Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Casamientos siglo XXI: las listas de regalos, en el banco

Los novios priorizan el efectivo antes que los regalos tradicionales; en general utilizan el dinero para pagar su luna de miel y piden que sus invitados les hagan una transferencia a una cuenta bancaria

Miércoles 05 de diciembre de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

" En la vida hay tres cosas importantes: amor, salud y dinero... Nosotros nos amamos y somos muy sanitos, así que nos podés ayudar con la tercera y ser nuestro sponsor oficial en nuestra luna de miel". Así, con estas palabras, Analía y Leandro Ferro, que se casarán en dos semanas, pidieron a sus invitados que en lugar de regalos les depositaran en una cuenta el dinero necesario para concretar el soñado viaje de recién casados a Nueva York.

Ellos conviven desde hace más de dos años y casi todo lo que tienen es prácticamente nuevo. "Además, parece que está de moda pedir dinero, aunque reconozco que yo fui muy crítico de esta tendencia", se sincera Leandro, que sin embargo siente que pedir efectivo como regalo ya está más instalado y es más cómodo para los invitados.

"El depósito en una cuenta es una forma de facilitarle la tarea a la gente, pero a mí mucho no me gusta, preferiría un sobre cerrado con el nombre de la persona... Es complicado, porque el que te regala mucho seguro quiere que te enteres de que fue él o ella, y el que te regala poco, si no te enterás mejor", dice quien cambiará su estado civil en sólo 15 días.

Nada de copas, vajilla o jarrones. Las listas de casamiento ahora se abren en los bancos o en sitios web que ofrecen, además de un sinfín de tiendas donde elegir objetos, la posibilidad de canjear todo por efectivo.

Una muestra del cambio de hábitos es el reciente cierre de la célebre casa Wright, el famoso bazar inglés sobre la Avenida de Mayo (tiene otra sucursal en Callao y Guido, que pasará de manos), que la semana pasada remató sus piezas de cristalería y plata, verdaderas joyas para coleccionistas y gente que aprecia los objetos de categoría. Algo que ya no ocurre con los recién casados.

Una de las pioneras en el país en ofrecer listas de casamientos on line es Wedcompany ( www.wedcompany.com ), una plataforma con decenas de webshops donde los novios eligen qué quieren que sus invitados les regalen. Allí hay desde casas de decoración hasta supermercados y agencias de turismo para los que opten como regalo una luna de miel. También, para los que quieren el dinero en efectivo, la página les ofrece el soporte necesario para que sus invitados les depositen allí el dinero.

"Siempre que abrís una cuenta para que hagan ahí los depósitos los novios no saben quién se lo regaló ni de cuánto fue el monto. Nosotros les ofrecemos el soporte necesario para que esto no ocurra", cuenta Sofía Rivas, gerente de marketing de Wedcompany, que dice que el 60% de las parejas utiliza los locales para compras y el 40% opta por la luna de miel o el efectivo.

Según Tatiana Goldstein, creadora del portal CasarCasar ( www.casarcasar.com.ar ), un portal que brinda a los novios la posibilidad de crear de manera gratuita su propia página web personalizada y ofrece herramientas para organizar el casamiento, el 95% de los novios registrados en la página piden que los invitados les regalen el dinero, principalmente a través de un depósito en una cuenta bancaria. Aunque el sitio no está especializado en listas de casamiento, sí permite que los novios administren allí sus regalos, que tienen, en general un mismo destino: "En la mayoría de los casos -dice Goldstein-, ese dinero va a ser utilizado en su luna de miel".

Muchos son críticos de esta tendencia, pero lo cierto es que se ha popularizado hasta el punto de incluir, dentro de las invitaciones, una pequeña tarjeta donde se apela al humor para pedir que el regalo sea en dinero. Paula Kitzis, propietaria de la tarjetería Conceptos, confirma que la mayoría de las parejas quiere el efectivo, por lo que decidieron incluir dentro de su gran variedad de opciones diferentes leyendas para que el invitado no sienta un impacto negativo.

"Todo lo que nos quieras regalar entra en este sobre"; "Gracias por auspiciar nuestro proyecto de vida" (seguido por el número de cuenta), o "¿Nos ayudás a ponerle nafta al avión?", son algunas de las más populares, aunque el ingenio suele ser enorme en este tipo de tarjetas.

Leandro cree que la forma de comunicarlo es clave, por eso decidieron con su futura mujer apelar al humor y aclarar para qué será destinada la plata. "También es importante incluir frases como «si pueden y quieren», ya que regalar dinero no tiene que ser nunca una obligación."

Atentos a esta tendencia, Garbarino, un especialista en listas de casamiento con más de 7000 activas (entre bodas, 15 años, viajes y primer hogar), permite que las parejas canjeen hasta el 30% del monto total regalado por dinero en efectivo. Y para los que opten por electrodomésticos los invitados pueden comprar sus regalos por teléfono o Internet.

"Para las parejas que ya conviven, es una buena opción para renovar sus electrodomésticos. Eligen aquellos que les aportan mayor bienestar, como los led", contó Carmelo Ferrante, director de marketing de Garbarino, que también brinda la opción de la luna de miel a través de Garbarino Viajes.

Cuánto se debe regalar hoy

Una costumbre que se mantiene vigente

$400 EL CUBIERTO El mejor parámetro A pesar de los cambios en las listas de casamiento, a la hora de regalar hay algo que se mantiene inalterable y se respeta a rajatabla: el obsequio debe, al menos, cubrir el costo del cubierto. Según varios organizadores de bodas, hoy el cubierto oscila entre los 200 y 600 pesos, por lo que el costo promedio de un regalo es de 400 pesos por persona u 800 por pareja


Del editor: qué significa. Si según la reforma del Código Civil guardar fidelidad ya no será un deber de los cónyuges, por qué deberían mantenerse tradiciones más pueriles.
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas