Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Un hombre de La Cámpora fue clave en el esquema de la Inspección General de Justicia

Política

Varela no fue nombrado oficialmente, pero operaba en las sombras por el caso Ciccone

Gustavo Varela es mucho más que un referente de la agrupación kirchnerista La Cámpora. Es el hombre que dio órdenes de "controlar" los expedientes vinculados con el caso Ciccone dentro de la Inspección General de Justicia (IGJ). Tenía una cuenta oficial de correo electrónico del Ministerio de Justicia y clave de acceso a todos los sistemas informáticos del organismo. Fue el encargado de facilitarle al Ministerio de Economía los legajos de 1000 empresas por fuera de los canales formales. Firmó al menos un acta del Ministerio de Trabajo como el número dos de la IGJ. Y viajó por las provincias dando conferencias como subinspector general de la Nación. Sólo que jamás fue designado para ese cargo, según reconstruyó la nacion durante las últimas semanas.

Varela, ungido para ser el enlace de La Cámpora dentro de la IGJ, se movió dentro del organismo como su verdadero jefe, aun por encima del entonces titular de la inspección, Marcelo Mamberti. Nombró personal, desplazó otro tanto, ordenó iniciar investigaciones y paralizar otras tantas. Pero nunca logró plasmar su nombramiento en un decreto del Poder Ejecutivo Nacional (PEN), como sí lo lograron Mamberti y su sucesor y actual titular de la IGJ, Norberto Berner.

Tras su paso por el organismo, donde se mantuvo hasta agosto, con despacho propio y secretaria privada, Varela se marchó al sector privado, donde se desempeña hoy como consultor externo en una firma de auditoría internacional. Pero en su paso por la IGJ dejó sus huellas y, en contadas ocasiones, su firma.

Eso ocurrió, por ejemplo, el 26 de enero de 2012, cuando Varela y Mamberti asistieron a una audiencia de negociación con el gremio ATE en el Ministerio de Trabajo por un reclamo de ajuste salarial. A las 13.45, todos firmaron un acta, que se incorporó al expediente N° 489.875/12, cuya copia obtuvo LA NACION.

Varela, sin embargo, carecía de facultades para firmar esa acta, en la que se lo identificó como subinspector general. LA NACION procuró consultar al ex funcionario, al que dejó mensajes en su oficina y un correo electrónico desde el miércoles pasado, pero no obtuvo respuesta.

Su firma electrónica, en tanto, circuló en cientos de mails que envió desde una cuenta de correo oficial que le facilitó el Ministerio de Justicia, con el servidor @jus.gov.ar. En cada uno, junto a su nombre, se identificó como "subinspector general de Justicia" y añadió la dirección postal de la IGJ y su teléfono directo en el organismo.

Actuación especial

Más allá de su actuación en el mundo virtual, Varela fue señalado dentro del organismo como el responsable de definir qué contestaría la IGJ ante los oficios judiciales que llegaron por el "caso Ciccone", incluso después del extravío o robo de los legajos de The Old Fund, Ciccone Calcográfica y London Supply, incidente que por el contrario excedió a Varela y llegó hasta el propio Mamberti, según reconstruyó LA NACION.

Además de los oficios judiciales, en tanto, Varela también impartió órdenes sobre los requerimientos que arribaron al organismo durante el último año firmados por legisladores y periodistas que requirieron acceder a los legajos de múltiples sociedades vinculadas con el vicepresidente Amado Boudou o a su socio José María Núñez Carmona. Entre otras, Inversiones Inmobiliarias Aspen, Habitat Natural, Action Media, Beaver Cheek, Vail Investments, Rock Argentina, WSM, Fuerza Laboral y Embarcaciones Argentinas.

Pero si Varela dificultó el acceso a legisladores y periodistas, el personal de la IGJ lo señala como el enlace que le facilitó, por fuera de los canales formales, los balances de las 1000 empresas más importantes del país a funcionarios del Ministerio de Economía, como reveló LA NACION la semana pasada.

Varela viajó a Chubut en nombre de la IGJ y a Santa Fe, para participar en la XIX Reunión Nacional de Organismos de Control de Personas Jurídicas y Registros Públicos de Comercio, en mayo del año pasado. También ese mes inauguró un ciclo de conferencias en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, según informó la IGJ en su página oficial de Internet, con foto incluida..

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini