Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Cómo fue la evolución de los bienes del gabinete?

Quiénes son los ministros con mayor riqueza y quiénes los que más crecieron durante la gestión; sus inversiones y estilos de vida

Jueves 17 de enero de 2013 • 13:35
Foto: Archivo
0

El canciller Héctor Timerman y el ministro de Salud Juan Manzur son los miembros más ricos del gabinete nacional. Ambos están al tope de lista desde que desembarcaron al Gobierno y sus bienes ahora rondan los diez millones de pesos. Otros funcionarios, en cambio, ingresaron con patrimonios inferiores pero mostraron evoluciones más significativas a nivel porcentual. El jefe de la SIDE Héctor Icazuriaga y el secretario de Comercio Guillermo Moreno, los casos más significativos, multiplicaron por treinta a sus activos originales. En el mismo sentido, el titular de la AFIP Ricardo Echegaray tiene veinte veces más que lo informado en 2003, y el ministro de Turismo Enrique Meyer, quince veces más.

LA NACION analizó la evolución patrimonial de todos los ministros del gabinete y de los principales secretarios de Estado. Comparó sus últimas declaraciones juradas con la documentación presentada al momento de dar el "alta" en la Oficina Anticorrupción (OA). Salvo dos casos, todos funcionarios informaron aumentos patrimoniales.

"Navegá la news aplication con el detalle de los bienes de los funcionarios del gabinete"
Compartilo

Los estilos de vida son variados. Mientras que algunos no declaran vivienda propia o no renovaron sus autos, otros invirtieron en barrios privados, en Puerto Madero o en el exterior. De los 23 funcionarios analizados, ocho están en la franja del millón de pesos, cinco en la de los dos millones, y hay tres que declaran más de cuatro millones.

Los más ricos

Héctor Timerman irrumpió en el primer puesto del ranking cuando dejó la embajada de Estados Unidos y reemplazó a Jorge Taiana en 2010. Ese año declaró unos $10.800.000 en activos, la mayoría de los cuales son aportados por su esposa, Anabel Sielicki. La mujer tiene acciones en una empresa constructora, una sociedad de vitivinicultura y otra de obras sanitarias. Además, Timerman declaró más de 300.000 dólares en ahorros, moneda que conservó el último año, a pesar del reto presidencial. Sin embargo, durante estos dos años al frente de la Cancillería su patrimonio disminuyó un 2 %.

Timerman y Boudou
Timerman y Boudou. Foto: Archivo / LA NACION / Ricardo Pristupluk

Solo él y Alicia Kirchner declararon una merma en sus activos. En el caso de la cuñada de la Presidenta, sus bienes disminuyeron notablemente en el 2006 tras su divorcio, lo que la convirtió en la más austera del gabinete.

En el segundo lugar de la tabla de activos está el titular de Salud, Juan Manzur, con $9.400.000 declarados el año pasado. Durante los tres años que estuvo en la Nación, sus activos aumentaron casi un 35%. Según se desprende de las declaraciones juradas, la mayor inversión del ministro se da en inmuebles (cuenta con diez casas en Tucumán y Buenos Aires y dos campos en San Juan), pero su mayor salto fue en ahorros: logró multiplicarlos por ocho y ahora superan los $2 millones y medio. En Tucumán, desde 2010, la justicia federal investiga a Manzur por presunto enriquecimiento ilícito.

Funcionarios de peso, crecimiento exponencial

Buena parte de los funcionarios de peso político, que desembarcaron junto con Néstor Kirchner mostraron curvas ascendentes pronunciadas en su evolución patrimonial. Ese grupo es encabezado por Julio De Vido, tercero en el ránking, quien creció 341% en nueve años. Había declarado unos $3 millones al ser dado de alta y en diciembre del 2011 informó unos $4.800.000, cuyo grueso está dado por sus ahorros y por su chacra frente al Río Paraná.

Séptimo en el ránking, Icazuriaga sobresale por ser el funcionario que más incrementó sus bienes: en su última declaración jurada informó $2.370.000, 31 veces más que lo declarado en 2003. "El Chango" llegó a la Casa Rosada junto con Néstor Kirchner y se convirtió en su interlocutor político. Según sus declaraciones juradas, invirtió en inmuebles en Capital Federal, vendió su casa de Río Gallegos, y cambió un Peugot 405 y un Fiat Uno, por un Peugeot 307 modelo 2004.

Néstor Kirchner y Héctor Icazuriaga en 2009
Néstor Kirchner y Héctor Icazuriaga en 2009. Foto: Archivo / LA NACION / Marcelo Gómez

Otro funcionario que multiplicó exponencialmente sus activos es Guillermo Moreno. Aunque está en el tramo inferior de la tabla, en nueve años su patrimonio se multiplicó 29 veces: pasó de 33.000 en 2003 a casi un millón de pesos.

Meyer también logró crecer a un ritmo pronunciado: según su última declaración jurada, sus activos superan los $2.800.000, 15 veces más que lo declarado en 2003, cuando entró en la secretaría reconvertida en ministerio. Como Néstor y Alicia Kirchner, pudo adquirir terrenos en El Calafate a valores muy bajos, que pagó $7 y hasta a $0,30 el metro cuadrado. La hermana del ex presidente los pagó $6,58.

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, también ostenta importantes propiedades en el sur. Cuando asumió en 2006, contaba con un patrimonio de $1 millón y medio de pesos, y se mostró como productor agropecuario. Desde entonces su actividad en ese rubro creció: en 2011 se informó como dueño de cuatro campos en Perito Moreno y una chacra en Los Antiguos, que suman más de 46.000 hectáreas. Además declaró unas 3500 cabezas de ganado y maquinarias. Sus activos ahora suman más de $4 millones.

Los que manejan la Economía

Tres ministros con peso en la Economía llevan un estilo de vida similar: declaran embarcaciones, autos alta gama y departamentos en barrios distinguidos, o en el exterior.

La ministra de Industria, Débora Giorgi ingresó al gabinete en 2009 con un importante patrimonio, de casi 1.200.000. Contaba junto a su marido con un yate, un mini Cooper y un departamento en Punta del Este. Durante su gestión compró un departamento en Puerto Madero. A sus cuentas bancarias las informó en un adjunto de 32 hojas, de carácter confidencial.

Durante su gestión en la AFIP, Echegaray cambió su camioneta modelo 99 y su Volkswagen Gol por dos camionetas Toyota. Además, compró dos motos de agua declaró un departamento en Punta del Este y dos inmuebles en barrios privados de Tigre, por más de 1 millón de pesos.

Boudou, en tanto, declaró que compró desde que asumió en el ministerio de Economía tres motos, un Audi, y un departamento en Puerto Madero.

Foto: Archivo / LA NACION / Fabián Marelli

El primer millón

Juan Manuel Abal Medina, Nilda Garré y Carlos Tomada son funcionarios que superaron el millón de pesos durante el tiempo que estuvieron al frente de sus ministerios.

El jefe de gabinete creció en su actividad privada. Al ingresar a la Secretaria de la Gestión Pública informó su participación en una sociedad agropecuaria, y durante la presidencia de Cristina Kirchner comenzó a participar en dos emprendimientos gastronómicos. Cambió su Ford Ranger por una Hyundai "todo terreno" modelo 2008.

Garré, en tanto, aunque conserva su Reault Laguna de 1995 y las dos casas y el departamento en Pinamar que compró en los años 90. Compró títulos públicos en 2011 y registró un fuerte aumento en sus ahorros, que triplicó del 2005 hacia acá. Lo mismo le ocurrió a Tomada. No adquirió, nuevas casas ni automóviles pero su incremento se dio en los depósitos bancarios, que multiplicó por tres, al pasar de $136.000 declarados a casi $400.000.

Últimos pero no menos

Están también los que se incorporaron mucho más tarde al gabinete pero lograron un crecimiento destacable en poco tiempo.

Es el caso del titular de la Anses, Diego Bossio, quien del 2009 hacia acá incrementó sus activos en un 182%, al pasar de casi $778.000 a unos $2.200.000 en su última declaración. Con la compra de un departamento en Recoleta y un Citroën C4, logró así, por ejemplo, superar al activo de el ministro de Justicia Julio Alak, que se inició el mismo año con un patrimonio por encima de $1.200.000 pero creció un 19% y hoy está en el puesto quince.

Foto: Archivo / Télam

Lo mismo se observa con el actual ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, quien desde el 2008 triplicó sus activos, al pasar de $600.000 al asumir como subsecretario de Pesca y Agricultura a $1.847.000 declarados en diciembre de 2011.

Con un patrimonio más discreto, el actual ministro de Economía Hernán Lorenzino también logró crecer en tres años: declaró unos $325.000 al ingresar al gabinete como Secretario de Finanzas y en 2011 informó bienes por casi $800.000, es decir, un 140% más. Su mayor crecimiento se observa en los ahorros y en los vehículos: adquirió un Honda modelo 2006 y un Dodge Journey modelo 2009 y declaró una moto Vespa "en armado".

Yauhar y Lorenzino contrastan con el ministro de Educación Alberto Sileoni, que estuvo el mismo lapso de tiempo en el gabinete y se ubica anteúltimo en el ranking de los patrimonios. En su última declaración jurada informó un activo por unos $525.000, un 19% más de lo que había informado en 2008.


Informe: Maia Jastreblanskymjastreblansky@lanacion.com.ar
Compartilo

Visualización, producción y análisis de datos:- Gabriela Bouret ( @gabybouret )- Romina Colman ( @colmanromi )- Mariana Trigo Viera ( @marianTV )- Sandra Crucianelli (Knight International Journalism Fellow - @spcrucianelli )Programación: -Cristian Bertelegni (@cbertelegni)Editor responsable: -Juan Pablo Sioffi (@jpsioffi)
Compartilo
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas