Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Agustina Conil Paz: "Si dudara de mi esposo, no sé si lo hubiese apoyado"

Seguridad

La esposa de Matías Miret, el copiloto de los Juliá en el narcojet, esperará en Barcelona el fallo de los jueces

Por   | LA NACION

BARCELONA.- El juicio ya es pasado. Ahora sólo falta la sentencia . Agustina Conil Paz tiene en brazos a su beba Trinidad, de seis meses, y de pronto recuerda que pudo haber sido la segunda pasajera del jet que aterrizó en el aeropuerto de El Prat, en esta ciudad, el 2 de enero de 2011 con 944,5 kilos de cocaína. Ni quiere pensar en lo que pudo haber sido. Su hija Martina, de 10 años, tampoco. "Ni lo digas. Sin mi mamá y mi papá me moría", dice la niña mientras acaricia a su madre y besa a su hermana.

Conil Paz cuenta la anécdota para afirmar que su marido, el piloto Matías Miret, nunca sospechó sobre la carga oculta del avión de Gustavo Juliá. Afirma que el 1° de enero de 2011, en el aeropuerto de Ezeiza, antes de despegar la llamó a su casa, y le dijo: "Al final podrías haber venido, el otro pasajero no viaja".

Pero se trata del pasado. El presente es ahora en esta ciudad. Sólo hay ansiedad para esperar la sentencia de la Audiencia Provincial Sección Octava, que tiene que decidir sobre su marido y los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá.

El miércoles pasado, en el alegato, el fiscal David Benages volvió a ratificar su acusación y solicitó 13 años de prisión para los tres acusados.

En una entrevista con LA NACION, la esposa de Miret sostiene que cuando Gustavo Juliá se levantó para decir sus últimas palabras antes de que los jueces se fueran a deliberar, tuvo la ilusión de que "iba a decir las cosas como son". Conil Paz afirma que nunca tuvo dudas sobre su marido, "de lo contrario, no lo hubiera apoyado, me hacía a un lado".

- ¿Qué sensación le dejaron las dos audiencias del juicio?

-La sensación es indignación por el trabajo del fiscal. Manejó el juicio con poco conocimiento de la causa. Dejó afuera pruebas que eran importantes, pero la defensa de Matías [por el abogado Carlos Echavarri] acribilló con su alegato al fiscal y dejó a la luz la ineptitud del fiscal para trabajar el debate.

- Más allá de las cuestiones legales, ¿qué sensación tuvo durante las dos jornadas del juicio?

-Fue muy fuerte. Antes contábamos día por día esperando que llegara el juicio para demostrar la inocencia de Matías, pero revivir situaciones de hace dos años fue muy fuerte, sobre todo tener delante nuestro a Gustavo Juliá, que nos puso en esta situación.

- ¿Cómo fue su vida desde la detención de su marido?

-Del dolor se aprende y se crece. Siempre tuvimos la convicción de que esto tenía un fin. Si hubiera tenido la mínima duda, no si sé si hubiese apoyado a Matías, creo que me hubiera hecho a un lado. La convicción de su inocencia me da la fuerza para seguir luchando.

- ¿En algún momento pensó que Gustavo Juliá iba a decir algo que hasta el momento calló?

-Cuando Gustavo se paró para hablar [durante las últimas palabras] por un momento tuve la ilusión de que iba a decir las cosas como eran realmente.

- Durante el debate tres oficiales de la Guardia Civil hicieron una diferenciación sobre las actitudes que tuvieron los hermanos Juliá y Miret cuando se descubrió la droga. Sostuvieron que su marido no se puso nervioso. ¿Se sorprendió?

-Dijeron la verdad de lo que pasó. Lo que contó la Guardia Civil fue la primera reacción que tuvieron todos cuando se descubrió la droga.

- ¿Su marido nunca sospechó que en el avión podía haber una carga oculta?

-Después que pasó todo, Matías varias veces me preguntó: "¿Puedo ser tan tonto que no me di cuenta de esto?". Nunca nadie antes en el ambiente había hablado de que Gustavo Juliá estaba metido en el narcotráfico.

- ¿Si su esposo estuviera cara a cara con Juliá, qué le diría?

-Me cagaste la vida. Me quitaste dos años de vida.

- ¿Tanto su marido como su abogado sostuvieron que nunca supo de la existencia de la droga en el avión, entonces por qué el fiscal dijo que formaba parte del "plan" delictivo?

-Porque después de dos años no podía echarse atrás. En la acusación no hubo detalles coherentes de sustento.

- ¿Cómo van a ser sus días hasta que se conozca la sentencia?

-Nos quedamos en Barcelona hasta que den a conocer la sentencia. No sé cómo voy a hacer para dormir. Pero la vamos a esperar con tranquilidad porque en el juicio se demostró la inocencia de Matías. No hubo ni un testigo que lo vinculara.

- ¿Cómo les explicaría a los jueces que Miret es inocente?

-Les diría que Matías es inocente porque no tiene la fibra para cometer semejante delito. Yo me imagino a mi esposo libre y volviendo a volar, que es lo que sabe hacer. Eso sí, tomando mayores precauciones..

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsThomas GriesaLa reforma del Código CivilCongreso 2014