Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La dura respuesta de los sobrevivientes a Chabán

Sociedad

La madre de dos víctimas, sobrevivientes y un abogado de Cromañón le contestan al ex gerenciador del boliche de Once, que había concedido una entrevista a LA NACION; piden que la sociedad no se olvide de la tragedia

Por  y   | LA NACION

 
Ariel Revetria, Rosa María David y Cristian Cáceres luchan para que Cromañón no se olvide. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
 

Se sienten abandonados. Viven con la sensación de que el Estado les dio la espalda y con la desilusión que les genera que la sociedad los haya enterrado en el olvido. Ellos, en cambio, no olvidan. No pueden. Habitaciones vacías, ataques de pánico, noches de insomnio. Ocho años después, sobrevivientes y familiares de víctimas de Cromañón llevan el horror en la piel como si el incendio que dejó al menos 194 víctimas hubiera sucedido ayer.

En diálogo con LA NACION, Rosa, madre de dos víctimas, Ariel, que asistió al recital de Callejeros y perdió a su mujer en el incendio y Cristian, otro sobreviviente, junto al abogado Patricio Poplavsky, le responden a Chabán, que la semana pasada dio una entrevista exclusiva a este medio.

Dolidos y cansados de la constante lucha por salir adelante, aseguran que no habrá justicia hasta que "vayan todos presos" y la sociedad aprenda... y no olvide.

¿Qué les genera las declaraciones de Chabán?
Rosa: El puede decir lo que quiera, pero las pruebas están.

Patricio: Chabán puede decir que él sólo se encargó de organizar un recital y nada más. No es así. Si vos me decís que es una persona que acaba de meterse en este negocio, bueno, es un irresponsable. Pero él mismo dice que tenía 20 años de experiencia. No podés no darte cuenta. No podés dejar entrar más gente de la que se podía. No podés no ver que dentro del local no se podía respirar. Tenés que darte cuenta de que el local explota de gente. El local tenía una puerta de emergencia a la que él le puso un cartel que decía 'salida'. Chabán dice que le puso un candado porque el hotel le decía que se filtraba gente. Pero si tenés 20 años de experiencia, si vos sabés que tiene un candado, sabés que si pasa algo, la gente en la desesperación va a ir a hacia esa puerta.

Video: Cromañón, en primera persona

Chabán hizo hincapié en que él mismo pidió responsabilidad por el micrófono antes del recital ¿Lo recuerdan?


Cristian: Dijo que no armemos quilombo, porque sino nos íbamos a morir todos como en el hipermercado de Paraguay [donde hubo casi 300 muertos en un incendio en agosto de 2004]. Pero no lo dijo bien, dijo "che, boludos...". Callejeros también preguntó "¿se van a portar bien?"

Patricio: Chabán dice que él advirtió. Justamente, él sabía del peligro. No hizo nada para evitarlo.

Rosa: El dice que los chicos son culpables, que él es una víctima. Los chicos no sabían a lo que se exponían. El sí sabía. No entiendo la posición de él de ir a hablar con todos los medios.

Ariel: Para Chabán los únicos culpables son tres chicos que ni sabemos si están vivos. ¿Y cómo entraron las bengalas?

También dijo que esa noche hubo un cacheo exhaustivo ¿Fue así?
A: A mí poco más me sacaron los pantalones.

C: Es así. Pero para invitados, no.

P: En el juicio oral se demostró que hubo tres tipos de cacheos. Uno muy estricto para los que estaban en la fila desde temprano, como los chicos, pero también otros dos, en los que el cacheo fue nulo, inexistente: para los invitados y para la gente que se acumuló en la puerta cuando el recital estaba a punto de empezar. Ahí hicieron pasar a todos rápido y no los revisaron.

¿Cambió algo después de Cromañón?
A: Antes de Cromañón, uno iba a bailar y no se fijaba si había un matafuego. Ahora sí. Hoy en día es automático. Es lamentable que uno se fije después de algo así. Pero bueno, uno paga una entrada y es como en el tren, tendría que estar todo controlado, pero no se sabe.

P: Es lamentable que uno tenga que mirar. Yo no veo a nadie probando las salidas de emergencia de un shopping. Hay un tema de confianza en los lugares a los que vas. Uno piensa que las cosas van a estar cuidadas. Sería una locura si estamos todos revisando todo, todo el tiempo. Pero es una cuestión de educación, que es para lo que Cromañón debería servir.

C: Para mí sigue todo igual. Para la sociedad Cromañon ya está, y eso es lo que a mí más me angustia.

P: Cromañón ya está, Amia ya está, la embajada de Israel ya está, Lapa ya está, Once ya está. ¿Cómo reaccionamos? ¿Cuánta gente va a los actos? Creo que tenemos algo que parte de una educación, de un egoísmo interno. Hasta que a mí no me pase, no salgo.

¿Cómo se sigue adelante después de de algo así?

 
Rosa María perdió a sus dos hijos en el incendio. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
 

R: Es muy difícil esa pregunta. Como mamá te puedo decir que es muy difícil. En mi casa no se armó más el arbolito. Fue lo primero a lo que le di una patada cuando me enteré. No me queda nada. Mi marido me dice que vivo con mucho odio. Cómo no voy a tener odio si mi casa está vacía. A mí me sacaron mis dos hijos. Después mi marido y yo tuvimos cáncer. Lo único que me saca un poco de todo esto es mi nieta. Mucha gente dijo que todos los que fueron esa noche eran drogadictos y borrachos. Yo doy fe de que mis hijos no. Me estoy volviendo loca. Llegan las fiestas y me pongo loca. Hay veces que me pregunto por qué ya no lloro tanto. Debe ser porque no tengo más lágrimas.

C: A mí me gustaría hacer mi vida sin estar medicado, sin hacer terapia. Ya pasé por varios psicólogos. Una me dijo que sólo iba por los certificados. En otro, falté dos veces y me dieron de baja. Fui a un tercero y a los dos meses me dijeron que para mí el tema Cromañón ya estaba. Ahora estoy hace tres años en terapia, con psiquiatra y licencia médica porque este año me agarró todo junto. Ataques de pánico, fobia, miedo. Me agarró ahora el post cromañon. Me está cayendo la ficha ahora. Para mí fue ayer.

A: Yo sigo por mis hijos.

¿Qué atención tiene hoy los familiares y sobrevivientes?
A: Estamos cobrando $600 de subsidio para comprar remedios. En ocho años no hubo un solo aumento.

C: Rodríguez Larreta nos había prometido un aumento y ahora lo tira para atrás porque nos dice que ahora la prioridad es el subte.

P: Yo creo que lo que le molesta mucho a la gente es que el Gobierno nunca estuvo. Reciben a Roger Federer, pero nunca recibieron a los padres.

A: Una vez fuimos a una entrega de patrulleros a la que tendría q haber ido Ibarra. Se acercó Cristina y delante de las cámaras le prometió una audiencia a las madres. Ya pasaron 7 años y la seguimos esperando

¿Qué sería para ustedes Justicia?
R: Todos los imputados presos.

C: Sí, todos presos y que los controles cambien.

A: Que los inspectores vayan presos por primera vez en la historia es importante. Cuando vean a uno preso, los demás funcionarios van a pensar las cosas dos veces antes de hacerlas.

 
Ariel y Cristian contaron cómo vivieron la fatídica noche del 30/12/2004. Foto: LA NACION / Guadalupe Aizaga
 

La respuesta de otra mamá

A continuación, un texto de Mirta Miralles, mamá de Cristian, otra víctima de Cromañón, quien se comunicó con LA NACION luego de leer la entrevista a Chabán.

Realmente, las declaraciones de Chabán no me han sorprendido. A lo largo de estos casi 8 años siempre se ha victimizado y no se hace cargo de su responsabilidad. Provocador, ironico, sólo dice que lo que conviene y casi nunca admite preguntas que no le convengan. Pero nosotros, los papás, que venimos padeciendo el dolor no sólo por la ausencia de nuestro ser querido, sino también por la ausencia de Justicia, no vamos a permitir que nuestra Causa quede impune, como tantas otras.

Cristian es una de las 194 víctimas de Cromañón. Foto: Gentileza Mirta Miralles
 

Seguramente no le conviene decir a Chabán, que él desde abril del año 2004 gerenciaba Cromañón y que lo inauguró nada más y nada menos que con Callejeros (actualmente condenado). Ellos y Chabán fueron co-organizadores de la fatídica noche del 30 de diciembre y en todos estos años lo único que hicieron fue encubrirse y ser cómplices de esta MASACRE. Cómplices ellos junto con policías y funcionarios de la Ciudad, porque Cromañon fue una Masacre y todos los condenados podrían haberlo evitado si no hubiesen existido las coimas y la corrupción.

Cuando se refiere al público como estúpidos y lo responsabiliza del hecho, no reconoce que él sabía en qué condiciones estaba el lugar. Que las puestas estaban cerradas con candado, las condiciones del baño, etc. Si las bengalas entraron, fue porque Chabán y Callejeros lo permitieron. Juntos, organizaron el recital.

La cantidad de gente que sobrepasaba lo permitido y eso se debió también a su injerencia y su complicidad con policías y funcionarios de la ciudad.

Resumiendo, Chabán no es víctima de nada. Las únicas victimas son nuestros 194 chicos. Víctimas de la corrupción, de la negligencia, de la ambición desmedida de empresarios y funcionarios públicos, todos ellos actualmente condenados, salvo Ibarra que, por supuesto, mientras estemos nosotros la sombra de Cromañon lo acompañará mientras viva..

TEMAS DE HOYLas trabas a las importacionesElecciones 2015El caso de Lázaro BáezCongreso Nacional