Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Choque

Polémica en el kirchnerismo por un plan para limitar a intendentes

Política

Colaboradores de Mariotto trabajaron en un anteproyecto que elimina la reelección indefinida, pero el vice los desautorizó

Por   | LA NACION

Fue pensado como un plan para la consagración del kirchnerismo. O para una retirada estruendosa. Destinado a renovar la política bonaerense desde sus raíces: los bastiones del conurbano peronista. O a vengar una traición de los intendentes, si se oponían a la voluntad de la Casa Rosada de conseguir la re-reelección de la Presidenta. Lo que ocurriera primero.

Un equipo de colaboradores del vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, preparó un proyecto que podría poner patas para arriba al conglomerado de poder que desde hace décadas conforman los intendentes justicialistas del conurbano. ¿Cómo? Quitándoles la posibilidad de reelegirse indefinidamente.

En esa dirección apunta el anteproyecto de ley al que tuvo acceso LA NACION, que propone modificar el artículo tercero de la ley orgánica de las municipalidades, que regula el funcionamiento de las intendencias de Buenos Aires. Ese artículo, vigente desde 1958 a través del decreto ley 6769, establece que el intendente y los concejales "durarán cuatro años en sus funciones y podrán ser reelectos".

El anteproyecto, que descansa en un cajón del Senado bonaerense, elimina esa última parte, para aclarar que "el intendente podrá ser reelecto por un nuevo período consecutivo, debiendo dejar transcurrir un mandato para postularse nuevamente". En otras palabras, permite una sola reelección.

El impacto político de la medida sería formidable: cerca de un centenar de los 135 intendentes bonaerenses no podrían renovar su cargo en 2015, ya que en la actualidad ejercen -como mínimo- su segundo mandato. También sería suicida: se cumpliría con el eslogan kirchnerista de la "renovación de la política" (abriendo el paso para las ambiciones de los jóvenes K), pero derrumbaría la alianza de la Casa Rosada con los jefes comunales, de cuyas lealtades dependerá el resultado de las elecciones de 2013 en el distrito más populoso del país.

El proyecto, en realidad, fue ideado para enfrentar el día después de una traición de los intendentes: ése fue el escenario que el director de Comisiones del Senado bonaerense, Javier Rodríguez, trazó a su equipo de colaboradores cuando les propuso preparar un proyecto para limitar las reelecciones, según indicaron fuentes de esa repartición a LA NACION. "Era una bomba, una venganza por si los intendentes traicionaban a Cristina", precisó un miembro del equipo.

Rodríguez reconoció haber elaborado el proyecto con su equipo, pero sostuvo que el escenario de la traición era "sólo uno más entre tres o cuatro escenarios". Y subrayó que encargó por su cuenta ese trabajo a sus colaboradores. "Ni Mariotto ni ningún senador pidió ni recibió nunca el trabajo", afirmó.

"Es mi forma de trabajar, soy obsesivo. Me planteo hipótesis de los temas que pueden entrar en agenda y adelanto las investigaciones. Porque cuando un político te pide un proyecto, te lo pide para ayer. Ese proyecto comenzó a trabajarse a principios de año, cuando el tema de la reelección estaba dando vueltas. Pero es uno más en dos biblioratos llenos de proyectos que armé este año", agregó.

Mariotto estalló al enterarse del proyecto, que dijo desconocer. "Es absurdo. Totalmente descabellado. Rodríguez no tiene autoridad para encarar un proyecto de ese estilo. Es un empleado de quinta línea que le encargó un trabajo a otro empleado", afirmó un vocero.

Rodríguez conoció a Mariotto en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, donde es profesor, y, según los registros de la Anses, lo acompañó como funcionario de la Afsca hasta este año, cuando fue designado director en el Senado bonaerense.

"La lógica política básica indica que no vamos a hacer eso en un año electoral. Si hubiera estado en agenda lo habríamos hecho este año. Pero todo lo contrario, estamos defendiendo a los intendentes", agregaron cerca de Mariotto, en alusión al proyecto aprobado esta semana por la Cámara alta para limitar las destituciones de los intendentes. El otro proyecto, si todavía no fue destruido, duerme en un cajón del Senado bonaerense..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsElecciones 2015La tragedia del avión de Air ArgélieDeclaraciones juradas