Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Suman cuatro los muertos por los saqueos e incidentes en Rosario

En las últimas horas fallecieron un hombre y una mujer que se encontraban internados con heridas de gravedad; permanecen detenidas 31 personas por robo agravado

Jueves 27 de diciembre de 2012
SEGUIR
LA NACION
0

La sombra trágica de los saqueos que la semana pasada azotaron la ciudad de Rosario, entre otros puntos del país, sigue extendiéndose.

En las últimas horas murieron dos personas que estaban internadas desde el jueves, con lo que ascendió a cuatro la cantidad de muertos por la violencia. Una quinta persona sigue hospitalizada en estado grave.

Leandro Fabio Sánchez, de 17 años, murió en las últimas horas del lunes. Había ingresado al Hospital Roque Sáenz Peña el jueves con una herida de bala en la pierna derecha. Tras sufrir varias complicaciones fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde lo operaron y estuvo en terapia intensiva hasta la noche del lunes, cuando murió.

Fuentes oficiales indicaron a LA NACION que el vínculo entre esta tercera muerte y los saqueos "no está probada". Se investiga si a Sánchez le dispararon cuando intentó subirse a un colectivo con la supuesta intención de asaltar a los pasajeros. Más allá de las precisiones del caso, el joven recibió el balazo en medio de los incidentes del jueves a la noche.

La cuarta víctima es Carina Verónica Paz, de 36 años, que, también el jueves, después de quedar en medio de una balacera, fue alcanzada por un disparo de arma de fuego en la cabeza. Estuvo internada, siempre en estado grave, en el Hospital Clemente Álvarez, donde murió ayer.

La Secretaría de Seguridad de la provincia informó que la situación que terminó con Paz herida de bala se habría desencadenado "por el accionar individual" de un policía que fue pasado a disponibilidad. Según el comunicado que ayer difundió la secretaría, el efectivo habría disparado después de que su mujer recibiera un balazo.

Los episodios que derivaron en la muerte de Paz ocurrieron en la calle España al 6300, en un barrio ubicado 30 cuadras al sudoeste del centro de Rosario. Allí funciona Luis, un pequeño mercado que había sido saqueado en la madrugada del viernes.

Las otras dos víctimas habían fallecido también en las primeras horas del viernes, las más tensas que vivió la ciudad, que recobró la calma bien entrado el sábado. Entre el jueves y el viernes hubo 50 saqueos y fueron detenidas más de 100 personas.

Luciano Carrizo, de 22 años, fue baleado en el tórax mientras intentaba ingresar en un almacén en Avellaneda y Arijón, en el barrio Tío Rolo. Murió pocos minutos después de ser trasladado al Hospital Roque Sáenz Peña.

Silvia Bernachea, de 36 años, estaba entre las personas que la noche del jueves se concentraron frente al autoservicio El Sol, en Avellaneda y Quintana. La mujer se clavó un vidrio en la arteria femoral y murió desangrada tras ingresar al Hospital Clemente Álvarez.

Los detenidos por los saqueos, que llegaron a ser 129, habían bajado ayer a 31 (29 hombres y dos mujeres). Se les imputa el delito de robo calificado agravado por la intervención de menores.

Influencia del narcotráfico

En el terreno político, en tanto, el diputado santafecino Agustín Rossi (Frente para la Victoria) vinculó los saqueos ocurridos la semana pasada en Rosario con "organizaciones delictivas" relacionadas con el narcotráfico.

"En Rosario no hubo organizaciones políticas. Lo que vi fue narcotraficantes. La base operativa de los saqueos estuvo ligada a organizaciones delictivas. Fundamentalmente, actuó el tema narco", aseguró el jefe del bloque kirchnerista en la Cámara baja, en declaraciones a la agencia DyN.

Cuando le preguntaron sobre eventuales indicios para sostener esa hipótesis, precisó: "Nuestros militantes sociales que viven en ese territorio saben bien quiénes operan en ese sentido".

Con sus declaraciones, Rossi tomó distancia de la interpretación de otros voceros informales de la Casa Rosada, que la semana pasada, en plena zozobra por los saqueos, habían acusado a los jefes de las CGT y la CTA antikirchneristas, Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli, respectivamente, de haber promovido la violencia.

Los cuatro casos mortales en las jornadas tensas

Balazo en el tóraxLuciano Carrizo fue herido cuando intentaba entrar a un almacén

Herida en la femoralSilvia Bernachea se clavó un vidrio en la pierna al salir de un autoservicio

Episodio confusoInvestigan si Leandro Sánchez murió tras un intento de asalto a un colectivo

Un policía en la miraLa bala que mató a Carina Paz habría salido del arma de un efectivo

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas