Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La brecha cambiaria afectaría el ingreso de divisas en el país

Economía

Según analistas, alienta la subfacturación de las exportaciones o posterga su liquidación

Por   | LA NACION

La brecha entre la cotización del dólar en el mercado oficial y en el paralelo, que esta semana superó el 50%, puede traer efectos negativos a la economía, que no se limitan a empujar hacia arriba las expectativas de inflación. Según los analistas, la brecha cambiaria puede reducir el ingreso de divisas en el país por las vías formales y alentar a los agentes económicos a incurrir en irregularidades en materia de comercio exterior, pudiendo incluso afectar las previsiones de crecimiento de las exportaciones para este año.

"Históricamente, cuando han ocurrido estas cosas [una amplia brecha cambiaria], se han dado procesos de subfacturación de las exportaciones", dijo el ex viceministro de Economía, Jorge Todesca. La subfacturación consiste en declarar exportaciones por un valor menor al real, de ese modo el exportador liquida al cambio oficial sólo el valor declarado y la diferencia la deposita en alguna cuenta en el exterior o la ingresa en el país por fuera del sistema formal. En la década del 80, según Todesca, este tipo de prácticas, que "aumentan en la medida en que la brecha crece", llegaron a representar "porcentajes importantes, cercanos al 10% [de las exportaciones totales]", aunque aclaró que no existen cálculos precisos.

Para el economista jefe de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, además de alentar la suba de los precios por las expectativas de devaluación, "una brecha cambiaria significativa altera los incentivos de los agentes económicos". Sigaut Gravina también se refirió al incentivo a incurrir en prácticas ilegales como la subfacturación de exportaciones. En su opinión, ese incentivo es mayor para las exportaciones sujetas a altas retenciones, como las de la soja, ya que en esos casos el retorno por exportar por fuera de las vías legales es muy elevado. "Incluso pueden darse casos en que se busque sacar directamente la mercadería por contrabando", dijo.

Para Mauricio Claverí, experto en comercio exterior de abeceb.com, las retenciones representan una suerte de tipo de cambio múltiple. En este sentido, quienes enfrentan las mayores retenciones (el tipo de cambio más bajo) tienen menos incentivos para exportar cuando la brecha cambiaria es amplia. Según Claverí, en el caso de la soja, por ejemplo, "los exportadores con suficiente capacidad financiera y de acopio procuran retener el grano, a la espera de que se sincere el mercado cambiario". Claverí señaló, sin embargo, que la capacidad de acopio es limitada y la cosecha envejece, y que "las autoridades tienen herramientas para que las exportaciones se liquiden rápidamente".

Por el lado de las compras al exterior, Todesca y Sigaut Gravina coincidieron en que es más difícil que los agentes incurran en algún tipo de práctica ilegal (sobrefacturación), ya que los controles oficiales sobre las importaciones son mayores que sobre las exportaciones. Sin embargo, ambos mencionaron que los incentivos a la subfacturación de exportaciones pueden afectar las perspectivas de recuperación de las ventas al exterior.

Para Sigaut Gravina, que cree que en 2013 la brecha cambiaria tendrá un piso de 35% y algunos picos estacionales, como el de esta semana, la subfacturación "podría afectar al crecimiento de las exportaciones, lo que llevaría a que el Gobierno no flexibilice el acceso a importaciones, y esto puede generar tensiones en los precios y afectar al nivel de actividad". Todesca, en tanto, señaló que los incentivos a no liquidar las exportaciones por las vías legales incluso podrían afectar al superávit previsto. "No es un tema totalmente marginal", dijo. Claverí, por su parte, no cree que la brecha cambiaria tenga efectos sobre el resultado del saldo comercial.

Una amplia brecha cambiaria, señalaron los analistas, también alienta a los turistas extranjeros a cambiar su dinero con "arbolitos", que no ingresan esas divisas en el sistema financiero formal. Sin embargo, la posibilidad de obtener un mejor cambio podría alentar a los extranjeros (sobre todo, a los latinoamericanos) a visitar el país, ayudando al golpeado sector turístico.

IMPACTO EN URUGUAY
El alto precio del dólar paralelo en la Argentina también tendrá impacto en Uruguay, donde los analistas prevén un menor crecimiento económico, según una nota publicada ayer en el diario El País, de Montevideo. Para el economista Javier de Haedo, por ejemplo, una brecha cambiaria del orden del 50 por ciento provoca problemas a Uruguay, porque genera fuertes incentivos para que los uruguayos vengan a la Argentina a hacer compras y turismo. En ese contexto, dijo, "debería ajustarse hacia abajo la proyección de crecimiento económico y de recaudación fiscal" en Uruguay. Florencia Carriquiry, de Deloitte, dijo que la suba del dólar blue en la Argentina es relevante para Uruguay, porque implica pérdida de competitividad para el sector turístico..

TEMAS DE HOYEl caso CicconeMundial de ClubesElecciones 2015San Lorenzo de AlmagroReal Madrid