Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La Iglesia advierte que el país "corre el riesgo de dividirse en bandos irreconciliables"

Política

En un duro documento, el Episcopado argentino asegura que "se extiende el temor a que se ejerzan presiones que inhiban la libre expresión" y pide por la independencia del Poder Judicial

 
Monseñor Arancedo y la presidenta Cristina Kirchner. Foto: Archivo 
 

La Iglesia llamó hoy a bajar los niveles de confrontación en la sociedad, alertó sobre el riesgo de una división en "bandos irreconciliables" y pidió la independencia del Poder Judicial en un duro documento del Episcopado argentino.

"A casi treinta años de la democracia, los argentinos corremos el peligro de dividirnos nuevamente en bandos irreconciliables. Se extiende el temor a que se acentúen estas divisiones y se ejerzan presiones que inhiban la libre expresión y la participación de todos en la vida cívica", alertó.

La declaración "Creemos en Jesucristo, Señor de la historia" fue aprobado en el plenario episcopal de principios de noviembre.

Es el primer documento sobre cuestiones sociales y políticas desde que monseñor Arancedo, arzobispo de Santa Fe, asumió en noviembre de 2011 la conducción del Episcopado argentino.

Tras señalar que "algunas sombras nos han perseguido a lo largo de nuestra historia, que en distintos momentos han acentuado su intensidad e impedido una vigencia más plena del orden democrático", pusieron el acento en "el excesivo caudillismo, que atenta contra el desarrollo armónico de las instituciones, acentúa su deterioro y menoscaba la autonomía de cada uno de los poderes del Estado, tanto en el orden nacional como provincial".

"Esto es particularmente delicado cuando se trata de la independencia del Poder Judicial", aseveraron.

La Iglesia puntualizó que "otra sombra es la oposición entre las visiones unitaria y federal de la nación, la cual se extendió fuertemente en los albores de nuestra patria, e intermitentemente se manifiesta en distintos momentos de la historia". Los obispos explicaron que "cuando en nuestra oración por la patria (acuñada en plena crisis 2001-2002) decimos que queremos ser nación expresamos un anhelo claramente manifiesto en nuestra Constitución. Queremos ser una nación basada efectivamente en un sistema republicano, representativo y federal".

"Todos los habitantes de nuestra patria necesitan sentirse respaldados por una dirigencia que no piense solo en sus propios intereses, sino que se preocupe prioritariamente por el bien común", subrayaron.

La Iglesia instó a los argentinos a recordar que "la deuda pendiente de nuestra reconciliación" y afirmó que "se hace cada vez más necesario generar contextos de encuentro, de diálogo, de comunión fraterna que nos permitan reconocernos y tratarnos como hermanos, aborreciendo el odio y construyendo la paz.

En otro de los puntos, los obispos insistieron en remarcar que "la droga se extiende por el crecimiento del crimen del narcotráfico y la red de complicidades que lo sustentan" y consideraron que ésta es "una de las causas principales de la proliferación del delito y de la consiguiente inseguridad".

Asimismo, llamó a que se tome conciencia de la necesidad de "mejorar el sistema educativo, de modo tal, que los más pobres sean sus principales beneficiarios" y cuestionó la intromisión de la agrupación kircherista "La Cámpora" en las escuelas al recordar que "la necesaria preparación para la vida cívica de niños y jóvenes debe excluir la politización prematura y partidista de los alumnos".

"honda preocupación"

Los obispos también expresaron "honda preocupación" por el avance legislativo del aborto, el deterioro de la institución del matrimonio y la familia, los jóvenes que no estudian ni trabajan, la difusión de la droga por "el crecimiento del narcotráfico y la red de complicidades", la proliferación del delito y la inseguridad, y la intromisión partidaria en las escuelas.

Días atrás , la agrupación Cristianos por el Tercer Milenio criticó, a través de un comunicado, la Carta al Pueblo de la Conferencia Episcopal Argentina , dada a conocer el 9 de noviembre pasado, en la que los obispos negaron la existencia de "connivencia" entre la Iglesia y la última dictadura militar.



los problemas más acuciantes

En tres carillas, la Iglesia puntualizó los problemas más acuciantes que afronta hoy el país -la confrontación política, la inseguridad, las presiones a la libertad de expresión, el avance de la droga y del narcotráfico, el retroceso de la educación, entre otros- y marcó el camino del diálogo y la amistad social como las herramientas vitales para superar los desencuentros.

Consensuado por los obispos en su última asamblea plenaria, se trata de uno de los pronunciamientos episcopales de mayor alcance y envergadura de los últimos años. Sigue el camino del documento "Hacia un Bicentenario en justicia y solidaridad", que la Iglesia difundió en noviembre de 2008 y en el que ya advertían sobre la necesidad de "no alimentar la confrontación" y "buscar acuerdos duraderos".

A la luz de la nueva declaración, los obispos dan a entender que esos consejos fueron desatendidos. Y, ante la percepción de un estilo de gobierno que se fue acentuando con los años, hacen hincapié ahora en que "la democracia no se construye" agudizando los conflictos, sino concretando los ideales de una verdadera amistad social".

El peligro real de que se vuelva a dividir el país en bandos irreconciliables, en un escenario profundizado por la hipoteca social del deterioro de la educación y el flagelo de la droga, torna imperativo para el Episcopado la necesidad generar contextos de diálogo para alcanzar la paz social.

Con la colaboración de Mariano de Vedia

Agencia DyN .

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsThomas GriesaAxel KicillofConflicto en Medio Oriente