de los crímenes. Según el relevamiento de 2011, sólo un 15 por ciento de los imputados por homicidios dolosos son extranjeros. En cuanto a las víctimas, los extranjeros representan un 34 por ciento.



Otro de los datos destacados por el ministro de la Corte, es el de los menores involucrados en estos homicidios. Sólo dos menores de 16 años fueron acusados por homicidios cometidos en la ciudad en 2011.



"Con esta información bajamos el tono del debate sobre la baja de la edad de imputabilidad: la participación de los menores en estos hechos es mínima", sostuvo Zaffaroni.

San Martín y La Plata

El informe presentado este año se amplió hacia dos zonas de la provincia de Buenos Aires: los partidos de La Plata y San Martín.

En el caso de San Martín, que tiene 1.600.000 habitantes, en 2011 hubo 121 homicidios dolosos, según el informe de la Corte. La tasa es de 7,47 cada 100.000 habitantes. En tanto, los menores de 16 acusados de homicidios fueron 5.

En La Plata, que cuenta con 1.160.000 habitantes, hubo 62 víctimas, lo que significa una tasa de 5,34. Los menores inimputables implicados en estos homicidios fueron 3.

Prevenir, el paso fundamental

"¿Qué podemos aprender de estas estadísticas?", se preguntó Zaffaroni. Y se respondió: "Que la exclusión social genera economías de subsistencia. Que esto hace que organizaciones ilícitas recluten a personas por más dinero que el que estas personas pueden obtener en actividades lícitas. Así, se convierten en economías violentas de subsistencia. Si no hay control, eso se puede convertir en catástrofe, como sucede en algunas zonas de Brasil".



"Por suerte estamos muy lejos de esas situaciones", aclaró el magistrado. "Pero los números nos muestran que debemos estar atentos, que tenemos que actuar en prevención", añadió. Esta prevención, explicó Zaffaroni, debe ser de dos tipos. Primaria, en donde es clave un buen plan de urbanización de las zonas de emergencia. Y secundaria, en donde hay que formar fuerzas de seguridad eficaces..

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezDamián StefaniniLa salud de CristinaMarcelo TinelliEl drama de Pistorius