Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Tener una conexión a Internet ultra rápida en el celular, un poco más cerca

Tecnología

El Gobierno definió ayer las frecuencias que usarán las redes LTE de banda ancha móvil en la Argentina; falta, sin embargo, su licitación y la actualización de las redes locales para poder aprovecharlas en el celular o la tableta

Por   | LA NACION

Ayer, la posibilidad de tener en el celular una conexión a Internet más rápida que la de casa se acercó un poco. Es que se publicó en el Boletín Oficial el decreto 2426/2012, que asigna las bandas de frecuencias de 1700, 2100 y 700 MHz para ser usadas exclusivamente por servicios de telecomunicaciones móviles.

Las bandas de 1700 y 2100 MHz son usadas en América para dar telefonía móvil de alta velocidad (llamada LTE, las siglas de evolución de largo plazo, en inglés), una tecnología que ya se usa en Europa y América del Norte (muchos teléfonos y tabletas vienen hoy con conectividad 3G y LTE), y cumple dos funciones: por un lado, permitir que quien así lo desee (y disponga de los celulares adecuados) pueda acceder a conexiones que en el mundo hoy van de 10 a 20 megabits por segundo (aunque en teoría pueden llegar a los 300 megabits por segundo, si es que el operador y el estado de la red lo permiten); por otro, descomprimir el 2G y 3G, hoy saturados, llevándose usuarios a redes LTE.

En América su usan las bandas de 1700 y 2100. Estados Unidos, Canadá, Chile y México ya licitaron (o están usando) esas frecuencias, y se está por licitar su uso en Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador y República Dominicana. Europa y Asia usan las frecuencias de 1900 y 2100 MHz.

La banda de 700 MHz es la que históricamente estuvo destinada a la televisión analógica, pero la UIT también permite usarla para dar servicio de telecomunicaciones móviles. Y ya se analiza su licitación en varios países de la región como alternativa para dar banda ancha móvil.

 
Un iPad Mini de Apple. Se vende con conexión a redes LTE. Foto: Archivo 
 

LTE, además, hace que la red celular se parezca más a una conexión de banda ancha fija: no distingue entre una llamada, un SMS o la descarga de un e-mail, y trata a todo como una transferencia de datos, lo que le permite un uso más eficiente de los recursos disponibles.

El decreto también oficializa la asignación a ArSat de las frecuencias que se iban a licitar entre las operadoras locales y que finalmente quedaron en manos del Estado, que las usará para permitir que cooperativas y telefónicas regionales puedan prestar servicio, al tiempo que ofrece su red como operador de telefonía móvil mayorista .

Y menciona a las operadoras virtuales (que usan redes de otros para brindar servicio), como es el caso de Nuestro, que usa la red de Personal , o de la operadora inglesa Virgin, que a principios de este año expresó su interés en prestar un servicio como operadora virtual en el país.

La normativa está en las páginas 5 a 7 del Boletín Oficial publicado ayer.



El decreto instruye a la Secretaría de Comunicaciones a instrumentar las medidas necesarias para la asignación de las frecuencias, lo que en teoría supone un llamado a licitación; el texto, sin embargo, autoriza a la Autoridad de Aplicación a asignar frecuencias en forma directa a organismos nacionales, entidades estatales y entidades en las que el Estado tenga una participación mayoritaria.

En cualquier caso, y aunque el decreto es una excelente noticia para los que esperaban que la llegada de esta tecnología contribuya a mejorar el servicio existente , para su disponibilidad falta un tiempo: el Gobierno deberá licitar las frecuencias (o asignarlas a su parecer) y quien reciba el permiso para usarlas deberá, a su vez, invertir en el equipamiento correspondiente. Aunque las operadoras vienen haciendo pruebas sobre LTE ( al menos hace ya 2 años ) todavía no tienen, lógicamente,antenas en funcionamiento.

Hay que tener en cuenta, además, que una vez que esas redes estén implementadas, será necesario contar con un dispositivo compatible: un teléfono 2G o 3G como los que se venden hoy no podrá conectarse a una red LTE si no cuenta con la antena correspondiente. La mayoría de los smartphones de alta gama más modernos, sin embargo, ya incluye esta opción, en general. Y si una parte de los usuarios se "muda" a LTE (sobre todo, en lo que tiene que ver con la conexión de datos) el servicio en 2G o 3G debería -en teoría- mejorar..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultFrancisco y la ArgentinaElecciones 2015Actividad económica