Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Medio ambiente

Difícil negociación entre el presente y el futuro en la cumbre del clima

Sociedad

El encuentro organizado por la ONU intentará que los 195 países participantes acuerden medidas para no aumentar la temperatura de la Tierra

Por   | LA NACION

DOHA, Qatar.- Como un modo de llamar la atención al mundo sobre el peligro de seguir consumiendo energía producida a partir de combustibles fósiles como el petróleo, arrancó en la capital de Qatar, paradójicamente, el país más contaminante per cápita del mundo, una nueva edición de la Cumbre Mundial de Cambio Climático de las Naciones Unidas.

Con la presencia de delegados de 195 Estados, los organizadores buscarán en estas dos semanas lograr un acuerdo para reducir los gases de efecto invernadero (GEI).

El encuentro denominado Conferencia de las Partes de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático (COP18) apunta a acelerar las negociaciones para producir un acuerdo vinculante que reduzca los GEI en el mundo. Esos gases son los responsables directos del cambio climático y el aumento de la temperatura de nuestro planeta, que está afectando a millones de personas.

"En los próximos días tenemos frente a nosotros una oportunidad de oro. Tenemos que aprovecharla, ya que es un desafío y un punto de inflexión en las negociaciones sobre cambio climático", afirmó en la apertura de la cumbre el viceprimer ministro de Qatar, Abdullah bin Hamad Al Attiyah.

En las 17 reuniones anteriores, las iniciativas adoptadas por los 195 países para reducir sus GEI no lograron un acuerdo efectivo para reducir el calentamiento global a sólo 2°C, el objetivo de la comunidad internacional y el límite más allá del cual el sistema climático podría alterarse y generar efectos incontrolables en el planeta, como grandes inundaciones, sequías, incremento del nivel del mar y la extinción de varias especies.

De la conferencia, que se prolongará hasta el 7 de diciembre en la capital de Qatar, participan unas 17.000 personas. Sólo a partir de la semana que viene, unos 100 ministros de medio ambiente y los negociadores enviados por cada país se sumarán para cerrar un acuerdo y cumplir una nueva etapa en el difícil proceso de negociaciones de la ONU lanzado en 1995, que buscó, con la elaboración del Protocolo de Kyoto de 1997, reducir las emisiones de GEI en un cinco por ciento respecto de los niveles registrados en 1990.

La secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc), Christiana Figueres, destacó que el encuentro de Doha representa un desafío único: "Mirar hacia el presente y el futuro".

"El presente exige que los países asuman compromisos más fuertes en materia de reducción de los GEI. Y el futuro es el marco que se impondrá a todos, con equidad y en conformidad con lo que requiere la ciencia", explicó Figueres.

Cuando Figueres se refería a buscar un nuevo acuerdo mundial, hablaba de profundizar la Plataforma Durban, el documento elaborado en la última cumbre climática realizada hace un año en Sudáfrica, donde los países participantes aprobaron una extensión del Protocolo de Kyoto, que limita las emisiones de dióxido de carbono, y aceptaron elaborar hasta 2015 un acuerdo vinculante del clima para limitar el calentamiento de la Tierra en 2°C como máximo y que deberá entrar en vigencia a más tardar en 2020. Es indispensable que acepten el compromiso los mayores contaminantes del mundo, como China, Estados Unidos, la India y Rusia..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezDamián StefaniniLa salud de CristinaMarcelo TinelliEl drama de Pistorius