Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La crisis ferroviaria / El Estado en el banquillo

Se encamina al juicio oral la causa por la tragedia de Once

Política

El juez Claudio Bonadio dio por cerrada la investigación, con lo cual, tras algunos pasos procesales, el caso pasará a un tribunal para realizar el juicio; están procesados Jaime, Schiavi y Cirigliano

Por   | LA NACION

La tragedia ferroviaria de Once, que provocó hace casi un año la muerte de 52 personas, se encamina a que los empresarios y ex funcionarios acusados de ser responsables del accidente sean juzgados en un proceso oral y público. Esto es así porque ayer el juez Claudio Bonadio clausuró la investigación y pidió al fiscal Federico Delgado y a los querellantes que acusen para elevar el caso a un tribunal oral.

Bonadio respondió al pedido que le hizo la semana pasada la Cámara Federal -su superior jerárquico- cuando confirmó parcialmente los procesamientos que había dictado el magistrado y lo había urgido para que el expediente llegara a juicio cuanto antes.

Al decidir la clausura de la instrucción, Bonadio escribió que la causa tiene "una gran trascendencia social", que hace que sea elevada a juicio "sin demoras innecesarias". Ello permitirá "dar una certeza" a la sociedad en general y a las víctimas en particular, con respecto a cómo han sucedido los hechos, cuáles son las responsabilidades penales que deberán afrontar los imputados y cuál es, en definitiva, el castigo que el proceso penal depara a los participantes de los hechos ilícitos.

Ahora, el fiscal Federico Delgado tiene seis días hábiles para requerir la elevación a juicio. Esta narración de cómo ocurrieron los hechos y la enumeración de las pruebas contra los acusados es la que se va a leer en el primer día del juicio oral porque son las acusaciones por las que deberán responder los ex funcionarios y los empresarios implicados.

Ellos son los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; el ex subsecretario de Transporte Ferroviario Antonio Luna; el ex titular de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Antonio Sicaro, y su antecesor Pedro Ochoa Romero; Mario y Claudio Cirigliano, titulares de TBA; Carlo Michelle Ferrari, presidente de TBA; Jorge de los Reyes, vicepresidente de TBA, y Oscar Gariboglio, vicepresidente de Cometrans; Sergio Tempone, gerente de operaciones; Roque Cirigliano, gerente de material rodante; Daniel Lodola, gerente de la línea Sarmiento; Pedro Ranieri, jefe del taller de Castelar; Luis Ninona, superior de Ranieri, y Marcos Córdoba, el maquinista, además de otros directores de TBA y Cometrans.

También deberán decir si están de acuerdo con elevar la causa a juicio los abogados de las víctimas, que fueron reunidos en cuatro grupos de querellantes. A la cabeza de cada querella estarán Gregorio Dalbón; Miguel Angel Arce Ageo; Marcelo Parrilli, María del Carmen Verdú y la familia de Lucas Menghini Rey, el joven cuyo cuerpo apareció dos días después de la tragedia del 22 de febrero pasado.

Una vez que las partes hagan sus pedidos, el juez Bonadio le dará vista a las defensas de los acusados para determinar si rechazan las excepciones y si piden el sobreseimiento de sus clientes. Si las partes no se oponen a la elevación a juicio, mediante un simple decreto Bonadio podrá elevar la causa a juicio oral y público y ya quedaría en manos de un tribunal oral, que después de analizar si la instrucción está completa, puede ponerle fecha al juicio.

Así, cuando se cumpla un año de la tragedia, la instrucción del caso quedaría terminada y el asunto encaminado para un proceso que, de todos modos podría demandar al menos dos años. Esto es así porque quedan muchos recursos pendientes y porque los tribunales orales federales están con la agenda recargada por los juicios de lesa humanidad, lo que hace que se integren con magistrados de otros tribunales.

Si los acusados se oponen a elevar la causa a juicio, Bonadio puede rechazar estos pedidos y elevar el asunto. No es apelable, aunque las partes pueden presentar nulidades y llevar el caso hasta la Cámara de Casación. De hecho, un tribunal no puede fijar fecha de juicio si es que hay aún algún recurso pendiente.

Bonadio advirtió que no iba a tolerar chicanas procesales. Escribió que la Corte ya tiene dicho en el caso Clarín por la ley de medios, que es tarea del juez exigir a las partes buena fe procesal y que el juez puede aplicar sanciones si es que detecta "conductas obstruccionistas".

Schiavi avaló la decisión de Bonadio: "Considero que el juicio oral y público es el ámbito natural para que se esclarezca definitivamente el hecho y quiénes son sus verdaderos responsables", dijo su abogado Claudio Lamela a la agencia DyN.

Por más que el caso sea elevado a juicio, Bonadio debe investigar -a solicitud de la Cámara- al resto de los secretarios de Transporte desde 1996, cuando se concesionó el ferrocarril Sarmiento.

UN ACUSADO CAMBIÓ SU RELATO

Juan Carlos Pérez, afiliado a la Unión Ferroviaria y uno de los enjuiciados por el crimen de Mariano Ferreyra, cambió su declaración sobre el asesinato y responsabilizó a los compañeros del militante del Partido Obrero. En la etapa de instrucción, Pérez había dicho que escuchó "un disparo que venía del lado de los ferroviarios" y que se rumoreaba que Cristian Favale decía "le di, le di". Ayer dijo que vio "una persona arrodillada, atrás de un árbol, del lado de ellos, que sacó un arma de una mochila negra y apuntó para nuestro lado".

Hacia el juicio sin demoras

El juez le imprimió velocidad a la causa antes del aniversario

Los acusados están procesados por estrago culposo y fraude, lo que los expone a penas de hasta 11 años

  • Ricardo Jaime
    Ex secretario de transporte
  • Juan Pablo Schiavi
    Ex secretario de transporte
  • Antonio luna
    Ex subsecretario de transporte ferroviario
  • Juan Sicaro
    Ex titular de la CNRT
  • Claudio Cirigliano
    Uno de los dueños de TBA
  • Claudio Bonadio
    Juez Federal
    El juez advirtió que la tragedia de Once tiene "trascendencia social" y que se castigarán las chicanas procesales

CÓMO SIGUE EL PROCESO

La fiscalía y las víctimas pedirán que el caso se eleve a juicio. Redactarán la acusación con la que se juzgará a los implicados. Las defensas pueden oponerse. Bonadio puede rechazar esas objeciones y elevar el caso para que un tribunal ponga fecha al juicio.

Del editor: qué significa.
La causa Once se encamina a ser una daga en la política ferroviaria del Gobierno. Las medidas tomadas tras la tragedia tienen un carácter paliativo.

TEMAS DE HOYArgentina en defaultNarcotráficoElecciones 2015Mundial de BásquetUS Open