Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Chabán: "Estoy en el abismo, es aterrorizante"

Sociedad

Mientras espera la inminente resolución sobre su pena, el ex gerenciador de Cromañón habló con LA NACION sobre su rol en la tragedia; "Ningún lugar está preparado para quilomberos", dijo

Por  y   | LA NACION

 
"Cada uno de los 14 imputados trabajaba con amor", dijo Chabán. Foto: LA NACION / Fernanda Corbani
 

Habla sin parar y sus manos jamás se detienen. Confía en la Justicia, pero dice estar desesperado y asegura que tanto él como cada uno de los imputados son víctimas. Cree que en este caso no hay justicia posible, que no hay manera de darle un cierre a la tragedia.

En una entrevista con LA NACION, Omar Chabán , el ex gerenciador de Cromañón , dice que lo convirtieron en una especie de monstruo. Insiste en que hizo bien su trabajo y en que siempre fue "un buen tipo". "Ningún lugar está preparado para quilomberos", explica en referencia a los tres jóvenes que, según su visión, fueron los responsables de las bengalas y del incendio que el anteúltimo día de 2004 le costó la vida a 194 personas . "La Justicia debería defenderme a mí, porque ellos ejercieron violencia", reclama.

 
Chabán: "Yo era una persona éticamente buena, con una actitud de amor y ética con respecto al trabajo". Foto: LA NACION / Fernanda Corbani
 

Dos y medio de sus 60 años pasaron tras las rejas . Desesperado ante la inminente decisión de la Cámara de Casación Penal, que podría confirmar una condena de 10 años y nueve meses , el hombre recurre a los medios para contar su verdad. Admite tener miedo y espera que el caso llegue a la Corte Suprema.

"¿Responsabilidad? La palabra responsabilidad es muy delirante, muy asfixiante y hay que tener cuidado con ese ideal de que cada vez pedimos más control. Si alguien hace algo, yo no puedo responsabilizarme por ese otro".

"Si alguien ejerce esa violencia, yo me paralizo. Yo no toqué a nadie. La gente que es violenta en los recitales o en la cancha tienen un placer específico en la violencia. Los demás no tenemos que responsabilizarnos por ellos. La Justicia me tiene que defender a mí".

Pero alguien entró con una bengala, ¿Qué responsabilidad cabe a los mecanismos de control? Usted era el gerenciador
¿Qué es gerenciador? No sé lo que es eso. Es un invento. Entiendo lo que querés decir. Esa palabra es confusa

Una tragedia es un agujero sin borde y sin fondo. La sociedad no puede ser culpable por estos imbéciles
Omar Chabán

Es un buen momento para aclararlo. ¿Cuál era su rol durante esas fechas?
Solamente organizar el recital. Pero hay cosas como el tema de la cantidad de gente, de la puerta esta que daba al garage, no es responsabilidad mía, por ejemplo. Si hubiera pasado esto en Cemento, que la habilitación era mía, seguro me cagaban a mí. El responsable tiene que ser el que tiene la habilitación.
La última vez que tocaron los Rolling hubo muchos controles y de todos modos se armó una batalla campal con los que no tenían entradas y dicen que dejaron entrar a mucha más gente.
Es decir, podemos entender que hay determinados personajes que de alguna manera ejercen violencia contra todo, no importa la situación.

 
Todos podríamos estar buscando juntos la verdad. No tapar agujeros. Acá no puede haber Justicia. Nunca se puede cerrar esto, porque esto es una locura.. Foto: LA NACION / Fernanda Corbani
 

¿Y eso no se podía prevenir?
No. La violencia no es algo que se puede prevenir, porque es un imprevisto. Un control es una situación. La policía hace todo para que vos respetes el símbolo de la autoridad, pero esto tiene que ver con la educación. Esa noche hubo un cacheo tan exhaustivo, lo dicen todos los testigos. Era tan ridículo que le sacaban los zapatos para ver si tenían algo.

"Si invitás a una persona, no la revisan, o la revisan superficialmente. Yo no me voy a poner perverso con un invitado"

Si hubo tanto énfasis en los controles, ¿cómo se explica que hayan pasado tres chicos con bengalas?
Bueno no sé, no sé quién se las pasó. O si las entró uno solo. A mí personalmente no me gusta tocar a una persona. Si yo voy a un lugar, nadie te toca el cuerpo. Entonces acá no era así. Imaginate que una chica puede llevar algo en la bombacha o en el corpiño. [la noche de la tragedia] se decomisó pirotecnia. Una persona llevaba un sándwich con un papel plateado y adentro del sándwich había una bengala.
Tampoco uno puede ser un perverso. Yo no soy cana. El seguridad no es cana. Vos tenés un registro medio de represión. No podés ejercer represión. En todos lados se hacía esto. Por desgracia no existían los celulares para filmar.
Vos tenés que tratar bien a la gente. Tenés una ética. Si invitás a una persona, no la revisan, o la revisan superficialmente. Yo no me voy a poner perverso con un invitado. Hay que tener algún tipo de delicadeza. ¿Por qué todo tan burdo?. Tratar bien a la gente es muy importante. Cada uno de los 14 imputados trabajaba con amor a su trabajo.
¿Uno a sí mismo se ve en un acto delictivo? No. A mí nunca me revisaron y nunca hice un acto delictivo. Si vos no sos un criminal, sos un buen tipo y éticamente una buena persona, no tendrías que preocuparte. Por eso el tema de la responsabilidad es muy complejo, ahora se está haciendo algo asfixiante. No todos se tienen que responsabilizar por estas bestias.

Y en este amor al trabajo, ¿no se controló de menos? ¿Hay alguna autocrítica?
No. Con respecto a la seguridad, no. Peor hubiera sido entrar en un estado tiránico. Una discoteca es para divertirse no para entrar en un estado despótico. Yo no voy a un lugar en donde te tratan mal. Tiene que haber esa delicadeza con el trato.

Video: El ex gerenciador del boliche de Once habla de la noche de la tragedia

¿Qué sería Justicia en este caso para usted?
Primero que todo, es un concepto abstracto. No se entiende qué es. Justicia es discriminar claramente cómo fueron los hechos.
Yo era una persona éticamente buena. Nunca tuve una denuncia de discriminación. Era bueno en el sentido más tradicional, con una actitud de amor y ética con respecto al trabajo. Yo tenía 52 años, no estaba en un ámbito delictivo, era la pulcritud máxima. Nunca usé una bengala, ni un arma, no me drogué. Si a todos les gustaban las bengalas, no tendrían que decir, 'bueno, ¿qué pasa con estos chicos?'" ¿A vos te parece, como les decía a los padres, que alguien que coordina un lugar va a querer que pase algo así?

 
 

En general nadie piensa que haya habido intencionalidad de matar. Lo que quieren las familias es alguien que asuma la responsabilidad
¿Pero qué es la responsabilidad? Esto es el absurdo. Sobredimensionan la responsabilidad de uno sobre algo que hizo otro. Si yo hago la cagada, la culpa es mía, no del otro. No podés sobredimensionar mi responsabilidad. Estos pibes hicieron quilombo. Si la Justicia hubiera dicho eso o le hubiera dado la importancia que debía, entonces estaríamos todos buscando la verdad.
No sé por qué no buscamos la verdad. La perogrullada es que nadie, o algunos, no quieren saber la verdad. Sólo se busca tapar los agujeros.

Todos podríamos estar buscando juntos la verdad. No tapar agujeros. Acá no puede haber Justicia. Nunca se puede cerrar esto, porque esto es una locura.

El juicio fue una pelea. Una competencia, a ver quién es más fuerte. ¿por qué una puja y no buscar la verdad? ¿qué sentido tiene ganar acá? Todos podríamos estar buscando juntos la verdad. No tapar agujeros. Acá no puede haber Justicia. Nunca se puede cerrar esto, porque esto es una locura.
La Justicia dice a "Chabán no le importó nada" y no fue así. Por eso la Corte Suprema tiene que revisar porque hay cosas que no se tuvieron en cuenta. La figura que usaron para definirme es "temerario". Yo quiero que la Corte Suprema revise lo que no tomaron como prueba. Por eso nosotros planteamos nulidades. Uno cree que la verdad va a salvar todo. Hay que tener cuidado con este pensamiento mágico.

Por eso le preguntamos, en concreto, ¿qué sería para usted hacer Justicia? O, en otras palabras ¿Cómo debería cerrarse esta causa?
Esto no se puede cerrar, ese es el tema. La gran angustia... El tema es que por desgracia una tragedia es un agujero sin borde y sin fondo. La sociedad no puede ser culpable por estos imbéciles. Tiene que haber una autocrítica del rock que no sé si la hicieron.
Yo tengo una actitud de responsabilidad donde creo que la única forma es argumentar para entender y pensar qué implica la verdad en este caso. Estos chicos [por los que tiraron la bengala] con esa actitud rebelde le cagaron la vida a todo el mundo. No toda la sociedad se tiene que hacer responsable por este acto.

 
 

¿Cómo se imagina ante una posible absolución?
En el vacío absoluto. Yo no voy a hacer nunca más nada. Lo único que pienso es en el vacío. Lo único que me importa es mi mamá y Villarreal. No puede tener esa imputación.

¿Y si pasa lo contrario?, ¿si lo condenan?
No sé. Yo estoy haciendo una defensa desesperante. Estoy en el abismo, más allá de la frontera. Es peor que peor. No es que estoy imaginando. Hasta ahora es peor. Es aterrorizante.
Hay un muro infranqueable. Te mezclan lo moral con la acción. Te embocan todo. Después, defendete vos. Hay un tufo discriminatorio por parte de la Justicia con respecto a las cosas que tienen que ver con el arte.

De poder volver a aquella noche, ¿haría algo distinto?
No tendría que haber hecho nada. Durante los '80, cuando empecé a trabajar, me llené de ideales. De aptitud creativa, de espacios más abiertos, del arte para cambiar la realidad. No tendría que haber colaborado con nada de eso. El arte te engaña.
Otra cosa que también critico es por qué los artistas e intelectuales no salieron a defenderme. Tendrían que haber salido todos al minuto, sin ningún miedo. Yo ayudé a toda la gente del teatro. Lo peor de la vida es la traición. Y yo me siento traicionado no sólo por los ideales que yo tengo con respecto al arte sino también por los artistas e intelectuales que no salieron a defenderme ese día.
Mi autocrítica es que el arte me engañó. El arte me traicionó.

 
Una tragedia es un agujero sin borde y sin fondo. La sociedad no puede ser culpable por estos imbéciles. Foto: LA NACION / Fernanda Corbani
 

TEMAS DE HOYEl caso CicconeMundial de ClubesElecciones 2015San Lorenzo de AlmagroReal Madrid