Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La compu

Secretos ocultos en las direcciones Web

Tecnología

Muchas direcciones Web, incluidas las de los sitios de nuestro país, terminan con un par de letras que representan su nación de origen. En nuestro caso, ese código es .ar; como en todos los demás, se trata de una combinación de dos letras que identifica al país según la norma ISO 3166 alpha 2. La decisión de echar mano de esta lista se le debe al ilustre Jon Postel, que produjo en marzo de 1994 un documento RFC (siglas de Request For Comments) que lleva el número 1591.

El RFC 1591 es muy concienzudo y cristalino; en cuanto a los alcances de la autoridad de números y nombres de Internet (o IANA, por sus siglas en inglés), Jon Postel puso una frase simplemente genial (que un número importante de individuos que hoy están decidiendo sobre el destino de la Red no alcanzan a comprender). Dice en lo que concierne a los códigos de país: "IANA no está en el negocio de decidir qué es y qué no es un país". Luego explica que se usará la norma ISO 3166 como base para estos códigos de país "en el conocimiento de que la ISO (International Organization for Standardization) tiene un procedimiento para determinar qué entidades deben estar o no en esa lista".

Sin embargo, los lenguajes humanos trascienden toda idea de control o norma. Ese es el motivo por el que la poesía es posible, y por el que algunos de los sitios que frecuentamos esconden en sus direcciones secretos asombrosos. Por ejemplo, es fácil creer que la terminación .tv en una dirección como www.natgeo.tv tiene que ver con la televisión. De hecho, así la ofrece Verisign en su sitio ( www.verisigninc.com/en_US/products-and-services/domain-name-services/registry-services/tv-domain-names/index.xhtml ).

Pero .tv es el código de país de una pequeña nación insular llamada Tuvalu que queda en la Polinesia, en medio del inconmensurable Pacífico, y que en otra época se llamaba Islas Ellice. Internet no tenía mucha relevancia en sus vidas hasta que apareció un enviado de Verisign y les hizo saber que estaban sentados sobre una mina de oro. El código de país .tv es administrado por DotTV, una compañía de Verisign, en la que Tuvalu tiene una participación del 20 por ciento. El país registró su dominio en 1996 y en 2010 tenía unos 3100 usuarios de Internet; parece poco, pero eso es el 30% de su población.

La lista de ejemplos continúa. Nada más piense en la cantidad de radios online que terminan en .fm, como la bien conocido Last.fm. Bueno, nada que ver con la frecuencia modulada. El código .fm corresponde a los Estados Federados de Micronesia, otra nación insular del Pacífico, a casi 3000 kilómetros al norte de Australia. Son 607 islas que cubren una superficie (terrestre) de algo más de 700 kilómetros cuadrados. El país registró su dominio en 1995 y en 2010 tenía unos 20.000 usuarios de la Red (un 20% de su población).

También las radios AM suelen tener nombres en Internet (o usan domain hacks, como se llama a las direcciones como go.to o del.icio.us) que incluyen el código .am, correspondiente a Armenia en la lista de la ISO; .am se registró en 1994.

De todos, sin embargo, el que más rápidamente creció, y esto dice bastante sobre la naturaleza humana, es el sufijo .me (yo, en inglés). Hay más de medio millón de nombres de dominio registrados con esta terminación, y en 2008 fue el sufijo de más rápido crecimiento. Pero nada que ver con el ego. Es, en realidad, el código de país de Montenegro, nación que decidió su independencia en junio de 2006 y, aunque había estado usando de forma no oficial el código .yu (por Yugoslavia), la ISO le asignó .me en septiembre de ese año. Había varias siglas de dos caracteres que fueron finalistas para representar a los montenegrinos (.mo, .mn, .mt y .mr, por ejemplo), pero al final se sacaron el premio mayor y les quedó .me.

La lista de códigos de país que se usan con fines no geográficos, normalmente comerciales, es de verdad muy larga. Pero algunos son particularmente curiosos. Por ejemplo, .ad, que tendemos a asociar con los avisos de publicidad, por la evidente -y justificada, debo decir- influencia del idioma inglés en todo asunto tecnológico, es en realidad el código de país de Andorra, registrado en 1996 y con más de 68.000 usuarios de Internet en 2011. Los que se dedican a la música tienen .cd (código de la República Democrática del Congo; con 860.000 usuarios de Internet, aunque su índice de penetración es bajísimo, un 1,2%) y .dj (por Djibouti, el nombre en francés de Yibuti, un pequeño país en el Cuerno de África, con 52.000 usuarios de la Red, más o menos el 7% de su población)..

TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaMariano BeneditMercosurMundial de ClubesElecciones 2015