0

Nunca es tarde para actuar

Diego Batlle
0
6 de diciembre de 2012  

Elsa y su ballet ( Argentina, 2011)

Edición, fotografía y dirección: Darío Doria / Guión: Luis Camardella / Sonido: Hernán Gerard / Distribuidora: Sudoeste Cine / Duración: 86 minutos / Calificación: apta para todo público

En el espacio INCAA km 0 - Cine Gaumont.

Nuestra opinión: buena

La Elsa del título es Elsa Agras una multifacética, hiperactiva y exigente artista de casi 90 años y "su" ballet es el 40/90, una compañía integrada por veteranas y entusiastas artistas no profesionales que cumplen con el sueño en muchos casos postergado durante décadas de participar en un musical.

El documental de Darío Doria registra el largo y arduo proceso desde que Elsa elige a las 60 mujeres (amas de casa o profesionales; solteras, casadas, viudas o divorciadas) de entre 40 y 90 años para iniciar los ensayos hasta que, ocho meses más tarde, debutan sobre el escenario del teatro Empire.

Agras una mujer obsesiva, incansable y de fuerte carácter se ocupa de todo: desde las coreografías hasta los más mínimos detalles de la escenografía y los vestuarios. Eje y motor del relato, veremos a esta émula de Pina Bausch salvando las enormes distancias corrigiendo de forma implacable los errores de las bailarinas, pero también en su casa diseñando la obra en su laptop.

Puede que la estructura elegida por Doria no sea demasiado innovadora (hay decenas de documentales sobre la génesis y armado de un espectáculo) y la reivindicación de artistas maduras con sus cuerpos imperfectos que contrastan con la imagen de mujer perfecta que proponen las revistas y la TV- se vio también hace poco en Tournée , del francés Mathieu Amalric, pero lo que aquí importa tanto o más que el "qué" es el "cómo". Y el director se acerca a sus personajes con respeto, pudor y un gran poder de observación nunca intrusivo.

Así como en su anterior documental, Grissinopoli , registró con gran profundidad las asambleas de trabajadores durante un proceso de autogestión, en Elsa y su ballet consigue transmitir la carga tragicómica de tensiones, esfuerzos, bromas de los ensayos, así como las contradicciones y la mística de los artistas, sin por eso apelar a la mirada demagógica para condicionar (aumentar) la empatía hacia las "chicas". Una película pequeña con un corazón enorme. Sin grandes sorpresas, es cierto, pero con un resultado artístico siempre simpático y por momentos irresistible.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.