Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cristina, obediente discípula de Juan Perón

LA NACION
SEGUIR
Carlos Pagni
Sábado 15 de diciembre de 2012
0

Cristina Kirchner advirtió a la Corte que, si no se alinea con ella en el caso Clarín, se parecerá a la Corte que convalidó el golpe de 1930. Imposible saber si esa semejanza se extenderá al destino de ambos tribunales. Al mes de asumir la presidencia, en julio de 1946, Perón promovió el juicio político de los jueces Sagarna, Nazar Anchorena, Ramos Mejía y Repetto. Se salvó Casares, por su vinculación con la jerarquía católica.

La acusación fue haber legitimado el golpe de 1930 y el de 1943, gracias al cual Perón fue vicepresidente, ministro y secretario de Trabajo. Los acusados pretendieron que Perón declarara como testigo. Los peronistas se negaron diciendo que su jefe no fue golpista porque la Corte convalidó al gobierno de 1943. En abril de 1947 los jueces fueron condenados.

En su primer discurso ante el Congreso, Perón adelantó: "La Justicia, además de independiente, debe ser eficaz. Pero no puede ser eficaz si sus conceptos no marchan a compás del sentimiento público". Los hechos cambian. Los argumentos permanecen.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas