Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El análisis

Un regalo inesperado

Sociedad

Por   | LA NACION

En el momento de mayor tensión entre los poderes Ejecutivo y Judicial, la absolución de todos los acusados por el secuestro de la joven tucumana Marita Verón le sirvió a la Presidenta para seguir avanzando sobre la Justicia con la consigna de "democratizarla". Un regalo inesperado.

Embarcada en estos meses -y, en especial, en los últimos días-, en presionar directa e indirectamente a jueces y fiscales en busca de resoluciones alineadas con sus intereses, seguramente uno de los estandartes de esa "democratización" será la instauración del juicio por jurados.

La imagen de ciudadanos comunes que escuchan las pruebas, debaten y, al cabo, deciden si un acusado es o no culpable, es un mandato constitucional incumplido. Pero, en este contexto de conflicto de poderes, aparece, ante todo, como un atajo para tratar de socavar la independencia de los jueces.

Resulta cuanto menos una paradoja que el caso elegido por la Presidenta para alentar un proyecto que recortará el poder real de los jueces sea uno que pone en evidencia la defección de los órganos de aplicación de la ley en Tucumán, donde el gobernador José Jorge Alperovich, quizás el más importante socio político de Cristina Kirchner en el interior del país, gobierna desde hace años con suficiente capacidad como para haber moldeado el Poder Judicial de acuerdo con sus intereses. Como si fuese su feudo.

La implementación de esta forma de resolución de los procesos penales es una vieja deuda en la Argentina: los juicios por jurados están claramente consagrados en la Constitución tanto en el capítulo correspondiente a las declaraciones, derechos y garantías como en las facultades del Congreso y en las atribuciones del Poder Judicial.

Aunque debe recordarse que en 2004 y en 2006, en su carácter de legisladora durante el mandato presidencial de su esposo, Cristina Kirchner presentó sendos proyectos para incorporar la mecánica de los jurados ciudadanos, no es menos cierto que en los cinco años que lleva al frente del Gobierno no se avanzó un sólo centímetro en convertir en ley algún proyecto que estuviera en línea con aquello que la tenía como abanderada.

El juicio por jurados divide aguas aun dentro de la Justicia, y no son mayoría los que ven con buenos ojos el cambio que representaría. Incluso el ministro de la Corte Suprema más cercano al kirchnerismo, y referente del oficialismo en materia penal, Eugenio Zaffaroni, opinó que el proyecto sobre esta materia que está por ser aprobado en la provincia de Buenos Aires "no tendrá un efecto positivo"..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAumento de la naftaDeclaraciones juradasCristina KirchnerPartido por la pazElecciones 2015