Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Contemporánea

Genialidad austríaca

Espectáculos

Por   | LA NACION

Klangforum Wien . Programa: Still, de Beat Furrer; Monodie, de Georg Friedrich Haas; Monadologie XII, de Bernhard Lang. Dirección musical: Baldur Brönnimann. Ciclo de conciertos de música contemporánea-colón contemporáneo. En el Teatro Colón.
Nuestra opinión: Excelente

La segunda presentación de Klangforum Wien en el Teatro Colón estuvo dedicada íntegramente, a diferencia de la primera, a compositores vivos, lo que le dio al programa una contemporaneidad estricta y literal. No es casual que la primera pieza de este concierto, uno de los acontecimientos del año, fuera justamente de Beat Furrer, el compositor suizo que fundó en 1985 la orquesta de cámara austríaca, dirigida esta vez por Baldur Brönnimann

Still , el nombre de la obra de Furrer, se refiere acaso menos al sentido de "quietud" o de "calma" que de persistencia; de hecho, bien podría haberse llamado en español "todavía". En verdad, todo se mueve en la pieza, cuyo nerviosismo se despliega ya a partir del inicio en pizzicato . Incluso la sección media en pianissimo se escucha como efecto de una tensión momentáneamente contenida. La escritura de Furrer exhibe aquí una minuciosidad casi puntillista que no renuncia sin embargo a la rugosidad que se realiza desde el principio con las cuerdas tocadas sul ponticello . El ensamble mantuvo maravillosamente esa alternancia (otra variedad de la tensión) entre lo aéreo y lo concreto.

La pieza del austríaco Georg Friedrich Haas, Monodie (1999), no podría ser más distinta de la de Furrer. Habitada por cierta sublimidad, la música de Haas suele reconocerse de inmediato: tiempos lentos que deparan una especie de solemnidad. Ese exterior de apariencia estática envuelve un interior intensamente activo, trabajado un poco con esa micropolifonía que caracterizaba algunas piezas tempranas de György Ligeti, pero para cuya realización Haas paga tributo también al espectralismo, con un exploración radical del timbre, lo que supone para él una dimensión casi visual. "El concepto de espectro sonoro transfiere a la acústica una categoría de la óptica", observó en una ocasión. De ese modo, como figuraciones expresivas, deberían quizás escucharse la lírica línea de la trompeta solista y el apasionado vibrato de chelos y violines.

Otra idea de Haas, la de que las tradiciones culturales determinan los hábitos de audición, definiría con bastante pertinencia Monadologie XII (2011), la extensa pieza de Bernhard Lang que cerró el programa. Ningún timbre es inocente; arrastra consigo una tradición. Ya desde los solos de saxo tenor y trompeta con sordina, la obra entra en conversación con el jazz, una conversación que sólo interrumpe la extraterritorialidad del acordeón. A propósito de Monadologie I , Lang había anotado que la serie trabajaba con pequeñas células (melódicas o rítmicas) que actuaban como generadores de todos los materiales. El compositor desarrolló toda una poética, que incidentalmente abreva en los conceptos de diferencia y repetición de Gilles Deleuze, alrededor del loop; en este caso, otra manera de llamar al loop es el riff, tan central en el jazz. Las tres secciones de su obra suenan como una colosal improvisación pero que, escrita de punta a punta, se negara a sí misma. Nada más difícil que tocar y dirigir semejante obra. La tarea de Anders Nyqvist en trompeta y Gerald Preinfalk en saxo fue inspiradísima. El director Brönnimann, por su parte, mostró una concentración y exactitud pocas veces vista..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAumento de la naftaDeclaraciones juradasCristina KirchnerPartido por la pazElecciones 2015