Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Claves americanas

Las ventajas que favorecen a México

Opinión
 
 

El nuevo presidente mexicano Enrique Peña Nieto tendrá una gran ventaja sobre sus dos predecesores más recientes: lo acompaña la suerte.

Más conocido por su apariencia de galán de cine que por ser un pensador profundo, Peña Nieto, miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó con mano dura durante casi todo el siglo XX, empieza su presidencia con un entorno económico y político muy auspicioso.

Así como los países sudamericanos se beneficiaron de los altos precios internacionales de las materias primas en los últimos años, México se beneficiará de un gran aumento de sus exportaciones y de mayores inversiones en los próximos años. Consideremos algunos de los factores favorables:

Después de su peor crisis económica de la historia reciente, la economía de Estados Unidos crecerá lenta, pero sostenidamente en los dos años próximos, y -si el Congreso estadounidense se pone de acuerdo para reducir el déficit- podría crecer a más del 3% para 2014, según la mayoría de las predicciones económicas. Eso representará una gran oportunidad para México, que envía a Estados Unidos el 82% de sus exportaciones.

Un creciente número de empresas, entre ellas automotrices y tecnológicas, están mudando sus fábricas de China a México debido a los cada vez más altos costos laborales en el país asiático. Según un estudio de Boston Consulting Group, los salarios chinos en el sector tecnológico subirán desde 72 centavos la hora en el año 2000 a más de 6 por hora en 2015. La brecha existente entre los salarios chinos y los mexicanos ya ha disminuido sustancialmente, dice el estudio.

Yo pude constatar el aumento de precios en China cuando viajé allí el mes pasado y pagué 10 dólares por una taza de café en el aeropuerto de Xian, y más de 4 en diversos Starbucks de todo el país, mucho más de lo que había pagado en mi viaje anterior.

México se beneficiará del Acuerdo de Asociación del Trans-Pacífico (TPP), propuesto por el presidente Barack Obama, que abarca a los países de la cuenca del Pacífico de Asia y América y que podría convertirse en el tratado de libre comercio más grande y ambicioso del mundo. El TPP, que podría firmarse en 2013, permitiría a México actualizar su acuerdo de libre comercio de 1994 con EE.UU. y Canadá, y conseguir acceso preferencial a los mercados del sudeste asiático.

Por primera vez en más de dos décadas, Estados Unidos podría aprobar una reforma inmigratoria que beneficiará a millones de mexicanos residentes a ambos lados de la frontera. Tras la aplastante derrota del Partido Republicano en las elecciones del 6 de noviembre, en gran parte por haber ahuyentado a los votantes latinos con su retórica contra la inmigración, los legisladores republicanos están suavizando sus posturas contra una reforma migratoria para legalizar a cerca de 11 millones de indocumentados. Si el Congreso aprueba una reforma migratoria, millones de indocumentados -la mayoría de ellos mexicanos- obtendrán empleos legales y ganarán más dinero, lo que les permitirá enviar mayores sumas a México en concepto de remesas familiares. Los mexicanos residentes en Estados Unidos ya envían 20.000 millones anuales de dólares en remesas.

En el ámbito nacional, Peña Nieto se beneficiará de la reforma laboral aprobada por el Congreso mexicano durante los últimos días del gobierno de Felipe Calderón, que permitirá a las empresas contratar y despedir trabajadores con mayor facilidad. Eso podría atraer mayores inversiones nacionales y extranjeras, y aumentar el número de empleos en el sector formal de la economía.

Peña Nieto se beneficiará con un cambio en el debate internacional sobre las políticas antidrogas. La reciente aprobación de enmiendas a favor del uso recreativo de la marihuana en los estados de Colorado y Washington fortalece las demandas planteadas por México y otros países latinoamericanos que exigen cambios en la guerra contra el narcotráfico. En una entrevista poco después de su elección, Peña Nieto me dijo que su prioridad en la guerra contra el narcotráfico será "reducir la violencia", especialmente los asesinatos, secuestros y extorsiones.

"Tenemos muchos motivos para ser optimistas", dice Gabriel Casillas, jefe de economistas del banco mexicano Banorte. "Si se llevan a cabo las reformas programadas, México podrá crecer sostenidamente un 5 o 5,5 por ciento por año."

Mi opinión: es cierto que Peña Nieto también tendrá que enfrentar obstáculos para convertir a México en la nueva estrella económica de Latinoamérica, entre ellos las estrechas relaciones de su propio partido con líderes sindicales corruptos y con algunos monopolios excesivamente poderosos.

© LA NACION.

TEMAS DE HOYElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidiosInseguridadNarcotráfico