Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Aumentos

Otro acuerdo salarial lleva el piso de las paritarias cerca del 25%

Política

Los bancarios se sumaron a los gremios que acordaron por encima del 20% que pretendía el Gobierno

Por   | LA NACION

En menos de un mes, el piso del 20 por ciento que la Casa Rosada pretendía imponer para los aumentos salariales de este año terminó de convertirse en una utopía.

En el cierre de una semana marcada por las coincidencias entre las distintas facciones del universo sindical de cara a las negociaciones salariales, el gremio bancario acordó ayer una serie de pagos para el primer trimestre del año, a modo de anticipo de la paritaria, que implicará en los hechos un aumento de 24,3 por ciento del sueldo básico del sector. Esas sumas adicionales, de 1700 pesos mensuales en promedio, funcionarán como el piso de la negociación salarial que los bancarios iniciarán en la segunda quincena de marzo.

El acuerdo de este gremio se suma a los que ya lograron los cosechadores de fruta y el personal no docente de instituciones privadas, que obtuvieron subas del 25%.

Ese porcentaje está por encima del que el Gobierno había dejado trascender como válido para empezar a negociar, y roza el 25% que tanto la CGT como la CTA oficialistas calcularon como piso en las reuniones que mantuvieron esta semana con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

El acuerdo bancario, que terminó de sellarse ayer en el Ministerio de Trabajo, incluye tres pagos remunerativos de 1444 pesos y un cuarto pago no remunerativo de $ 770, este último a pagar antes de fin de mes. La mejora salarial llegará a los 5102 pesos en el primer trimestre y el sueldo básico, hoy en $ 7200, sumará $ 1751, es decir, un 24,3%.

"Este primer acuerdo nos da la tranquilidad necesaria para esperar la negociación de marzo, responde a nuestras expectativas y nos deja muy cerca del 25% que pretendíamos", dijo a LA NACION el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo. El gremio forma parte de la CGT antikirchnerista que lidera Hugo Moyano, aunque, a nivel interno, algunos sectores comulgan con el Gobierno.

La paritaria prevista para mediados de marzo estará condicionada, indicó el gremialista, por la evolución de tres factores: lo que ocurra con el Impuesto a las Ganancias , el índice de la inflación en los primeros tres meses del año y la rentabilidad de los bancos que, según los últimos datos disponibles, correspondientes a septiembre de 2012, aumentó un 41 por ciento respecto del año anterior.

Sin eufemismos, desde la Unión Industrial Argentina (UIA) advirtieron que la pretensión salarial de los sindicatos es excesiva. Lo hizo el vicepresidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja, horas después de que José Ignacio de Mendiguren, máxima autoridad de la UIA, comparara la actual puja salarial con el Rodrigazo (ver aparte).

"Las demandas salariales de entre 25 y 30 por ciento no son viables", planteó Funes de Rioja en un reportaje con radio El Mundo.

"Si se producen presiones y no se logra una salida de razonabilidad, sino una competencia para ver quién saca más o quién genera mayores conflictos, el panorama va a ser muy complicado", añadió.

Tras recordar que éste es un año electoral, Funes de Rioja dio por descontado que satisfacer las demandas sindicales en los niveles planteados afectará la competitividad. "Si a uno lo aprietan y termina entregando, eso es el preludio de problemas. A la corta o a la larga ese sector o esa empresa pierde competitividad y, finalmente, se pierden producción y empleo", alertó.

La suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias es crucial para los bancarios y para el resto de los gremios, tanto oficialistas como opositores, cuyas paritarias comenzarán en marzo.

El Gobierno había dejado trascender que, en línea con la suba que pretendía para los sueldos, estudiaba una subir el piso del impuesto un 20 por ciento. Esa cifra está muy por debajo del 57% que calculó la CGT alineada con la Casa Rosada y da por tierra con la pretensión sindical de avanzar hacia una reforma integral del gravamen que terminara con la necesidad de ajustarlo todos los años, y que alcanzara a sectores hoy exentos, como el mercado financiero y el Poder Judicial.

El piso de Ganancias no se actualiza desde abril de 2011. Hoy es de $ 5782 para trabajadores solteros y de $ 7998 para casados con dos hijos. En el caso de los bancarios, para un trabajador soltero, el impacto en un salario promedio es de 10,7%, y para uno casado con dos hijos, de 5,9%.

La "preparitaria" que logró La Bancaria alcanza a unos 110.000 empleados, entre administrativos, personal de call centers, ordenanza y maestranza.

El acuerdo de ayer se suma a otros dos que ya habían perforaron el piso oficial. El Sindicato de los Empleados y Obreros de la Enseñanza Privada (Saeoep), del personal no docente de universidades y colegios privados, y los cosechadores de fruta de Río Negro y Neuquén, enrolados en la Unión de Trabajadores Rurales (Uatre), del moyanista Gerónimo "Momo" Venegas, acordaron subas del 25%. Los convenios deben ser todavía homologados por el Ministerio de Trabajo. El panorama complejo para el Gobierno se completa con los gremios docentes, que, como todos los años, negocian bajo amenaza de no iniciar el ciclo lectivo.

Los maestros bonaerenses, cuya paritaria comenzó el lunes último, reclaman subas de hasta 60 por ciento. La negociación a nivel nacional, que suele servir de caso testigo para los acuerdos en las provincias, arrancará la semana próxima. Los sindicatos porteños prevén sentarse a discutir a partir del 28 de este mes. El debate salarial promete extenderse más allá de marzo. En los gremios hay coincidencia respecto de la necesidad de volver a discutir aumentos a partir de septiembre, siempre atentos a cómo evolucionen los precios..

Del editor: qué significa.
El contagio entre la inflación y los salarios emerge como el problema más acuciante para el Gobierno en sus previsiones para el año electoral.

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015LA NACION DataTorneo Primera División