Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Congelan el esperado ajuste

El Mundo

Ordenaron suspender la planeada devaluación del bolívar; se disparan los bonos venezolanos

CARACAS (Para LA NACION).- La segunda recaída del presidente ha provocado una víctima colateral insospechada: el bolívar. Las últimas órdenes impartidas antes de la partida de Hugo Chávez a La Habana fueron muy claras. Y la más importante afecta directamente al bolsillo de los venezolanos: la temida depreciación del valor de la moneda nacional no se llevará a cabo. De momento.

Pese a las continuas desmentidas, el ministro Jorge Giordani, gran ideólogo de la política económica socialista, había preparado el decreto para devaluar el bolívar. Una acción económica reclamada por la mayoría de los analistas económicos del país.

Actualmente, el dólar norteamericano se cambia oficialmente a 4,30 bolívares. Pero en el mercado paralelo se cotizaba ayer a 16 bolívares, una cifra tan desproporcionada que sumada a la inflación (por encima del 20%) forzaba la devaluación.

"La devaluación era un tiro al piso [algo seguro]. Y, al parecer, Chávez estaba al tanto. Así que esperamos un cambio en el sistema cambiario. Para Venezuela vienen grandes cambios", vaticinó el economista y catedrático Luis Oliveros.

El plan original urdido por el gobierno pretendía esperar a las elecciones regionales, para que no afectara a sus resultados, y acercarse al fin de año, como ya se hizo en otras ocasiones.

Pero el comandante mandó parar la devaluación y otras medidas económicas, como la suba del precio de la nafta, cuya subvención cuesta 5000 millones de dólares.

El propio Giordani sorprendió con unas recientes declaraciones, en las que afirmó tajante que "el gratis se acabó y el regalado se tiene que acabar", en una crítica directa a la "mentalidad rentista" que, según su opinión, caracteriza al venezolano.

Los cálculos del ministro de Planificación pretendían cubrir buena parte del déficit fiscal con sus nuevas medidas, que se sitúa en cinco puntos del PBI, según analistas.

Fuentes del Palacio de Miraflores, a las que tuvo acceso El Mundo de Caracas, informaron que Giordani discutió con Chávez para evitar el frenazo de su paquete económico. Pero en esta ocasión perdió Giordani, de 75 años, quien estrechó sus lazos de amistad con el presidente durante las distintas crisis de salud.

"El país está paralizado virtualmente", protestó Jorge Botti, presidente de la patronal Fedecámaras. "El cambio a 4,30 no es sostenible", añadió. El líder de los empresarios apuntó a un nuevo cambio, entre 7 y 9 bolívares por dólar.

En cambio, los bonos de la deuda venezolana se dispararon ayer en los mercados internacionales, entre tres y cinco puntos de promedio. El dedazo presidencial sí gustó a los mercados.

Venezuela y los inversionistas ponderan un futuro sin Chávez. Kejal Vyas y José de Córdoba .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLey de abastecimientoIndependencia de EscociaLa muerte de China ZorrillaCopa Sudamericana