Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ciccone: dudas sobre el rol de una cooperativa cercana al Macro

Política

La cooperativa que aportó $ 29 millones para financiar el desembarco de The Old Fund detrás de la nueva Ciccone Calcográfica vulneró los límites de su propia acta constitutiva y actuó como pantalla intermediaria entre Alejandro Vandenbroele y el Banco Macro, según informó a la Justicia penal el organismo estatal que debe regular y controlar a ese tipo de entidades en teoría sin fines de lucro.

La actuación irregular de la Cooperativa de Crédito Marítima del Sur surge del artículo 5° de su acta de constitución, que fijó que la entidad sólo podría otorgar créditos entre sus asociados con capital propio, aunque en el caso de The Old Fund salió a endeudarse en varios bancos para de inmediato entregar ese fondeo a Vandenbroele.

De acuerdo con los registros financieros del Banco Central (BCRA), la cooperativa recurrió a los bancos Mariva ($ 3,9 millones), Macro ($ 2,5 millones), y de Servicio y Transacciones (BST), Industrial y Finansur (con $ 1,5 millones en cada uno), por un total de 11,4 millones de pesos.

El nuevo hallazgo obtenido por la Justicia sobre esos $ 29 millones deja en evidencia otro interrogante sobre cuál fue el verdadero origen del total de los cerca de $ 50 millones con que The Old Fund sacó de la quiebra a Ciccone y la mantuvo en funcionamiento mientras obtenía sus primeros contratos, como la impresión de las boletas electorales del Frente para la Victoria (FPV) y, luego, de millones de billetes de 100 pesos.

Intermediación

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) alertó, en particular, que la actuación de la cooperativa ocultó en realidad una "intermediación financiera entre el Banco Macro y los asociados" a esa cooperativa, como The Old Fund, la sociedad anónima en la que Vandenbroele figuró primero como "el nuevo accionista" y, luego, como su apoderado y presidente.

El Inaes también concluyó que la cooperativa contaba con "un escaso capital social que no le permitiría afrontar los volúmenes de los préstamos solicitados" por The Old Fund, por lo que debió fondearse en el sistema bancario.

En el caso particular de The Old Fund, sin embargo, ni siquiera queda claro si se había asociado a la cooperativa cuando comenzó a recibir los 30 millones de pesos de financiamiento, ya que el convenio entre ambos se fechó el 18 de julio de 2011, pero las firmas se insertaron el 28 de marzo de 2012 y el escribano público que intervino, Alejandro Senillosa -que también trabaja con el Macro- recién las certificó el 7 de septiembre de 2012, según reconstruyó LA NACION.

A través de sus directivos, como su presidente Cirilo Zavalía, la cooperativa muestra otros vínculos con el Macro y los Brito, padre e hijo. Zavalía es, además, socio de Daniel Adolfo Fagiani, quien fue empleado de Brito en Inversora Juramento y ahora trabaja para otra empresa, Gestiva, que es socia del Macro, según reveló el diario Perfil. Incluso, Zavalía y Brito hijo se mueven por Twitter, donde cuentan con escasos seguidores, pero se siguen, escriben y apoyan mutuamente..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteAmado Boudou procesadoSueños compartidos