Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Doble imposición: la Nación no está en condiciones de levantar el dedo acusador

Opinión

El ministro Hernán Lorenzino acaba de afirmar que el impuesto a las naftas que impuso la provincia de Córdoba es ilegal porque se cobraría un impuesto dos veces sobre la nafta, además de ir en contra de la ley de coparticipación federal.

Obviamente que como contribuyente no es de mi agrado ningún aumento de impuestos, particularmente cuando el Estado no da nada a cambio en materia de gasto público, pero no es justamente el gobierno nacional el que puede hablar de doble imposición o de coparticipación federal.

En efecto, hoy día el impuesto al cheque tiene características inconstitucionales porque implica cobrar un impuesto sobre otro impuesto. Ejemplo: supongamos una persona que es responsable inscripto y tiene que hacer sus declaraciones mensuales de IVA. Imaginemos que emite una factura por $ 1000 + IVA, es decir, $ 1210 en total. Cuando deposita el cheque por $ 1210 paga el impuesto al cheque no sobre los $ 1000 sino que lo paga sobre los $ 1210. Es decir, paga el impuesto al cheque por el IVA. Y si a fin de mes tiene que pagar el IVA de $ 210, también paga el impuesto al cheque por para pagar el impuesto IVA. Lo mismo ocurre cuando se emite el cheque para pagar el impuesto a las ganancias, los impuestos al trabajo y demás tributos. Doble imposición o, si se prefiere, hay que pagar un impuesto para pagar los impuestos.

Otro ejemplo, la inflación es un impuesto no legislado que cobra el Banco Central (BCRA) emitiendo moneda. El no ajuste del mínimo no imponible y el no ajuste por inflación de los balances es otra forma de doble imposición o de impuesto sobre utilidades irreales.

Doble imposición o, si se prefiere, hay que pagar un impuesto para pagar los impuestos.

No me parece que el gobierno nacional esté en condiciones de argumentar la doble imposición porque de hecho él la lleva a cabo. Y tampoco luce razonable que se esgrima la ley de coparticipación federal cuando desde la reforma de 94 nunca se sancionó una nueva ley de coparticipación, siendo este gobierno el que menos interés parece tener en tener una norma de coparticipación que le de más independencia financiera a las provincias.

Finalmente lo de Axel Kicillof diciendo que la Nación le transfiere cada vez más fondos a las provincias no resiste el más mínimo análisis de los datos. En los primeros 10 meses de este año, las provincias recibieron un 25% más de recursos coparticipables que en el mismo período de 2011. Con suerte empataron la inflación. No sé de dónde sacó que la Nación les gira un 50% más de fondos.

No me parece que el gobierno nacional esté en condiciones de argumentar la doble imposición porque de hecho él la lleva a cabo.

En septiembre - último informe disponible del Ministerio de Economía- las transferencias no automáticas a las provincias cayeron en términos nominales el 1,7%. Si se ajusta por inflación la baja llegaría al 29% en términos reales. Sería bueno que el secretario aclare a qué período se refiere cuando habla de un 50% más de recursos transferidos a las provincias.

Sin duda que muchas provincias tienen una pésima asignación del gasto, pero no es la Nación la que está en condiciones de levantar el dedo acusador justamente en materia de calidad de gasto público y disciplina fiscal, y mucho menos hablar de doble imposición como algo inconstitucional.

La realidad es que la caja escasea, al populismo se le acaba el combustible para seguir manteniendo la fiesta de consumo y, por ahora, le transfiere el costo del ajuste a las provincias para tratar de evitar el costo político y las provincias responden con más carga tributaria para zafar de sus crisis financieras. Y tan es así que provincias aliadas al gobierno nacional empiezan a defaultear sus deudas cambiando la forma de pago o directamente no pagando..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl caso de Lázaro BáezImpuesto a las GananciasElecciones 2015