Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Cinco momentos del show de Sabina-Serrat

Espectáculos

Anoche, los cantautores españoles cerraron la gira "Dos pájaros contraatacan" con un espectáculo en la Bombonera

La pantalla se encendió. Un pájaro con una voz familiar brindó una serie de recomendaciones al público antes de comenzar el show. Entre otras, pedía a las mujeres no arrojar ropa interior hacia el escenario, a menos que la llevaran puesta. Al final del listado de absurdos, la llamada "orquesta del Titanic" puso los primeros acordes al show. A pocos minutos de las 22, Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat empezaron la última presentación de la gira "Dos pájaros contraatacan". Durante más de tres horas, volvieron a demostrar al público de Boca Juniors, como habían hecho en 2007, que juntos constituyen una fórmula perfecta.

El dúo dio y se dio lujos. Intercaló, entre copas de champagne, bromas, chicanas y risas, con temas de actualidad local y homenajes. Pivoteó en un repertorio conocido, con canciones prestadas de uno a otro, y letras compartidas. El andaluz y el catalán guiaron por un recorrido que partió del Titanic, pasó por el Mediterráneo, dobló por el boulevard de los sueños rotos, y se convirtió en un barco pirata.

En una noche que amenazaba lluviosa y que finalmente resultó ideal, hubo algunas anécdotas destacadas.

Empapados de localismo

-Voy a aprovechar que estamos acá para hacerte algunas preguntas-, le dijo "el Nano" a Sabina.
-La ley de medios ­-continuó- ¿Te afecta de algún modo? Te sitúas ¿más cerca de canal 13 o de 678?-, indagó.
-­­Depende-, eludió el otro.
-¿De qué?
-Si mañana Clarín dice que éste ha sido un show cojonudo. ¡no miente!
Y parafraseando a Groucho Marx, Serrat concluyó: - Esos son sus principios. Si no les gustan, tiene otros.
En otro pasaje de la noche, hubo otra muestra del esfuerzo por crear un código de humor común, apelando al localismo. Sabina marcaba las diferencias con su compañero en el pasado: "Hace 40 años, él tocaba en el royal.garden, y yo en bares de dudosísima reputación. El estaba entre Dios y Maradona; y yo. ¡entre Zulma Lobato y los Wachiturros!", soltó. El comentario inesperado provocó risas.

Marita Verón, presente

Con las guitarras, sentados en el medio del escenario, Sabina y Serrat se hicieron el tiempo para entonar una letra creada para la ocasión. Fue como un diálogo entre payadores. En un pasaje, Serrat aludió al final de la gira, "que empezó una noche en Salta y termina en La Boca". Sabina recurrió al fútbol: dijo respetar a las "gallinas" que se matan por ganar". Y les recordó: "Aunque no vayamos primero, recuerden que los bosteros, somos la mitad más uno". A su turno, Joan Manuel se mostró melancólico por dejar lo propio de la Argentina: "Chau chinchulín, chau molleja, chau Magnetto, chau Cristina", cantó. Al final de la siguiente estrofa, Sabina sorprendió: "Que encuentre la Trimarco viva a Marita Verón". Los aplausos llenaron el estadio.

Madonna

"Tal vez sea este el lugar del mundo donde mi primo y yo preferimos cantar", dijo Sabina, antes de agradecer a los presentes por haber elegido su espectáculo. "Gracias por haber pasado de Madonna", bromeó. No fue la única alusión a la reina del pop, que se presentaba simultáneamente en el estadio Monumental. La gracia fue recurrente. Sabina que dijo haber tenido que echarla de su habitación la noche anterior, volvió a mencionarla en un divertido rol de adversario: "Si Madonna toca en River, yo toco en la Bombonera", entonó en el remate de un conjunto de versos que cantó junto a su compañero en medio del escenario.

Serrat, el malabarista

Sonaba "La del pirata cojo", cuando el andaluz anunció la demostración de un talento adicional de Serrat. El catalán hizo malabares con tres naranjas durante algunos segundos. "Madonna no tiene idea", se mufó Sabina.

Homenajes

La canción "Por el boulevard de los sueños rotos" dio pie al homenaje a la artista de origen costarricense Chavela Vargas. La pantalla detrás de los músicos exhibió fotografías de "la dama del poncho rojo" fallecida en agosto de este año. Pero no fue el único recuerdo. Sabina y Serrat alzaron la copa por Roberto "el Negro" Fontanarrosa, Jorge Guinzburg, Juan Alberto Badía y Caloi, entre otros..

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdouts