Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ley de Medios / Acto político y show artístico

La Presidenta criticó a la Justicia y le pidió a la Corte que "respete la voluntad popular"

Política

En la semana en la que el máximo tribunal debe fallar por la causa Clarín, y ante una multitud que llenó la Plaza de Mayo, Cristina embistió contra el Poder Judicial, al que le reclamó actuar "con decoro e independencia de los poderes económicos"

Por   | LA NACION

En medio de las disputas por la aplicación de la ley de medios, la presidenta Cristina Kirchner envió anoche, por cadena nacional, un duro mensaje al Poder Judicial, en el que exhortó a la Corte Suprema a actuar con "decoro e independencia de los poderes económicos" y pidió que "respete la voluntad popular".

Con la frustración por la extensión de la medida cautelar que el viernes desintegró el simbolismo que la Casa Rosada le había dado al 7-D para obligar al grupo Clarín a adecuarse a la ley de medios, la Presidenta desgranó duras críticas a los magistrados durante el festival que, en la madrugada, le daba la bienvenida al Día Universal de los Derechos Humanos y el aniversario del retorno de la democracia. En ese contexto acusó al Poder Judicial de haber actuado en complicidad con la dictadura militar y calificó a los fallos de los magistrados de "fierros judiciales".

El Gobierno puso en escena anoche todo su potencial de movilización y militancia en momentos en los que la Presidenta recibió un duro revés de la Cámara en lo Civil y Comercial y tras las críticas que recibió la jefa del Estado de todos los jueces del país. "Nosotros exigimos a todos los poderes del Estado la misma conducta de decoro, independencia, respeto a la voluntad del Parlamento y la voluntad popular", planteó Cristina Kirchner en el festejo que el Gobierno llamó Fiesta Patria Popular.

 
Después de su discurso, Cristina se sumó al show que hizo la agrupación Fuerza Bruta; antes había dejado un duro mensaje al Poder Judicial. Foto: Fabián Marelli
 

"De qué democracia estamos hablando si no se tiene respeto a la voluntad del Parlamento, si no se respetan las leyes que legalmente emanan de allí", se preguntó, en una fuerte advertencia a la Justicia.

Mientras la Corte Suprema analiza por estas horas la apelación que mediante el uso del recurso de per saltum presentó el viernes pasado la Casa Rosada para dar de baja la cautelar que benefició a Clarín, la Presidenta meneó la idea de una renovación profunda en los tribunales.

"Alguien anda diciendo que con cuatro fallos se cae el Gobierno. Quiero decirles a todos los argentinos que somos como la cigarra, la de María Elena Walsh, esa que la mataron mil veces y sobrevivimos; nos levantamos de nuestras propias cenizas". La frase hizo estallar a la multitud, que respondió con cantos y gritos. Poco después se mostró esperanzada en el fallo que deberá determinar la constitucionalidad de dos artículos de la ley de medios : "Cómo no vamos a esperar nosotros unos días o unos meses si las Madres y Abuelas esperaron justicia por sus hijos durante 20 años", apuntó.

El frustrado 7-D estuvo presente en todo el mensaje. En su párrafo más duro, Cristina apuntó que sufrió "intentos de golpe" y vaticinó que podría haber otros. "Me permito agregar que cuando a algunos les fallan los fierros mediáticos intentan construir fierros judiciales", apuntó.

 
Boudou y Sabbatella, en el balcón para funcionarios. Foto: Télam 
 

Como única oradora, arrancó su discurso reivindicando la figura del ex presidente radical Hipólito Yrigoyen. Fue entonces que inició el derrotero de críticas hacia la Justicia. "Cuando fue derrocado [Yrigoyen] por un golpe militar, la entonces Corte Suprema declaró legítimos los golpes militares. Ahí se inició la etapa más negra de la historia argentina", asestó.

"Es necesario que la independencia de la Justicia sea no sólo del poder político sino también del poder económico y de las corporaciones. La gente quiere una Justicia que sea menos corporativa", cuestionó Cristina, y puso como ejemplo las salidas de delincuentes que reinciden en el delito. "La gente está cansada de todo eso", agregó.

Aunque nunca nombró al grupo Clarín, la Presidenta insistió en responsabilizarlo de un intento destituyente. "Primero tenían los tanques y cuando eso se acabó tenían los fierros mediáticos; [Ricardo] Alfonsín fue víctima también de esos fierros mediáticos", sostuvo, en otra reivindicación al radicalismo.

El enorme escenario montado de espaldas a la Casa Rosada estaba colmado de gente. Artistas, músicos, funcionarios. Entonces, ya pasadas las 21, la Plaza de Mayo alcanzaba su máximo de concurrencia, con una masiva movilización en la que el grueso de la militancia estuvo aportado por La Cámpora y las agrupaciones que integran Unidos y Organizados, entre ellas, Kolina, de Alicia Kirchner, el Movimiento Evita, de Emilio Pérsico, Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella, y Miles, el partido de Luis D'Elía, que tuvieron la presencia más notorias con banderas y carteles. Resaltó, claro, la notoria ausencia del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli.

Los mensajes más fuertes

La Presidenta descargó su malestar por el frustado 7-D

  • "Exigimos independencia y respeto a la voluntad popular y del Parlamento"
  • "Alguien anda diciendo que con cuatro fallos se cae el Gobierno"
  • "La independencia debe ser también del poder económico y de las corporaciones"
  • "Cuando no les alcanzan los fierros mediáticos, recurren a los fierros judiciales"
TEMAS DE HOYParo nacionalHugo MoyanoCristina KirchnerEl despido de Carlos BianchiInseguridad