Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Confirman que un pesticida fue la causa del fenómeno

En la zona trabajan bomberos de Prefectura, el SAME y personal de auxilio; varias calles del centro permanecen cortadas; alarma entre los vecinos

El incendio de un contenedor en el puerto de Buenos Aires es uno de los posibles origenes del mal olor.. Foto: LA NACION / Fernanda Corbani
Una mujer es evacuada de un edificio de la zona. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Un policía brinda contención a varios niños afectados. Foto: LA NACION / Silvana Colombo
Vendedores en Retiratienden con sus barbijos puestos. Foto: LA NACION / Silvana Colombo
Los barcos cubiertos por la nube en el Puerto 4. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Una ambulancia del Same en la estación de Retiro. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Retiro fue uno de los barrio más afectados. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Un conductor se protege del mal olor. Foto: LA NACION / Aníbal Greco
Varias personas descompuestas por la nube tóxica. Foto: LA NACION / Silvana Colombo
Servicios de trenes y subtes fueros suspendidos. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Entre la lluvia y el mal olor. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Un hombre asiste a una jóven descompuesta en la estación de Retiro. Foto: LA NACION / Silvana Colombo
Gran cantidad de bomberos trabaja en el área afectada. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Un hombre sostiene a su bebe luego de colocarle un barbijo para protegerlo de la nube tóxica. Foto: LA NACION / Silvana Colombo
Los servicios de trenes y subtes fueron suspendidos, varias personas esperan en la estación de retiro. Foto: LA NACION / Silvana Colombo
Una mujer se decompuso por el intenso olor. Foto: LA NACION / Silvana Colombo
Berni fue al puerto a ver cual era la situación. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Los porteños salieron a las calles con barbijos. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
Personal capacitado trabaja en el área afectada. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
La policía custodia la entrada al puerto. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
Bomberos analizanndo la situación en el puerto. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Varios porteños ya se están protegiendo con barbijos. Foto: LA NACION / Aníbal Greco
Vista de la nube en el puerto de Buenos Aires. Foto: LA NACION / Fernanda Corbani
Jueves 06 de diciembre de 2012 • 12:34
0

El fuerte olor que, inexplicablemente sorprendió esta mañana a los porteños, sobre todo, a quienes trabajan y se movilizan por el centro de la ciudad, se originó como consecuencia de inconvenientes en un container que contenía un plaguicida de baja peligrosidad, ubicado en el Muelle 4 del Puerto de Buenos Aires.

Encabezan el operativo bomberos de la Prefectura, el SAME y personal de auxilio. Las tareas incluyen, además, cortes parciales de tránsito y evacuaciones en algunos edificios del centro por prevención.

Por su parte, directivos de la terminal donde se originaron los incidentes, negaron en diálogo con LA NACION que el humo proviniera de "un incendio de mercurio", como había circulado en un principio, y afirmaron que se trató de "la emanación del gas del pesticida, pero no hubo fuego".

Sobre la sustancia, detallaron que "no es tóxica la inhalación", aunque "sí lo es por contacto o ingesta".

"Estamos esperando los primeros informes de Prefectura, que es la autoridad que en estos casos se encarga de las contingencias", añadieron durante la conversación telefónica.

También habló sobre el fenómeno Alberto Tita, del departamento de comunicaciones institucionales del Puerto, quien confirmó que se realizan peritajes en el área afectada.

Consultado sobre si lo ocurrido puede implicar consecuencias negativas para la población, señaló: "Es un olor medio feo, pero no es grave". Aseguró, en ese sentido, que la gente "tiene que quedarse tranquila".

Las primeras versiones que circularon sobre la nube que cubrió esta mañana a la ciudad se relacionaron con sucesivos escapes de gas en varios edificios de la ciudad. Luego, esos rumores fueron desestimados por fuentes oficiales.

Los más afectados

Desde el Ministerio de Salud porteño informaron a LA NACION que, a raíz del mal olor, preventivamente se puso en alerta rojo a todos los hospitales del Sistema de Salud de esta capital.

Asimismo, el SAME concurrió al lugar con más de 30 ambulancias, médicos pediatras, 2 móviles de apoyo Unica (Unidad de Catástrofe) y 1 Móvil de Ecues (Equipo de Comunicación Unificada de Emergencias Sanitarias).

A modo de ejemplo, el Hospital de Niños recibió esta mañana a 25 chicos con molestias en los ojos. Algunos también presentaron naúseas y vómitos. "Ya están bien y están esperando que los vengan a buscar", informaron en la guardia.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas