Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La negociación salarial / Otro conflicto para la Casa Rosada

La CGT oficialista reclama que el piso de Ganancias suba más del 50%

Política

El Gobierno pidió moderación en las paritarias, pero los gremios condicionan las conversaciones al aumento del mínimo no imponible; la central de Caló quiere elevarlo a $ 9134 para solteros y a $ 12.494 para casados

Por   | LA NACION

Tras el campanazo de largada para las negociaciones salariales , se advierte un clima de tensión ante el pedido de mesura elevado por el Gobierno y las pretensiones de los sindicatos, que demandan de manera unánime una mejora en el impuesto a las Ganancias previo a acordar las paritarias.

Pero la negociación se reavivó ayer al conocerse un documento de la CGT oficialista en el que se exige una suba de más del 50% del piso del mínimo no imponible de Ganancias. El pedido de la central que encabeza Antonio Caló es incluso superior al que habían planteado los opositores Hugo Moyano y Pablo Micheli a fines del año pasado.

Sobre la base del índice de precios de nueve provincias, la CGT alineada con el kirchnerismo preparó un informe en el que se estima que el umbral del mínimo no imponible debería alcanzar los 9134 pesos para los solteros sin hijos y los 12.494 pesos para las casados con dos hijos. Desde abril de 2011, cuando se modificó por última vez el tributo, los pisos se mantienen en $ 5782 para los primeros y $ 7998 para los segundos.

El documento fue elaborado por el dirigente del Sadop Horacio Ghillini y cuenta con el visto bueno de Caló. Ambos consideran que el tributo debería afectar "únicamente a los trabajadores de más altos ingresos". Además, sugerirán al Gobierno otras vías de financiamiento para que las arcas estatales no sientan el impacto en la recaudación por los eventuales avances del impuesto a las ganancias. La CGT propondrá gravar las transacciones financieras de la Bolsa de Valores y del Mercado Abierto Electrónico; duplicar las retenciones sobre los productos mineros, y activar un revalúo fiscal en zonas rurales, ya que estiman que sólo en la provincia de Buenos Aires las valuaciones actuales de los campos serían inferiores al 30% del valor de mercado.

Caló y otros dirigentes serán recibidos el lunes que viene por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Ayer, durante un encuentro de gremialistas en la sede de La Fraternidad, se decidió que le plantearán a Tomada su preocupación por los alcances del impuesto a las ganancias y de la creciente inflación. Para la CGT estos factores condicionan las subas salariales, por eso no aceptarían cerrar una paritaria del 20% sin antes conseguir una importante mejora en Ganancias y un compromiso para reformar el tributo en el largo plazo.

"De nada sirve luchar por un porcentaje de aumento desorbitante si no se logra erradicar el deterioro del salario por la constante inflación y el aberrante impuesto a las ganancias, que es injusto y discriminatorio", sostuvo ayer en un comunicado el dirigente Sergio Romero, secretario de Políticas Educativas de la CGT oficialista y líder de la Unión de Docentes Argentinos (UDA).

Romero planteó que una suba del 20% del mínimo no imponible no solucionaría el problema. Argumentó que en los casi dos años que no se modificó el piso del tributo la inflación fue del "40 o 50% de acuerdo con los índices reales de la economía". Y propuso, a modo de solución, eliminar el impuesto o reformarlo a través del Congreso de la Nación.

La presión de Romero se sumó a los pedidos públicos que habían hecho otros dirigentes de la central oficialista. "El límite para modificar Ganancias es marzo", apuró la semana pasada el maquinista Omar Maturano en una entrevista con el diario Perfil. Maturano asistió ayer a un acto en la Casa Rosada. Ya se habían manifestado en la misma línea Oscar Lescano, de Luz y Fuerza, y el líder de un gremio industrial que pidió mantener su nombre en reserva.

El Gobierno y los empresarios anhelan que las paritarias no superen el 20%. Pronostican dificultades a partir de los coletazos de la crisis económica que golpea a Europa.

Pero no les será sencillo trazar un límite. Las primeras negociaciones salariales ya comenzaron con conflictos. La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines hizo anteayer una huelga y ahora está en conciliación obligatoria. El gremio pidió una suba del 23%, pero las cámaras empresariales ofrecieron un 16%. La negociación es supervisada por la viceministra de Trabajo, Noemí Rial. También hubo inconvenientes con la paritaria del gremio de la enseñanza privada. En el Ministerio de Trabajo se negaron a homologar el alza salarial de un 25%.

En una charla informal con gremialistas, el jefe de Gabinete de la cartera laboral, Norberto Ciaravino, estimó que las paritarias que se cierren antes de una mejora de Ganancias alcanzarían el 25%. Y las que se acuerden después serían del 20%. Por ahora, son apenas lucubraciones. La última palabra la tendrá Cristina Kirchner. Por eso, la CGT de Caló volvió ayer a la carga para pedir una reunión con la Presidenta.

Las demandas de la central oficial

Reclamos y propuestas para mejorar la recaudación

  • Mínimo no imponible
    Elevar el umbral de $ 5782 a $ 9134 para los trabajadores solteros y de $ 7998 a $ 12.494 para los casados con dos hijos. Exige, además, una actualización periódica, como las paritarias
  • Paritarias libres
    No aceptarán límites en la negociación salarial, a pesar de los pedidos de moderación sugeridos desde el Gobierno. El dirigente Omar Maturano proyecta subas salariales de entre el 25 y el 28%
  • Asignación familiar
    Quiere que el Gobierno les certifique un compromiso para universalizar el beneficio y eliminar las escalas salariales
  • Gravar las transacciones financieras
    Establecer un impuesto a las transacciones de la Bolsa de Valores y del Mercado Abierto Electrónico
  • Duplicar las retenciones sobre productos mineros
    Si se aplicaba en 2011, la CGT considera que el Estado hubiera recaudado 589 millones de pesos más
  • Revalúo rural
    Actualizar las valuaciones fiscales en zonas rurales. Considera que hay campos en Buenos Aires valuados a un 30% o menos que su cotización real

Del editor: qué significa.
La propuesta anticipa las dificultades que enfrentará el Gobierno en las paritarias. ¿Qué nivel de aumento de Ganancias pedirá ahora la CGT de Moyano?

TEMAS DE HOYProtesta policialCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresElecciones 2015Copa Sudamericana