Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Futuro

¿Cuáles son los referentes culturales de hoy que nos darán nostalgia en el año 2033?

Sábado

Una recorrida por los íconos de la moda y la música que definen el presente y extrañaremos más adelante

Por   | The New York Times

NUEVA YORK.- Elijan una década cualquiera, de 1920 a 1990. Supongan que están organizando una fiesta temática de la época. Enseguida nos vienen a la mente los clichés culturales: feministas de melena corta fumando con boquilla y bailando charleston, hippies pelilargos, rebeldes de camiseta blanca y peinado a la gomina deambulando entre hombres de corte militar y trajes de franela gris que bailan el rock.

Ahora imaginen que dentro de 20 años están en una fiesta para conmemorar los primeros doce años del nuevo milenio. ¿La música de quién anclará en la lista de reproducción? ¿Qué ropa usarán? Y lo que es más importante, ¿cómo se usará el pelo? No es fácil imaginarlo, y no sólo porque nos falta perspectiva temporal, sino porque ya vamos por la segunda década del milenio sin ponernos de acuerdo con los nombres: ¿la década del 2000 o la década del 00?, ¿la década del 10 o la del 010? Y por esas neblinosas definiciones temporales, rara vez nos referimos a las décadas recientes por su nombre. Nadie se ha considerado a sí mismo "un hombre de los 00", ni ha dicho enfáticamente: "¡Eso es tan de los 10!"

La tecnología tal vez sea responsable de esta confusión cronológica, sugirió Sara Marcus, autora de Girls to the Front: The True Story of the Riot Grrrl Revolution , que repasa la historia del punk-feminismo de la década de 1990. Según Marcus, no le hemos puesto nombre a las décadas recientes "porque ya no percibimos que las cosas pasen en períodos de tiempo, como antes. Y si uno usa Gmail, los correos electrónicos ni siquiera están organizados cronológicamente, sino por interlocutor, así que los mensajes que aparecen a la cabeza de la lista pueden remontarse a una secuencia de mensajes que empezó hace seis meses".

En cuanto a la música, la línea temporal también se ha borrado, señaló Simon-Levinson, editor asociado de la revista Rolling Stone .

"Ahora es más difícil definir una década a partir de una preselección de artistas y géneros, debido a un cambio radical en el modo en que la gente consume la música", dijo. "Internet ha hecho posible que descubramos cualquier género de cualquier época. No hay límites."

¿Qué música pasará entonces en el año 2033, el DJ de nuestra hipotética fiesta de las décadas 00 y 10?

"El rap y el pop se fueron acercando hasta convertirse en sinónimos", dijo Vozick-Levinson. "Los más exitosos fueron artistas como Kanye West y OutKast, que redefinieron las fronteras del hip-hop, y los tradicionalistas como Jay-Z y 50 Cent, que indudablemente hicieron mucho para que el rap se convirtiera en la música central de la década. The Black Eyed Peas vendieron una cantidad alucinante de discos haciendo el rap más pop, pegadizo, divertido y amigable de la historia". En cuanto al rock, "hubo tantas nuevas bandas emergentes que sería temerario decir cuáles son los dos o tres artistas más importantes", dijo Vozick-Levinson. Y parece ser cierto: a diferencia de Nirvana a principios de los 90s, de Bruce Springsteen, U2 y R.E.M. en los 80, los Rolling Stones y Led Zeppelin en los 70, de los Beatles y Bob Dylan en los 60, o de Elvis Presley en los 50, no hay un grupo de bandas o de interpretes cuya música represente el sonido rasgado de la época actual. ¿Serán los Strokes, con un álbum de influencia monumental? ¿Será Radiohead, que se formó en 1985? ¿O será Coldplay? El principal movimiento que parece registrarse en la primera década de este siglo es la proliferación de bandas con nombres de animales salvajes, como Grizzly Bear (Oso Pardo), Fleet Foxes (Zorros Veloces), y Animal Collective (Colectivo Animal).

Y en cuanto a la ropa, ¿puede identificarse alguna tendencia masiva? Valerie Steele, directora del Museo del Instituto Tecnológico de la Moda, en Nueva York, dijo que por lo general "la imagen de una década no se cristaliza hasta un par de décadas después, y tiende a poner de relieve sólo unos pocos aspectos de ella". En la década del 70, por ejemplo, "el furor de los pantalones oxford fue muy breve, así que cuando los identificamos con esa época, estamos exagerando". Steele agregó que "la dictadura de la moda se derrumbó en los 70, a medida que el imperio de la moda se fracturó en una variedad de estilos tribales". Así que según Steele, "sería efectivamente muy difícil vestirse para una fiesta temática de la época actual".

Lauren Sherman, editora ejecutiva digital de la revista Lucky, piensa que la democratización de la moda ha desdibujado las tendencias antes identificables. "Con la llegada de «Project Runway», «America's Next Top Model», y los blogs de moda, ahora se trata sobre todo de tener un estilo personal", dijo Sherman. "Todos tienen su propio blog y se sienten capaces de juzgar las últimas tendencias. La ropa es apenas un ingrediente a mezclar y combinar". Tanto Steele como Sherman señalaron que la colaboración de diseñadores exclusivos con empresas masivas, que comenzó con el tándem Mizrahi/Target en el año 2002, contribuyo a que el estilo de esa década sea tan nebuloso. "Como ahora la moda es tan accesible para todos, la gente compra mucha más ropa y las tendencias se vuelven más difusas", dijo Sherman.

Sin embargo, han surgido algunos estilos propios de esa primera década del siglo actual. Ya sea que uno compre en Prada o en Payless (un sitio de descuentos), los zapatos de taco extra alto han reemplazado a las carteras icónicas de algunos diseñadores de los años anteriores. Y aunque hace sólo cuatro años que se lanzó al estrellato, "Lady Gaga es el ícono de la moda de los últimos diez años, tal como Madonna lo fue durante los diez anteriores", señaló Sherman.

Y para aquellas a las que les gusta mostrar más su cuerpo, según Sherman, el modelo son Victoria Beckham y Kim Kardashian, figuras emblemáticas de la moda casual y sexy de la década actual. "A principios de los 2000, salir era ponerse una remera y unos jeans", dijo Sherman. Y la cadena de ropa del momento, en su opinión, era J. Crew, tan poco propenso a correr riesgos y tan avalado por Michelle Obama.

Para las mujeres que evitan los tacos de 20 centímetros, las minifaldas ajustadas y los vestidos de carne cruda, Steele dijo que las prendas que tal vez lleguen a definir la moda de estos tiempos sean los pantalones capri, las zapatillas estilo bailarina, y en la parte de arriba las prendas con estructura más arquitectónica, además de las calzas, que ya de por sí son un revival de los 80. ¿Hay alguna otra prenda icónica de nuestra época en la lista? Los buzos deportivos y las gorras de tweed en los primeros años del milenio (y si no, miren fotos de Jennifer López), los estampados escoceses de Burberry, las uñas pintadas de manera extravagante y las tachas de metal. Los jeans, por su parte, han pasado de anchos a gastados, de adornados a tachonados, de tiro alto a tiro bajo, y por todos los colores del espectro. Pero el "look" perdurable de nuestra era tal vez termine siendo ese conjunto "con onda" de calzas para las mujeres y jeans bombilla para los varones, para ambos sexos con zapatillas Converse, y que según Steele responde a una tendencia general de la década: la fusión de los géneros.

Además de la continuidad del estilo andrógino en las mujeres, los hombres han abrazado "costumbres que hasta hace poco eran consideradas atípicas y limitadas a los metrosexuales, como el uso de productos de belleza, bufandas de seda y joyería", dijo Sherman, además de trajes entallados y sombreros llamativos. Y tal vez el "accesorio definitivo" de onda ya no sea un par de anteojos de enorme marco de plástico, sino una bicicleta de piñón fijo. Además, como señala Steele, "todo el mundo tiene un tatuaje. El que no tiene, es un bicho raro". En contrapartida, los piercings en el cuerpo, tan ubicuos en los 90, han perdido mucho terreno. Steele cree que estamos atravesando un momento relativamente conservador de la moda, una idea secundada por Marcus. "La gente se viste "bien" y nada más. Estamos en una época de extrema ansiedad profesional, en la que hay cinco personas esperando para quedarse con nuestro trabajo", señaló.

En cuanto al pelo-por-encima-de-los-hombros, el estilista francés de celebridades Frederic Fekkai dijo que la década de 2000 estuvo marcada por "la melena, ya sea corta o larga, con una o apenas un par de capas", como la que llevaban Victoria Beckham, Hilary Swank y Heidi Klum. "El flequillo también pegó fuerte", dijo Fekkai, señalando a Katie Holmes y Rihanna. Fekkai también un notó un auge de los reflejos más intensos y de accesorios "chic-bohemios", como las trenzas de cuero y los pañuelos de fibras naturales. Los cortes de pelo masculinos "se volvieron más netos y definidos", según Fakkai, gracias a la adopción del gel y la cera, y señala el ejemplo de Brad Pitt. Las patillas se alargaron y afinaron, las barbas candado tuvieron su momento, y así llegamos a la "barba de tres días" actuales.

Pero sin importar cuál sea su peinado o su atuendo en el año 2033 cuando grite con nostalgia "¡Mazel tov!" al ritmo de "I Gotta Feeling" de los Black Eyed Peas, el accesorio más destacado será seguramente uno hecho en casa.

"En las fiestas que celebren nuestra época actual", dijo Marcus, "la gente llevará puestas enormes pancartas que dirán "A REMATE".

Traducción de Jaime Arrambide

  • Lady Gaga
    Es el ícono de la moda de los últimos diez años, tal como Madonna lo fue en los diez años anteriores
  •  
     
    Chupines de color
    El jean pasó por todos los formatos del espectro, pero una de sus formas más recientes es la versión ajustada y en colores
  •  
     
    Taco extra alto
    Los zapatos de taco extra-alto fueron reemplazando a las carteras icónicas de algunos diseñadores durante los años previos
  •  
     
    Zapatillas Converse
    Son las que más usan hombres y mujeres y responden a una tendencia general de la década: la fusión de los géneros
  •  
     
    Tatuajes
    A diferencia de los piercings de los noventa, que perdieron su vigencia, los tatuajes siguen en alza: todo el mundo tiene uno hoy en día
TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerInflación y preciosNarcotráfico