0

Turismo responsable: crece la red de hoteles con paneles solares, huertas y reciclado de residuos

La propuesta se inició a fines de 2008 y ya son 50 los miembros en el país; siguen un código de ética para lograr la certificación que se renueva año tras año
Verónica Dema
0
11 de enero de 2013  • 02:19

Cuando en la esquina ve las parvas de basura, un escenario cada vez más frecuente en la ciudad de Buenos Aires, se toma la cabeza. Le parece que trabaja en vano. Pero la desazón le dura unos segundos y vuelve a lo suyo: trabajar desde su casa y su hotel para reciclar basura, ahorrar agua, no malgastar energía, mantener su huerta.

Patricia O'Shea vivió gran parte de su vida en Irlanda y cree que allí se gestó su conciencia ecológica que aplica a su vida y a su trabajo. Su hotel boutique Home Buenos Aires Home Buenos Aires es uno de los cincuenta miembros de la Red de Turismo Responsable Red de Turismo Responsable, una organización identificada como la primera iniciativa a nivel mundial que estableció principios de turismo sustentable con el medio ambiente.

"Desde el principio, hace cinco años, tratamos de minimizar el impacto ambiental que tiene todo negocio. Nuestro hotel fue construido con diseño natural, que implica el máximo aprovechamiento de luz natural en paredes y techo; además, usamos iluminación bajo consumo, tecnología Led y tarjetas de activación electrónica en cada habitación para usar energía sólo cuando hay gente", enumera Patricia, quien también realiza reciclado de residuos, pilas y aceite.

La red de turismo responsable red (RTR) está compuesta, no sólo de hoteles, sino también de hostels, aparts hoteles, campings, agentes de viaje y universidades. A estos socios privados de a poco se van sumando apoyos gubernamentales: participan con fondos el gobierno nacional, el porteño y los de las provincias de Buenos Aires y de Córdoba.

El fundador de esta red, Juan José Galeano, dice a LA NACION que la idea surgió a fines de 2008, porque él entendía que para poder hablar de responsabilidad ambiental había que precisar indicadores. El modo de definirlos fue participativamente. "Convocamos al sector turístico, entre todos creamos un código de ética que hoy tiene 54 puntos", dice. Los ejes son gobernabilidad, planificación de bienes y servicios, extracción y utilización de recursos y materias primas, empleo, generación de residuos, compra y accesibilidad, venta, información de los consumidores.

Estos lineamientos tienen que ver con algunas gestiones como: eficiencia energética (diseño de construcción que priorice la luz natural, sistemas de iluminación bajo consumo, tarjetas de activación de electricidad, tecnología LED, paneles y termotanques solares); ahorro de agua (con sistemas de dosificación en los baños, reutilización del agua de duchas para inodoro); gestión de residuos (separación y reciclaje, creación de composteras para fertilizar huertas, trabajo conjunto con cartoneros, entrega de bolsas de papel en reemplazo de las de nylon, etc); mejora de las condiciones de empleo (salubridad del espacio de trabajo, buena ventilación, información, participación en las decisiones).

"Este código se revisa cada año y luego de los monitoreos cada uno se compromete a avanzar en nuevas acciones", informa el creador de la red. Así, por ejemplo, los miembros parten de un cumplimiento promedio del 50 ó 60 por ciento y año a año mejoran los índices.

Un hotel que certificó

Silvina Braver es una de las dueñas de Pampa Hostel y de Infinito Hotel Eco Design, ambos miembros de la red de turismo sustentable. Ella cuenta orgullosa que sus alojamientos casi alcanzan el 80% de cumplimiento de las pautas ecológicas y continúan mejorando. Tiene diez años en este rubro y, como siempre se interesó por el medio ambiente, cuidó todos los detalles desde el comienzo: ventilaciones cruzadas, techos verdes, muebles reciclados, separación de residuos, trabajo con cartoneros, compostera con basura orgánica, señaléticas para el bueno uso de los recursos, cuidado de la electricidad y el agua, etc.

"A veces las personas son muy extremistas y creen que si no sos ecológico 100% no vale la pena hacer nada. Pero cada uno en sus pequeños espacios puede cuidar el agua, la luz, separar residuos", dice. Invita a ese trabajo individual y también reconoce que la gestión en conjunto mediante la red suma conciencia: "Nos apoyamos entre todos, compartimos experiencias y más que competencia somos cooperativos con los demás. Mientras más seamos, más beneficios para el medio ambiente y para todos".

Cada vez más clientes

La conciencia ecológica es cada vez mayor. El efecto contagio se nota en la red: en sus comienzos contaba sólo con diez miembros de la ciudad de Buenos Aires, pero se multiplicó por cinco y ya se amplió a Rosario, Mendoza, Salta, Jujuy y la Costa bonaerense. En breve prevén incorporar a Córdoba y, también, a una cadena de hostels de Uruguay.

La demanda responde y cada vez es mayor el número de personas que elige viajar responsablemente. Según una encuesta de la consultora Nielsen entre 28.000 usuarios, en 56 países, 2 de cada 3 consumidores prefieren comprar productos de empresas socialmente responsables; el 46% dice estar dispuestos a pagar más por eso.

El fundador de la red, Juan Galeano, tiene cifras locales. "En la Argentina se está tomando más consciencia ecológica. Hay estudios que señalan que, mientras que en Europa el 50% de la gente se interesa por el cuidado del ambiente, en América latina la cifra alcanza el 70%", contrasta. "Esto marca por qué es importante para el mercado nacional trabajar en un tema que es tan relevante para preservar nuestro ambiente".

Desde Plenilunio Apart and Suites, en Mar de las Pampas, Nicolás Bursztyn, habla de la expansión del negocio que recibió de su padre y se detiene en lo que considera una imperiosa necesidad de crecer armónicamente, de un modo sustentable. "En Mar de las Pampas aún estamos a tiempo de cuidar el desarrollo del lugar; aquí ya se construyó casi todo lo que se podía y ahora hay que conservar y fortalecer el concepto de pueblo slow ", señala.

El concepto de pueblo slow se basa en el trazado urbano con calles de arena, los códigos de construcción que respetan criterios ambientales, la conciencia ecológica de los comerciantes, pero Bursztyn considera que hay que profundizar estas ideas. En su apart hotel tiene un sistema para reutilizar el agua, termotanques solares, iluminación LED y de bajo consumo, señalética que explica por qué cuidar el bosque, entre algunas acciones. Como también entiende que la sustentabilidad implica lo social, generó un proyecto para destinar parte de la tarifa a proyectos de ayuda a sectores carecientes.

"Por ahora soy el único de esta red de turismo sustentable en la costa argentina, pero con el tiempo creo que se van a contagiar otros", pronostica. En él, como en los demás miembros, se trasluce trabajo, inversión, entusiasmo. Sueña con sumar a otro que comparta un espacio tenga conciencia y cuide el medio ambiente.

¿Qué es la RTR?

  • La Red de Turismo Responsable es un espacio que involucra empresas del sector turístico, organizaciones de la sociedad civil y organismos de gobierno con el objetivo de desarrollar indicadores comunes para una gestión turística responsable.
  • ¿Cuáles son sus objetivos?

  • Para el desarrollo del sector: promover una planificación y gestión responsable de la actividad turística, a través de la definición de los principios, valores y criterios comunes que regirán la misma, por medio de la participación activa de los actores y sectores que integran la actividad económica y de manera que puedan ser comprobados por el mismo consumidor o cualquier otro agente.
  • Para el fortalecimiento de la Red: facilitar la formación de grupos promotores en nuevas regiones, la implementación de los principios de la Red por parte de los miembros y la vinculación de estos con los viajeros responsables.
  • Para los viajeros: ofrecer una fuente de información legítima, genuina y comprobable de la implementación de los compromisos de nuestros miembros y fomentar su involucramiento como agentes de control y promoción de una actividad turística responsable.
  • temas en esta nota

    0 Comentarios Ver

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.