Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Verano 2013 / La moda de las minivacaciones

El promedio de estadía en la costa será de 5 días, el más bajo en años

Sociedad

Los períodos de veraneo son cada vez más cortos y esta temporada se acentuará la tendencia de pequeñas escapadas, en especial durante los fines de semana; la gente prefiere visitar más de un lugar

Por   | LA NACION

En cuotas. Así serán las vacaciones de miles de argentinos, no sólo porque apelarán a ese medio de pago para solventar los gastos, sino porque la mayoría optará por fraccionar su descanso y hacer pequeñas escapadas, en especial los fines de semana. Así, se espera, al menos en la costa argentina, hoteles y playas abarrotadas durante viernes, sábados y domingos, y bastante menos gente el resto de la semana.

La tendencia viene en aumento desde hace una década, cuando la gente empezó a dejar de lado la costumbre de vacacionar un mes entero -en general era enero- y empezó a hacerlo primero por quincenas, y después por semana. Hoy muchas optan directamente por cortar el fin de semana, que de hecho suele empezar el jueves a la tarde, o a más tardar el viernes al mediodía.

"Esto es una modalidad mundial -destaca Oscar Ghezzi, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT)-. Hace muchos años, la gente salía de vacaciones no antes del 2 de enero para pasar las Fiestas en casa con la familia. Hoy es al revés: muchos eligen pasar Navidad y Año Nuevo en otro destino, y vuelven el 2 o el 3 de enero. Y después hacen miniescapadas el resto del verano."

En Mar del Plata, el promedio de estadía para la temporada -que ayer quedó oficialmente inaugurada- será, según estimaciones de varias inmobiliarias y hoteles, es de cinco días. En 2010, el promedio de estancia era de 7 días y ese promedio viene bajando desde hace un lustro.

A pesar de los paquetes promocionales que se lanzan en temporada alta para cubrir semanas completas, en la costa argentina tiende a afirmarse la tendencia de estadas más breves. "Cada año preparamos propuestas de siete días y cada vez con más servicios, pero hay un porcentaje importante de clientela que sigue eligiendo cuatro o cinco días con el fin de semana incluido", explicó a LA NACION el responsable del Sheraton Mar del Plata Hotel, Hermann Reelling.

El fenómeno tiene similar e incluso mayor expresión en el sector inmobiliario. Oscar Gonnet, uno de los principales operadores de alquileres de temporada en Mar del Plata, ratificó que en la última temporada se dieron permanencias cortas, de cuatro a cinco días. El lapso favorito fue de jueves a domingo. Y en el sector aseguran que tienen que armar "verdaderos rompecabezas" para que tanto los dueños de las propiedades como los martilleros no pierdan días de renta y puedan hacer frente a una demanda cada vez más segmentada.

Eduardo Palena, directivo de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata, ratifica que cuatro a cinco días es la permanencia que más se repite durante la temporada y siempre focalizada en los fines de semana.

 
En Punta del Este, ayer algunos argentinos comenzaron a ser vistos, pero hay inquietud. Foto: Puntapress
 

"Las estadas de semana completa son menos habituales y en su gran mayoría responden a grupos cerrados que vienen con paquetes turísticos contratados", dijo a LA NACION. Es un producto que se concentra en establecimientos de dos a tres estrellas y tiene como principales protagonistas a turistas del interior del país.

El cambio de hábitos se explica por varios factores. Los operadores del ramo sostienen que esta modalidad vacacional responde a turistas que viajan en más de una oportunidad durante el verano, en algunos casos al mismo lugar, pero en muchos casos alternando destinos.

Esa es, precisamente, una de las ventajas de los cultores de las miniescapadas: que dan la posibilidad de conocer más destinos. Son muchos los que eligen pasar la semana de las Fiestas en la costa alentados por la decisión de algunas empresas -sobre todo de origen norteamericano- de cerrar esa semana y darles vacaciones a sus empleados, y después tomarse una semana en Punta del Este o hacer un crucero de cuatro días por Brasil. Porque, además, muchos prefieren vacacionar menos tiempo, pero con mayor nivel de confort.

Además, según los especialistas, la industria del turismo entendió que hay que darles alternativas atractivas a los viajeros durante todo el año, no sólo en temporada. "En primer lugar, mejoraron las ofertas fuera de temporada. Hay muchas personas que huyen de los lugares donde hay mucha gente y que aprovechan viajar en otro momento a precios mucho más convenientes", explica Ghezzi.

Detrás de estos cambios de hábitos, que privilegian las temporadas más cortas, hay también una cuestión de salud. Hoy muchos especialistas recomiendan descansos más cortos y distribuidos a lo largo del año para evitar llegar exhaustos a fin de año, donde ni un mes de vacaciones sirve para recuperarse del estrés anual.

El doctor Pierre Delbarre, del hospital Cochin Park Royal de París, investigó sobre este tema y concluyó que "se sufrirían menos enfermedades si tomáramos nuestras vacaciones en lapsos cortos y frecuentes: al menos dos o tres períodos de entre siete y diez días por año".

También ayudan a la salud las escapadas de fin de semana (fortalecidas desde 2010 por el nuevo calendario nacional de feriados, donde se prevé, para 2013, 17 días feriados y siete fines de semana largos) también son aconsejadas para renovarse y cambiar de aire.

"El sistema de feriados le da previsibilidad al descanso -opina Ghezzi-. La gente sabe que en tal mes va a tener un fin de semana puente y planifica su escapada con mucha antelación. Y esos feriados además sirven para no llegar fundido a diciembre. En este sentido, creo que el turismo hace un gran aporte a la salud física y mental.".

Del editor: qué significa
Menos es más. También en vacaciones, cuando muchos prefieren pocos días, pero con más confort, y con la posibilidad de visitar varios destinos.

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsElecciones 2015La tragedia del avión de Air ArgélieDeclaraciones juradas