Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

En un clima de nostalgia, los centenarios coches de la línea A realizaron su último viaje

Buenos Aires

A las 22.50 partió la última formación desde Plaza de Mayo; durante la jornada cientos de usuarios, vecinos y turistas se despidieron de los históricos vagones

 
 
En su último viaje de las 22.50 y en clima plagado de melancolía, miles de porteños y turistas se despidieron anoche de los históricos vagones de la línea A que a partir de hoy serán sacados de circulación para dar lugar a las nuevas formaciones de origen chino.

La línea estará cerrada hasta el 8 de marzo inclusive, para implementar un plan de renovación de los antiguos vagones fabricados hace un siglo en Bélgica, por otras formaciones nuevas y con aire acondicionado.

La medida, anunciada el 4 de enero por Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), que constituye la primera adoptada por el gobierno porteño tras hacerse cargo del servicio de subtes el 1ro de enero, fue comunicada el martes por la empresa concesionaria, Metrovías, a la Comisión Nacional de Valores.

La suspensión del servicio que une las terminales Plaza de Mayo y Carabobo se producirá pese a los recursos de amparo presentados por legisladores porteños para evitar la medida, uno de ellos impulsado por María José Lubertino y rechazado el miércoles por la magistrada Lidia Lago.

El rechazo de la medida también se hizo sentir desde distintos sectores defensores del patrimonio y organizaciones vecinales que se mostraron reticentes a la medida impulsada por el gobierno porteño y reclamaron que se preserve en funcionamiento los antiguos trenes.

 
Miles de personas se despidieron ayer de los centenarios vagones de la línea A. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
 

"Es un día triste. Estos coches no tienen problemas de seguridad. En todo el mundo están pidiendo por estos trenes que tienen un valor histórico y cultural gigantesco, son trenes que funcionan", afirmó a la prensa Roberto Pianelli, secretario general de los Metrodelegados, gremio que nuclea a los trabajadores del metro.

"Los chinos tienen un mercado importante, pero los invito a mirar la calidad belga", dijo con orgullo el embajador de Bélgica en Buenos Aires, Thomas Antoine, presente también en los andenes de "la A". Los 55 vagones de madera que ayer realizaron sus últimos viajes fueron construidos por la compañía belga La Brugeoise.

Los elegantes e históricos vagones de la línea A, la primera de subtes del hemisferio sur, fueron ayer un desfile de porteños y turistas que querían obtener fotografías de los viejos trenes, puestos en funcionamiento en 1913, mientras se sucedían los aplausos espontáneos con la salida de cada viaje..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba