Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Advertencia de los obispos / Las repercusiones

La Presidenta ordenó ignorar las críticas

Política

Ninguno de sus funcionarios respondió al documento de la Iglesia; "a nadie le importa", dijo Boudou

El Gobierno ignoró ayer en público el durísimo documento emitido por la Iglesia que cuestionó de manera directa las políticas de Cristina Kirchner. La Casa Rosada obvió todo tipo de opinión y la Presidenta ordenó a su gabinete guardar silencio, en un intento de no darle entidad al planteo eclesiástico y correrlo de la agenda pública.

La jefa del Estado sorprendió con un acto por cadena nacional, al atardecer, en el que evitó los anuncios y sólo puso en marcha una segunda etapa del plan de construcción de viviendas. A pesar de la transmisión en cadena, n o hubo ninguna referencia, ni explícita ni elíptica, al documento del Episcopado en el que se denuncian "restricciones a la libertad de expresión" y "la independencia de la Justicia", y se cuestiona a La Cámpora y el "caudillismo".

El vicepresidente Amado Boudou, que permaneció hasta tarde en el Museo del Bicentenario una vez que Cristina se había ido, evitó responder. "¿Qué documento? A nadie le importa", sostuvo ante LA NACION. Lo mismo hizo el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, cuando fue consultado después de que entregara a los medios en la Casa Rosada un parte médico con un cuadro de lumbalgia que le diagnosticaron a la jefa del Estado.

Más allá del silencio, hacia adentro el Gobierno tomó el documento como una "acto político", según describió un funcionario, y lo vinculó a la pelea entre la Casa Rosada y el Grupo Clarín por la ley de medios. En Balcarce 50 resaltaban el hecho de que se haya adelantado un mes la difusión de la posición del Episcopado y una semana antes del 7 de diciembre, fecha en la que vence la medida cautelar que protege a Clarín de la aplicación de la norma que regula a los medios audiovisuales.

Fuentes oficiales presumían que Cristina Kirchner ya había tomado conocimiento antes del documento, en función de que lo publicó anteayer, antes de que se difundiera públicamente, Horacio Verbitsky, periodista allegado a la Presidenta, en el diario Página/12.

A tal punto el Gobierno buscó ignorar la posición eclesiástica que Cristina, apenas comenzó la cadena nacional, dijo que había sido "una semana muy fuerte para todos", en referencia a las buenas noticias que había recibido la Casa Rosada tanto por el fallo de la Cámara de Nueva York en la causa por los fondos buitre como por el fallo de la Corte que rechazó extender la medida cautelar a Clarín.

Mientras los militantes cantaban, Cristina lanzó: "Sí, así es, no nos han vencido". La Presidenta resaltó las inversiones de la Anses y se quejó de los "buitres y los caranchos que se lanzan contra el Estado". "Fue una semana muy especial, sufrimos el acoso desde afuera y desde adentro", apuntó la jefa del Estado en un discurso inusualmente corto para una cadena nacional. Duró 20 minutos.

En el acto, Cristina le dio el DNI argentino al ex juez español Baltasar Garzón, que será asesor en la Cámara de Diputados, y se comunicó vía teleconferencia con España con el boxeador Sergio "Maravilla" Martínez, que anunció su próxima pelea en la Argentina para el 27 de abril de 2013. La Presidenta le prometió que le conseguiría el lugar, podría ser el Luna Park o la cancha de River, y le garantizó que la pelea será transmitida por la televisión pública.

Reacciones de la oposición

Opiniones sobre el documento de los obispos

  • "Encontramos preocupaciones comunes con el documento de la Iglesia: el avance de la droga y el narcotráfico, la situación de la juventud y el clima de división de la sociedad"
    Hermes Binner
    Partido socialista-Fap
  • "Al igual que la Iglesia, creemos en la necesidad de abrir caminos de diálogo. El Gobierno tiene ?la obligación de escuchar a todos. Nos preocupa el nivel de confrontación que propone"
    Francisco De Narváez
    Pj disidente
  • "El oficialismo agravó los niveles de agresividad. Pareciera que para ellos la palabra consenso fuera una señal ?de debilidad"
    Juan Pedro Tunessi
    UCR
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso Melina RomeroPresupuesto 2015Conflicto en Medio OrienteHoracio Mazza