Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Primera sesión / Políticos en terapia

Pablo Micheli: "Si no nos dan respuestas, vamos a una guerra nuclear"

Política

La sesión con el secretario general de la CTA opositora tuvo lugar en la nueva sede de Lima al 600, Buenos Aires. Allí se mudaron hace menos de dos años, luego de la traumática separación de Hugo Yasky, hoy más cercano al Gobierno.

-Como en toda sesión, empiezo preguntando cómo estás.

-En términos generales bien. ¿Sabés que atravesé una situación, hace tres años, en la que estuve en terapia intensiva gravísimo?

-¿Qué tuviste?

-Una enfermedad autoinmune, síndrome de Wegener. Wegener, que dio nombre a la enfermedad porque fue de los primeros que la tuvo, era un jerarca nazi. (Se ríe) ¡Mirá vos! ¡Soy tan de izquierda que me agarró un nazi! (Se pone serio) Es una enfermedad que te hace un desastre en los órganos. El 14 de septiembre de 2009 caí en terapia intensiva. Casi tres meses. Llegué a estar en coma. Los médicos no pueden explicar cómo zafé. ¡Fuera de joda! Me llevan y me muestran en congresos. Soy el único caso en el mundo que sobrevivió a dos sangrados de pulmón.

-Uno viene a buscar una historia y encuentra otra.

-(No sin orgullo) ¿Viste? Ahora la enfermedad está detenida. Estoy inmunosuprimido. Los médicos atacaron la enfermedad con una droga especial, que fue la que me alisó el pelo, porque yo tenía rulos (se ríe). Los kirchneristas me cargan porque dicen que me hice la planchita.

-Me quedé pensando en el nazi. Vos dijiste que no había más zurdo que vos. Pero mirá quién te corre por izquierda (foto del metrodelegado Roberto Pianelli).

-(Gesticulando) ¡No, éste es un impresentable! ¡Un gordo burócrata! Este muchacho apareció con buenas intenciones, con el otro, Segovia, pero terminaron transando con el kirchnerismo. Es como si yo hubiera aceptado lo que me proponía el Ministerio de Trabajo, que nos quiso dar la personería gremial a cambio de que desconociéramos la democracia y la libertad sindical.

-¿Cuáles fueron las condiciones de Tomada para la personería?

-(Gritando) "¡Saquen la afiliación directa! ¡Saquen la elección directa para elegir autoridades!"

-¿Cuándo fue esto?

-Hace cuatro años, suponete. Pero también nos lo decía Kirchner, "Saquen esto, saquen aquello" y les doy la personería gremial. Entonces nosotros dijimos: "Pará, pará. ¿Y los desocupados? ¿Y las organizaciones territoriales? ¿Y los del subte que están en la CTA y no tienen ni simple inscripción?". Él nos contestaba: "Tienen que renunciar a eso si quieren la personería".

-¿Cómo te llevabas con él?

-Lo recuerdo bien, aunque él creía en el pensamiento único, en el partido único y en el sindicato único. Pero era un tipo con el que se podía hablar. Hasta era divertido para discutir. Esta mujer es intratable.

-Debés estar muy enojado para referirte a la Presidenta públicamente como "esta mujer".

-Estoy enojado porque está generando algo terrible en el país, una división tremenda.

-Te pueden decir que estás siendo igual de duro con el gobierno de Kirchner que lo que fuiste con Menem.

-Con el gobierno que se dice nacional y popular hay que ser más duro que con el que se sabe que es neoliberal.

-El antimenemismo es un primer punto en común con Moyano. ¿Cómo se formó la "extraña pareja"?

-(Risas) Puede ser extraña, ¡pero no es pareja! Cuando se le murió un hijo el año pasado lo llamé por teléfono. Él me agradeció y me dijo: "Deberíamos juntarnos porque este gobierno está por un rumbo que no es de los trabajadores".

-La conversación que allí se inició, termina acá, en esta imagen (foto conjunta en la CGT luego del paro del 20-N).

-No creo que termine acá.

-Te dejaron entrar en la CGT.

-Jamás me prohibieron entrar.

-Más allá de bloquear Clarín con los camiones, en su momento Moyano también bloqueaba la personería de CTA.

-Él dice que no. Yo creo que a él no le agradaba el tema de que hubiera otra central sindical. Pero hay gente que evoluciona. Ahora dice que está de acuerdo. Pero la comprobación más clara de que el Gobierno quiere un sindicato único está en cuál es el sindicalista preferido de la Presidenta. Tenés la foto ahí abajo (señala el pilón).

-¿Caló?

-¡No! Seguí buscando.

-(.)

-¡Ahí está, es ése!

-¿Yasky? ¿Sabés que Yasky dijo: "Magnetto es el sponsor oficial de este paro"?

-(Carcajada larga) Me causa gracia. ¿Magnetto? Debo ser un negrito yo. Magnetto me debe ver así, como un negrito inculto. Ni lo conozco, sé que es el CEO de Clarín y lo he visto en alguna foto. No sé si su voz es ésa o la impostan.

-¿Por qué sería el preferido Yasky?

-Porque es el más alcahuete. Hace todo lo que ella dice. Caló por ahí se zarpa y no le va a alguna reunión.

-Hasta el divorcio, ¿cómo te llevabas con Yasky?

-(Piensa) Cuando yo estaba internado grave, yo era su adjunto, y el tipo salió a empapelar toda la ciudad con "Yasky conducción". Terrible. Igual, a ver: Yasky no es un delincuente, no es un sindicalista que se haya llenado los bolsillos.

-El día del paro, sentados en la CGT al lado tuyo, estaban Moyano, Venegas. Alguno podría decir: "Para correr al Gobierno por izquierda, Micheli se juntó con el sindicalismo de la derecha".

-(Señala la foto en la CGT) ¿Y ese rubio que está ahí parado?

-¿"El Pollo" Sobrero?

-¡Nombralo también! O Piumato. ¿Vos decís que es de derecha?

-En esta foto hay mucha gente con chalets de más de 500.000 dólares.

-(Se ríe) ¡No sé si son de derecha, tienen plata!

-¿Y qué pensás?

-No lo veo bien porque eso implica no vivir como uno habla.

-¿Y vos tenés plata?

-(Se ríe) ¿Qué voy a tener plata yo? ¡No tengo un mango! Ahora, ¿por qué me ves al lado de sindicalistas que tienen plata? Rescato que estén dispuestos a pelear contra las políticas de ajuste. Me corren por izquierda. ¿Cómo hace la Presidenta para darle la mano a Insfrán, en Formosa? Ella, el otro día en su discurso, tratando de infundir miedo, dijo que no se imaginaba a Kosteki y Santillán yendo a Miami con la familia. ¡Lo dijo por mí! (Indignadísimo) ¡Está loca! ¿Qué le pasa? Primero que es mentira. ¡No fui a Miami, fui a Nueva York a la ONU!

-Ahora la relación con el Gobierno está cortada. ¿Cuál sería el gesto con el que Cristina podría bajar un poco la tensión?

-Una convocatoria a una reunión. Incluso aunque pongan la condición de que yo no vaya. Yo tuve una sola reunión y me peleé mal.

-¿Qué le pedirías a Cristina?

-Le diría, por ejemplo: "Señora, deberían gastar menos en subsidios. Empecemos por sacarles el impuesto a las ganancias a los que están por convenio colectivo de trabajo. ¿De dónde saca la plata para reemplazar eso? Cobre impuesto a la renta financiera".

-¿Y si no los llaman?

-Me preocupa muchísimo eso, porque si no hay respuestas, vamos a una guerra nuclear por tres años.

-¿Qué sería la guerra nuclear?

-Paros, movilizaciones. Se va a empezar a poner violento este tema. Ayer mandó a la Uocra, a la patota de Gerardo Martínez, y le rompieron la cabeza a un montón de gente que estaba protestando contra la megaminería en Chubut.

-¿Cuáles son las próximas medidas?

-Si por mí fuera el 19, 20 de diciembre estaríamos movilizando a Plaza de Mayo masivamente. Moyano quedó en llamarme... Ellos tienen un estilo muy particular. Es un "te llamo" y si lo tuviera que esperar me acalambro.

-A Moyano se lo acusa de que cuando estuvo con el Gobierno la jugó toda para él. ¿No temés que, si vuelve a estar arriba, te palmee el hombro y te diga: "Gracias por todo, Pablito"?

-Por ahí le digo yo gracias a él. A mí me parece que nos dio mucha visibilidad y mucha legalidad la medida de acción. Creo que es mutua la ayuda.

-La semana pasada Binner tuvo palabras elogiosas hacia vos y la marcha. ¿Ustedes podrían ser la pata sindical del FAP?

-¿Estás loco vos? Nosotros no somos pata sindical de nadie.

-¿Y si el día de mañana Moyano te dice de acompañarlo a Scioli?

-¡Que vaya! Yo no voy. ¿Cambiar por lo mismo?

-Dejamos acá.

historia clínica

Paciente: Micheli, Pablo
Edad: 53
Ocupación
Secretario general de la CTA opositora al kirchnerismo
Observaciones
Paciente locuaz, frontal. Refiere orgullo y vértigo por el crecimiento de su figura y de su organización sindical en los últimos tiempos.

TEMAS DE HOYArgentina en defaultDólar hoyInseguridadMelina López