Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

En un nuevo comunicado, el Grupo Clarín critica algunos "defectos técnicos" del juez Alfonso

Política

El conglomerado de medios criticó la decisión del magistrado; en su primer parte había asegurado que apelaría la medida

La sentencia del juez Horacio Alfonso tiene dos muy serios defectos técnicos: parte de un principio jurídico equivocado, al sostener que el Estado puede revocar discrecionalmente una licencia y, además, no valora ni una sóla de las pruebas que produjeron tres peritos de oficio en 3000 páginas de expediente.

Tal como lo anticipó LA NACION esta semana, en la causa habían intervenido, por orden judicial, tres peritos nombrados por sorteo: un ingeniero en telecomunicaciones, un economista y un contador.

El Grupo Clarín planteó la inconstitucionalidad de varios incisos del artículo 45 y del artículo 161. Y aquellos peritos dedicaron un año a analizar cada uno de los planteos contra la ley 26.522, para aconsejarle al juez Alfonso si cada una de esas normas, aprobada por el Congreso e impugnada por el Grupo Clarín, es razonable desde el punto de vista tecnológico y económico.

Así como un perito analiza las características de un accidente de tránsito y el juez, sobre la base de esa prueba, decide quién tiene razón, el juez Alfonso debió analizar las conclusiones de los peritos, para tomarlas en cuenta o, por lo menos, para decir porqué no las comparte. Eso es lo que hace al fundamento de las sentencias.

Por ejemplo, uno de los incisos del artículo 45 pone límite al alcance de los cables, pero ¿es razonable restringir el cable, que no ocupa espectro radioeléctrico? El perito dijo que no es razonable. El juez, si creía lo contrario, tenía que haber argumentado.

En cambio, el juez Alfonso no hizo nada de eso. Pasó por alto todos los peritajes y no le dedicó ni un párrafo para fundamentar su sentencia.

A eso se refiere el comunicado del Grupo Clarín cuando afirma que "el fallo ignora contundentes elementos probatorios aportados a lo largo de más de 3000 fojas en el expediente, entre ellos las pericias oficiales que respaldaron claramente la posición del Grupo Clarín".

¿Cómo hizo entonces el juez Alfonso para fundar la sentencia? El magistrado fundó su discurso jurídico en tres ideas que para él parecen centrales:

-El Estado puede regular la radiodifusión, porque utiliza espectro radioeléctrico escaso, con más intensidad que la prensa escrita. Eso no es correcto: 1) la tecnología permite aprovechar cada vez más el espectro; 2) el juez se olvida de considerar que Cablevisión -a la que la ley de medios pretende regular- no usa espectro, porque la señal de video va por cable.

-El juez sostiene, expresamente, que el Estado es el que otorga las licencias de radiodifusión y, por lo tanto, las puede revocar unilateralmente, sin que el titular de la licencia pueda invocar un derecho adquirido. Por eso, desde la perspectiva del juez, el Grupo Clarín no puede quejarse de que el Congreso haya puesto límites a la multiplicidad de licencias o a la propiedad cruzada, por ejemplo. Según el juez, la ley de medios "simplemente reorganiza el servicio de radiodifusión".

Esa afirmación, dicen los especialistas, no es exacta, porque desde 1923, la Corte Suprema sostiene que el titular de una licencia tiene un derecho de propiedad. Pero, además, en 2005, el presdente Néstor Kirchner prorrogó mediante un decreto las licencias por diez años a quien estuviera dispuesto a hacer inversiones -el Grupo Clarín probó que las hizo- y, como si fuera poco, el Senado, en 2010, es decir, un año después de la ley de medios, aprobó expresamente esa prórroga.

-El juez Alfonso, desde esa perpectiva teórica, concluye que la ley del Congreso es razonable. La Corte siempre sostuvo que una norma, si es excesiva para lograr el fin propuesto, es irrazonable e inconstitucional. Es decir, no es legítimo matar un mosquito con un cañón, porque se producirá mucho daño. Pero el juez reconoce que hace un análisis teórico y afirma que no tiene porqué analizar las consecuencias.

APELACION ANTE LA CAMARA FEDERAL CIVIL Y COMERCIAL

El Grupo Clarín apelará ante la Cámara Federal Civil y Comercial el fallo del juez Horacio Alfonso, que dictaminó la constitucionalidad de ley de medios, cuestionada por el conglomerado de medios en sus artículos 45 y 161.

Según informó Clarín a través de un comunicado oficial, "la decisión [del juez Alfonso] desconoce flagrantes violaciones a los derechos constitucionales de libertad de expresión, igualdad ante la ley, legalidad, propiedad y libre competencia".

"El fallo además ignora contundentes elementos probatorios aportados a lo largo de más de 3000 fojas en el expediente, entre ellos las pericias oficiales que respaldaron claramente la posición del Grupo Clarín", aseguró el parte de prensa.

Según el grupo empresario, fue llamativo que el juez Alfonso diera a conocer su fallo hoy y adelantara los fallos procesales. Clarín esperaba que el próximo martes se conociera la decisión del magistrado. "Se ha violado además la garantía del debido proceso", denunció.

Por último, el Grupo Clarín indicó que el amparo extendido el jueves de la semana pasada que lo beneficia aún no caducó, "ya que el levantamiento de la cautelar dictado por Alfonso no resulta efectivo hasta que se pronuncie la Cámara Federal Civil y Comercial". "La medida cautelar dictada en el proceso sigue plenamente vigente", aseguró..

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba