Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Sabbatella sugirió dividir las empresas para cumplir con la ley

Política

El presidente de Afsca anunció que el lunes notificará a los grupos que incumplan

Por   | LA NACION

Será como una telenovela de tres capítulos, sin fuegos artificiales. El viernes, hasta las 12 de la noche, el presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella, estará en su oficina para recibir las propuestas de adecuación de todos los licenciatarios, personas o empresas, que hayan quedado al margen de la ley de medios. "El sábado es feriado y el domingo, ya saben, tenemos una fiesta de la democracia en la Plaza de Mayo", explicó el funcionario, antes de anunciar que recién el lunes 10-D "un señor de la Afsca" con un escribano irá hasta la sede de los grupos que no se adecuen para notificarlos de que sus licencias excedentes se transferirán "de oficio", como llama el Gobierno a la venta unilateral de los medios. Sabbatella recordó los pasos de ese proceso: tasación, selección de las licencias de "menor valor económico y simbólico", licitación y transferencia. Si no hay interesados, las licencias se volverán a licitar y, en última instancia, "se adjudicarán directamente".

Así lo explicó ayer el jefe de la Afsca en la segunda conferencia de prensa que dio desde que asumió el cargo. La presentación, realizada en el Hotel Savoy, del barrio de Congreso, cerca de su despacho de diputado en uso de licencia, tuvo un final inesperado cuando un líder gremial y cuatro locutoras de AM 1630 de La Plata le reclamaron vehementemente por sus fuentes de trabajo. "Dicen que por la aplicación de la ley de medios tienen que despedir a todo el plantel de locutores", gritó el dirigente, que fue calmado por el propio Sabbatella.

El funcionario, que se jactó de su lucha "contra la corrupción menemista en Morón", descartó cualquier tipo de intervención más allá de la notificación: "Nosotros queremos hacer un proceso en el marco de las instituciones de la democracia, absolutamente en paz, para que todos podamos disfrutar de una ley que viene a democratizar la palabra", afirmó.

Antes, Sabbatella había sorprendido al afirmar que si los socios controlantes de Grupo Clarín, "Héctor Magneto, Lucio Pagliaro, José Aranda y Ernestina Herrera de Noble, deciden dividirse las licencias en empresas separadas, pueden hacerlo". Fue cuando debió justificar la propuesta hecha por el grupo Uno Medios, del ex ministro menemista José Luis Manzano y Daniel Vila, que consiste en "disolver el grupo" y repartirse las licencias entre ellos, con actuales socios minoritarios, los hijos y el hermano de Vila, Barbarita y Agustín, y Alfredo, respectivamente.

Lo mismo harán las familias Ick, de Santiago del Estero, y Jenefes, de Jujuy. El grupo Ick, que también tiene negocios en energía y construcción, entidades financieras, hotelería y servicios públicos, es dueño de LW81 TV Cana 7, que tiene 31 repetidoras y llega a 1,2 millones de personas; de las FM LRK 344 Radio Meridiano y LRK 342 Radio Panorama, con diez repetidoras, y de TeleImagen Codificada, televisión paga con uso de espectro. Los Ick (Néstor y su hijo Gustavo) se repartirán los medios y reducirán la participación que tienen en una empresa de servicios públicos, para no superar la tolerancia de 10% establecida por la ley.

El grupo Jenefes, liderado por Guillermo, actual vicegobernador de Jujuy y ex senador nacional que votó favorablemente la norma que ahora regula sus empresas, prevé vender sólo "una licencia de UHF", sin que se dieran más detalles de qué tipo de medio se trata. Poco después de aprobada la ley, Jenefes transfirió los medios a su esposa Eulalia Quevedo Carrillo y a sus hijos Pablo y Juan.

El presidente del Afsca confirmó que, tal como anticipó LA NACION, el organismo publicará en los próximos días los reglamentos de adecuación que regirán las transferencias y que para eso deberán derogar la resolución 297/2010 que hasta ahora les da 30 días, a partir del 7-D, a los medios para presentarse voluntariamente.

Sabbatella afirmó que son 21 los grupos que deberán adecuarse a la ley, un número difícil de comprobar porque el organismo nunca difundió los resultados del censo de medios terminado en 2010. El funcionario, que volvió a defender la posición de Telefónica en Telefé, se mostró dubitativo y al comenzar la conferencia aclaró que hay dos grupos Schroeder, pero que por un error sólo aparecía uno, sin dar más detalles. También hizo referencia a licenciatarios menores, cuya adecuación consiste en vender una FM, como Radiodifusora Cero.

El grupo Clarín, por su parte, acusó al funcionario de desafiar "las garantías constitucionales" y justificar "un avance de hecho sobre las licencias" porque "dijo que si el fallo de fondo determinara la inconstitucionalidad de los dos artículos impugnados, sólo habría derecho a una indemnización y no a la intangibilidad de las licencias, lo que implica una violación de todos los precedentes jurídicos, incluso de la Corte Interamericana de Derechos Humanos".

Zaffaroni ratificó el 7-D como fecha límite

El ministro de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni sostuvo ayer que el máximo tribunal pidió al juez Civil y Comercial Federal Horacio Alfonso que resolviera "de inmediato" la constitucionalidad o no de la cláusula de desinversión de la ley de medios, para "que se termine con la maraña" y para que "no perturbe" la causa. En tanto, explicó que, "mientras no haya ninguna otra decisión jurisdiccional que prolongue la medida cautelar" que mantiene frenados los artículos 45 y 161 de la ley de servicios de comunicación audiovisual, "ésta termina el 7 de diciembre". En este sentido, Zaffaroni expresó que "lo que está claro es que el día 7 se termina una medida cautelar. A partir de ahí, ya veremos lo que sucede. Mientras no haya ninguna otra decisión jurisdiccional que prolongue la medida cautelar, ésta termina el 7 de diciembre"..

TEMAS DE HOYActividad económicaArgentina en defaultNarcotráficoInseguridadTorneo Primera División