Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Varios interesados

Petrobras pondrá hoy en venta sus activos en la Argentina

Economía

Las ofertas se presentarán hoy en Río de Janeiro y podrían tener un postulante de peso: YPF, que competirá con Bridas, Pluspetrol y Tecpetrol

Por   | LA NACION

Petrobras, la quinta petrolera del mundo, pondrá hoy en venta sus activos en la Argentina, en lo que constituye la novedad energética más relevante del año en el país después de la estatización de YPF . La operación ganará en grandilocuencia si prospera la intención que, anoche, sobrevolaba en el Gobierno: la compañía que conduce Miguel Galuccio podría estar entre los oferentes y convertirse, así, en líder absoluta del mercado de combustibles.

Petrobras contrató para el proceso al Scotiabank Brasil, que tiene el mandato de venta y fue el encargado de contactar posibles compradores. Ya conversó con cuatro, incluida YPF. Los otros tres son también de capitales argentinos: Pluspetrol, empresa de las familias Rey y Poli; Tecpetrol, del grupo Techint, y Bridas, de los Bulgheroni y la china Cnooc.

Ninguna de estas empresas quiso anoche hablar del tema. YPF prefirió no hacer comentarios y fue imposible obtener una respuesta en la multinacional brasileña. "Petrobras nos pidió a todas total hermetismo", contestaron en una de las interesadas.

Pero la operación, uno de los principales temas de conversación de la industria petrolera esta semana, fue confirmada a LA NACION por seis ejecutivos involucrados. Incluso había sido consignada anteayer por la agencia Bloomberg, cuyo cable reprodujo ayer el diario El Cronista Comercial. Las propuestas deberán presentarse hoy en Río de Janeiro.

Petrobras está controlada en un tercio por el Estado brasileño. Viene de desprenderse hace casi dos años de una refinería y 363 estaciones de servicio, negocios que le vendió al empresario del juego Cristóbal López. Esta vez, su intención es en principio dejar fuera de la operación a dos áreas con destino auspicioso: sus activos en Vaca Muerta, recurso de hidrocarburos no convencionales que se ha convertido en la gran esperanza energética local, y en la cuenca off shore del Mar Argentino, donde tiene acuerdos con la estatal Enarsa y con YPF. Sin embargo, la venta será abierta a cualquier posibilidad: total o parcial.

La posibilidad de que YPF compre los activos de Petrobras le aportará seguramente dramatismo a la cuestión. Primero, porque se trata de una sorpresa. Anoche, varios de los postulantes ignoraban la jugada de YPF, que en rigor había sido invitada tiempo atrás y desechado la propuesta. La segunda razón es que la compra podría ser interpretada en sectores políticos como la recuperación de los activos que pertenecieron a Perez Companc, vendida en 2002 a la compañía brasileña. El tercer motivo es sectorial: la participación de YPF en el mercado argentino de naftas y gasoil podría crecer ahora del 57 al 63%, lo que la convertiría en el líder indiscutido de la industria.

Es, en realidad, lo que se propone Galuccio desde que la presidenta Cristina Kirchner le autorizó subir el gas nuevo de 2,30 a 7,50 dólares el millón de BTU, unidad térmica británica de medida. Desde el principio, la estrategia del ingeniero entrerriano suponía tres áreas de financiamiento: asociaciones con otras petroleras, ventas de combustibles en el mercado interno y acceso al mercado de capitales.

Si entra, YPF lo hará además con una ventaja. Su controlante, el Estado argentino, tiene un 11,85% de Petrobras a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, que heredó del sistema privado de jubilaciones y pensiones. Para que una oferta pública de acciones tenga éxito es necesario conseguir al menos un 90% del paquete. El Gobierno podría frenar así, si se lo propusiera, cualquier otra propuesta. La intención de la petrolera brasileña es cerrar la operación antes de fin de año.

Petrobras vendió en febrero del año pasado a Cristóbal López la refinería de San Lorenzo, Santa Fe, y la mitad de sus estaciones de servicio en todo el país, rebautizadas con la marca Oil por el dueño del grupo Indalo. Los negocios que le quedan aquí se circunscriben a la refinería de Bahía Blanca, otras 315 estaciones de servicio y participaciones en Transportadora de Gas del Sur, Refinor, Mega y las eléctricas Edesur, Genelba, Enecor y Pichi Picún Leufú, entre otras..

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerElecciones 2015Actividad económica