Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Pando, Uruguay

Apuesta al crecimiento industrial

Inmuebles comerciales

El desembarco de un desarrollador argentino en la vecina orilla con el primer parque de 40 hectáreas, cuya inversión total rondará los 120 millones de dólares

El empresario argentino Carlos Molinari, con fuerte presencia en el mercado inmobiliario de la Argentina y Miami, lanzó el primer Parque Industrial Público en la ciudad de Pando, departamento de Canelones, Uruguay. A través de esta iniciativa, el gobierno uruguayo busca incentivar la radicación de nuevas empresas vinculadas a la construcción de viviendas, la industria alimenticia y a las nuevas tecnologías de comunicación.

El predio donde se emplazará el desarrollo cuenta con una superficie de 40 hectáreas y la inversión total del proyecto rondará los 120 millones de dólares. Se ubicará en el bypass de la ruta 101 a la ruta 8, en Pando, a 15 minutos del aeropuerto y a 30 del puerto de Montevideo sobre autovía de salida al Este conectado con el Oeste y el Norte por la ruta Perimetral utilizada para el transporte pesado.

El proyecto está a cargo de la Agencia Canaria para el Desarrollo y la compañía MFM Global, dirigida por Molinari, quien aclaró: "Este emprendimiento cumple con el objetivo de descentralización promovida por el gobierno nacional y departamental, en el marco de la radicación de nuevas empresas en la ciudad de Pando".

Dentro del acuerdo firmado entre la empresa y el municipio, MFM Global tendrá a su cargo todo el desarrollo de la infraestructura necesaria para su funcionamiento. En cuanto al tipo de compañías que pueden desembarcar, Molinari explicó: "Se trata de empresas con bajo impacto ambiental, que sean autorizadas por la Intendencia, la Comisión Asesora que funciona en la órbita del Ministerio de Industria y Energía y que cumplan con el reglamento aprobado por la Intendencia de Canelones".

En cuanto a los beneficios fiscales, los usuarios podrán obtener descuentos que van desde la exoneración parcial de tributos, tales como el Impuesto a la Renta Empresarial, al Patrimonio, IVA y tasas aduaneras, entre otros hasta la exención total por un período determinado de tiempo; dependiendo del impacto sobre el empleo, el uso de tecnología y de los montos de inversión.

"A su vez, las empresas ubicadas en el parque industrial podrán incrementar en un 15% el puntaje total de exoneración fiscal obtenido en la matriz de indicadores que se aplica para puntuar cada proyecto en la Comisión Asesora de Promoción de Inversiones (Comap)", explicó el ejecutivo.

Respecto de su lanzamiento, Molinari amplió: "Estamos frente a uno de los proyectos más importantes de Uruguay para el año actual, ya que a través de este emprendimiento se van a generar nuevas fuentes de empleos, se aumentará la capacidad productiva de las empresas y se incrementará la inversión en procesos de investigación, desarrollo e innovación en el país".

Y agregó: "Las primeras empresas en desembarcar en el Parque Industrial de Pando serían las vinculadas a la construcción de viviendas, entre ellas la firma MFM Global, además de otras vinculadas a la industria alimenticia y nuevas tecnologías de comunicación".

El desarrollador argentino apuesta fuertemente en el mercado inmobiliario uruguayo; tanto es así que está próximo a lanzar dos nuevos hoteles bajo la marca Langford en Punta del Este.

Con los estatutos aprobados, "se hace un llamado de expresiones de interés y en consecuencia un notable crecimiento de emprendimientos en la zona", expresó Molinari.

Los valores de venta oscilan entre 60 y 70 dólares el m2. "Los objetivos del parque son la creación de 1000 nuevos puestos de trabajo, afianzamiento de la zona fabril con la instalación de entre 20 y 25 industrias, facilitar la ubicación de empresas y fomentar asociatividad", comentó Molinari.

Sinergias posibles son la instalación de fábricas complementarias, sistema de proveedores y promociones comunes, educación y más trabajo.

Las superficies mínimas de las parcelas es de 2500 m2, también pueden ser utilizadas por pequeñas empresas. El factor de ocupación del suelo es de 90% con ventajas impositivas para las compañías que se instalen, como la ley de promoción de inversiones.

Además, contará con servicios comunes, oficinas, salones multiuso, showroom, controles de acceso y vigilancia..

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico