Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

¡Es el cerrojo, Cristina!

Opinión

El fallo de la Cámara de Apelaciones parece confirmar que ha sido la obstinación del Gobierno la que generó una situación peligrosísima para el país. Bastó que en una presentación admitiera que estaba dispuesto a reconocer al menos una parte de las acreencias de los holdouts para que se suspendieran los plazos de ejecución. La resolución del Congreso para seguir insistiendo en el error es claramente un inoportuno paso, justo el día en que se obtuvo una resolución favorable en Nueva York.

La retórica inflamada y nacionalista en boca de la principal autoridad política del país fue un error grave, pero pareciera que hay oportunidad de enmendarlo. La Presidenta jamás debería haber dicho que no pagaría "un solo dólar" aún cuando ya existía una sentencia adversa confirmada en cámara. Eso aceleró los plazos de Thomas Griesa, quien no podía dejar pasar que desde lo más alto del poder estaban diciendo públicamente que utilizarían mecanismos para eludir una eventual condena. Es como el caso de un acusado de un delito grave que está en libertad durante el proceso, pero avisa que si lo condenan, se escapará. Cualquier juez entonces le aplicaría la prisión preventiva.

La retórica inflamada y nacionalista en boca de la principal autoridad política del país fue un error grave, pero pareciera que hay oportunidad de enmendarlo.

Pero además, ha sido el repudio de la deuda con los que no aceptaron ninguno de los dos canjes anteriores lo que la justicia norteamericana parece no aceptar. Lo que sigue en discusión es cuánto deberían cobrar los holdouts, no si deben cobrar o no. La ley cerrojo no tiene validez alguna en la jurisdicción de Nueva York, según parece. Y ésa es la jurisdicción que el gobierno de Néstor Kirchner eligió para los bonos que surgieron del canje. ¿Podría haber elegido la jurisdicción argentina? Seguro Pero entonces es muy poco probable que se hubieran logrado las quitas que se alcanzaron y el nivel de adhesión logrado.

El recurso del cerrojo es poco conveniente. Puede haber servido en el pasado para empujar a más acreedores a aceptar. Pero insistir en él es un error. Al menos así piensan varios, entre ellos el economista Miguel Bein.

La ley cerrojo no tiene validez alguna en la jurisdicción de Nueva York, según parece. Y ésa es la jurisdicción que el gobierno de Néstor Kirchner eligió para los bonos que surgieron del canje.

Si finalmente con sólo reabrir el canje se consigue el final de los embargos y las exigencias de depósitos preventivos, hay que saber que durante no menos de un año se habrá creado una incertidumbre enorme y se habrá hecho un daño multimillonario a la economía, además de haber incurrido en gastos judiciales astronómicos y perjudicado la imagen del país simplemente por el capricho y la obcecación del Gobierno.

Tal vez ese sobreactuación es para tratar de sobrevalorar el canje, que ni incluyó una quita del 65%, ni fue en modo alguno desventajoso para los que aceptaron. Más bien, todo lo contrario..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil