Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Detrás del discurso

La Presidenta, contra la corporación judicial

Política

La verificación de los mensajes políticos de la semana

Por  y   | Para LA NACION

"Los jueces nunca se condenan a sí mismos"
Cristina Fernández de Kirchner

FALSO. En una semana en la que la Justicia y la discusión sobre la constitucionalidad y la aplicación de la ley de medios siguieron en el centro del debate público, la Presidenta dijo durante la inauguración de una planta del laboratorio Sinergium Biotech: "Los jueces nunca se condenan a sí mismos". Cristina Fernández de Kirchner intentó demostrar de esta manera el carácter corporativo del Poder Judicial. Los datos y los especialistas consultados por Chequeado.com coinciden en que si bien las destituciones de magistrados nacionales no son habituales, existen varios casos. Además, desde el retorno de la democracia, hay más condenas penales dictadas por jueces nacionales y federales contra colegas que condenas contra legisladores y funcionarios nacionales de primera línea, lo que contradice lo que la primera mandataria quiso señalar con su afirmación.

Según el artículo 115 de la Constitución Nacional, "los jueces de los tribunales inferiores de la Nación serán removidos (...), por un jurado de enjuiciamiento integrado por legisladores, magistrados y abogados de la matrícula federal". Así, a la hora de apartar a un juez de su cargo, a diferencia de lo que ocurre con los funcionarios o los legisladores nacionales, los jueces no pueden juzgarse a sí mismos. "Tanto a nivel federal como provincial suele haber Jurados de enjuiciamiento con composición mixta y no sólo judiciales", precisó Gustavo Arballo, abogado de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) y autor del blog Saber Derecho.

En el orden federal, según dispone el artículo 14 de la Ley 26.080 de 2006, que fue impulsada por Fernández de Kirchner cuando era senadora, el Jurado de Enjuiciamiento está compuesto por 7 miembros, de los cuales sólo 2 son jueces, 4 son legisladores (2 por cada Cámara del Congreso) y uno es representante de los abogados. Son necesarios dos tercios de los votos para la destitución de un juez, es decir, 5 votos a favor. Por ello, en caso de una negativa de los 2 magistrados del cuerpo, se requiere la unanimidad del resto de los miembros.

Tanto Arballo como Martín Gershanik (abogado penalista (UBA) y ex director ejecutivo de Unidos por la Justicia) y Manuel Garrido (diputado nacional y vicepresidente 2° del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la Nación) refutaron la afirmación de la Presidenta, por la existencia de condenas contra magistrados, aunque consideraron que existen muy pocos casos. Sin embargo, los expertos advirtieron que suelen llegar a condena los casos menos claros de responsabilidad administrativa y judicial, porque cuando los jueces vislumbran que van a ser destituidos, renuncian antes de ser juzgados, para conservar los beneficios jubilatorios como magistrados.

Algunos de los antecedentes de jueces que fueron condenados o destituidos por o con aval de sus pares son:

- En los años '90, antes de que el Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento se hubieran conformado, dos jueces debieron dejar su cargo y fueron condenados por sus pares.

El ex juez Carlos Wowe fue condenado a siete años de prisión por el delito de tentativa de cohecho agravado por su condición de juez y exacciones ilegales y quedó inhabilitado en forma absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos por haberle pedido una coima de 200.000 dólares al periodista Bernardo Neustadt a cambio de favorecerlo en una querella que le inició el empresario Francisco Macri.

El ex juez Francisco Trovato fue declarado culpable de cohecho calificado, condenado a prisión por 6 años, e inhabilitado a ejercer cargos públicos de por vida, tras haberse comprobado que había recibido de la firma Almagro Construcciones un "lujoso vestidor valuado en 19 mil dólares a cambio de beneficiar a la empresa en una causa judicial".

Ya con el Jurado de Enjuiciamiento funcionando:

-En 2004, el juez Roberto Marquevich, que intervino en la causa por la supuesta apropiación de los hijos de Ernestina Herrera de Noble, fue removido.

-En 2005, el juez de ejecución penal Néstor Narizzano también fue removido por mal desempeño por el Jurado de Enjuiciamiento.

- También en 2005, el juez Rodolfo Herrera fue removido por el Jurado. Una investigación de "Telenoche Investiga" demostró que planeaba vender el predio de Ferro y ser socio de uno de los inversores para construir un shopping en ese lugar.

- El juez de instrucción Juan José Mahdjoubian se suma a la nómina de magistrados destituidos en 2005. Lo fue por voto unánime del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados debido a "mal desempeño en sus funciones". El juez Ismael Muratorio, que se encontraba "recorriendo el camino del juicio político", presentó, en cambio, "la renuncia basada en razones de salud y preservó así el cobro de la jubilación".

-En 2010, el juez federal de Zárate-Campana, Federico Faggionato Marquez, que tramitaba la llamada "causa de la efedrina", fue destituido.

Por otra parte, las condenas a jueces nacionales y federales son más numerosas que las de funcionarios de primera línea del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo Nacional.

Entre los casos posibles de mencionar está el de María Julia Alsogaray, condenada a prisión por enriquecimiento ilícito; el ex diputado Eduardo Varela Cid, condenado por coimas y luego absuelto; o el caso de IBM-Banco Nación, donde 7 imputados fueron condenados por defraudación contra la administración pública, aunque 3 de ellos presentaron recursos de casación contra esa sentencia que aún no se resolvieron.

@chequeado / @lauzommer.

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoActividad económicaConflicto en Medio Oriente