Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Oficialismo

El ácido festejo del kirchnerismo porteño

Política

Con Moreno como estrella, organizó un brindis en busca de la unidad

Por   | LA NACION

 
 

Hubo proclamas de amor y guerra, entre copas de champagne y risas. "El 2013 vamos a tener que hacer una síntesis entre luchar y amar. Ahí marcamos nuestra diferencia", sorprendió, con tono de pastor, Guillermo Moreno. De usual estilo rudo, el secretario de Comercio, de a ratos edulcorado, fue una de las figuras protagónicas del agasajo de fin de año que unió anteanoche al kirchnerismo porteño.

En el Club Español, decorado con ocho imponentes arañas de cristal y frescos del pintor Julio Borrell, dirigentes, legisladores y funcionarios aprovecharon el festejo para dar una señal de unidad y exhibirse aguerridos en la antesala de un año que consideran "duro" en dos frentes: el electoral y el económico. Amado Boudou cerró el brindis con un pedido de encolumnamiento detrás de Cristina Kirchner.

Por el encuentro desfilaron referentes del arco de centroizquierda (el Partido de la Victoria; el socialismo y el radicalismo K; el Partido Humanista, y el Partido Intransigente) y del peronismo capitalino. La gran ausente fue La Cámpora.

El ágape por momentos se desbordó. Tuvo que ser paciente hasta el hiperquinético Moreno. Dueño de la entrada de productos al país, esta vez le tocó a él esperar para ingresar. Debió aguardar afuera junto con su inseparable Beatriz Paglieri, secretaria de Comercio Exterior.

Coordinador del evento, el diputado Roberto Feletti se enfocó en críticas a Mauricio Macri. También lo hizo Daniel Filmus, que podría ser otra vez candidato a senador.

La cuota más ácida de la velada la aportó Diana Conti : destacó que en distritos esquivos, como la Capital, el kirchnerismo debía tener una fortaleza especial para crecer. Y despotricó contra lo que denominó el "electorado histérico" y, parafraseando a Moreno, se refirió a "las cacerolas que queremos que se metan en el culo". La ovacionaron.

Otro tema en charlas informales fue la batalla con el Grupo Clarín. Moreno agitó de viva voz un cántico antes del chin-chin final. "Olé, olé, olé, olá, Héctor Magnetto, no jodas más, tarde o temprano te vamos a ir a buscar", entonó. Luego lo siguieron todos..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsLa muerte de García MárquezElecciones 2015Semana Santa