Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por ahora, sólo hipótesis

Aún no están claras las causas del despiste; continúa la conmoción en Uruguay.

Lunes 13 de septiembre de 1999

Cuando todavía el dolor no se aplacó, las especulaciones con respecto a las causas del accidente que anteayer terminó con la vida del uruguayo Gonzalo Rodríguez, que manejaba un Penske Lola-Mercedes, van en aumento con la aparición de versiones contrapuestas.

Rodríguez, de 27 años, perdió el control de su auto durante la sesión clasificatoria para la prueba Shell 300 del CART, en el circuito de Laguna Seca, en Monterrey, y chocó contra una barrera de neumáticos -iba a 250 km/h- y un muro de contención; el vehículo voló más de 10 metros y finalmente, quedó dado vuelta. Las graves lesiones que sufrió en la cabeza y el cuello resultaron letales para la máxima promesa del automovilismo uruguayo.

Sobran, a 48 horas del suceso, hipótesis sobre las causas del despiste. Desde al atascamiento del acelerador hasta un desperfecto en la válvula del paso del combustible. Respecto de esta última, ayer, un vocero de Mercedes -proveedora de los motores de la escudería- la negó, una vez conocidos los datos de la telemetría del auto.

La tercera posibilidad que se maneja es la del atascamiento del freno. El auto quedó confiscado para ser inspeccionado.

El último accidente fatal en el CART había sido el de Jeff Krosnoff, en 1996, en el GP de Toronto.

El dolor en Uruguay

Uruguay, como se dijo ayer, está conmovido por el deceso de Gonchi Rodríguez. En las últimas temporadas, provocaron mucho entusiasmo las carreras que él disputaba en la Fórmula 3000, con transmisión en directo por TV.

Para hoy, cerca de las 12, se espera la llegada al aeropuerto de Carrasco de los restos del joven piloto, en el avión particular de la escudería, que el propio Roger Penske, dueño del team, puso a disposición de la familia.

Además, habrá una misa y un cortejo que recorrerá el centro de Montevideo, hasta llegar al cementerio de Buceo, donde, a las 16.30, será sepultado.

En Uruguay y en los Estados Unidos, se rindió homenaje a la memoria de Rodríguez. Quizás el momento más emotivo se vivió en Monterey, donde antes de disputarse la prueba de CART, que finalmente ganó el norteamericano Bryan Herta, se hizo un minuto de silencio.

Además, en todos los partidos de primera división de Uruguay, también hubo un minuto de silencio, que en todos los casos concluía con el unánime grito de "Gonchi, Gonchi". La jornada del Campeonato Nacional de karting se suspendió.

Te puede interesar