Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Planetario

Protegidos por Júpiter de la hecatombe que acabará con el planeta

Enfoques

PARÍS.- Hace siglos que los hombres caen en una agitación particular cada vez que se acerca una de esas fechas en que el mundo podría desaparecer del mapa. En este caso, guiados por una original interpretación del calendario maya, milenaristas, iluminados y adoradores de misterios anuncian que el 21 de diciembre la Tierra será víctima del Armagedón. Pero esta vez, a través de Internet, la hecatombe ha sido amplificada, ridiculizada o elevada a verdad universal a una velocidad y una magnitud jamás alcanzadas. Basta consultar, por ejemplo, la palabra "Bugarach" en la Red para ver 1.780.000 resultados.

¿Qué es Bugarach? Aparentemente, el único sitio del mundo que se salvará del cataclismo. Es un pueblo minúsculo de 198 personas a los pies de los Pirineos franceses, a la sombra de un pico del mismo nombre. Llamada "la montaña sagrada", ése sería el sitio "elegido" desde donde escaparán unos pocos bienaventurados hacia una nueva vida. Para los apacibles habitantes de ese burgo de cultivadores, la única leyenda que cuenta es la de los duendes Bug y Arach. En tiempos inmemoriales, fueron a pedirle a Júpiter que protegiera al pueblo del Cers, un viento glacial que mata cosechas y animales. Indignado con tanta insolencia, Júpiter los transformó en montaña. Desde entonces, Bug(y)Arach protegen al pueblo de las cóleras desastrosas del Cers.

  • Luisa Corradini
    Corresponsal en Francia

En política, el pasado siempre es un espejo revelador

WASHINGTON.- Puede que sea coincidencia. Pero dos de las figuras políticas favoritas del presidente Barack Obama son, ahora, el tema de dos taquilleras películas en los Estados Unidos. Una conjunción que ratifica no sólo la pasión por la historia en este país, sino, además, cómo el pasado se vuelve actualidad.Con siete nominaciones a los Globos de Oro (y en buena senda para los Oscar, para envidia de la producción sobre Néstor Kirchner), Lincoln, la película de Steven Spielberg, emociona al mostrar el compromiso de una generación, al tiempo que deprime cuando se lo compara con las mezquindades de estos días.

Hyde Park on Hudson, en cambio, aborda el momento en que el ex presidente Franklin D. Roosevelt enfrenta el ingreso en la Segunda Guerra Mundial, que acomete quebrado en lo personal por el dilema entre su esposa y una amante, cuya existencia se desconocía en aquellos tiempos, bastante más discretos que éstos.A Obama le gusta citarlos. Lincoln es su referencia para las horas de desafío. "Me he equivocado tanto a veces que no queda más que caer de rodillas", lo evocó al asumir su candidatura, cuando todas las encuestas le daban en contra. A Roosevelt, en cambio, lo suele recordar cuando defiende la reforma sanitaria. No es mal espejo para los días que corren.

  • Silvia Pisani
    Corresponsal en EE.UU.
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLey de abastecimientoIndependencia de EscociaArgentina en defaultConflicto en Medio Oriente