Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

"Por más que se defina como keynesiano, Kicillof es marxista"

Política

 
Kicillof se convirtió en un hombre de referencia de Cristina. Foto: Archivo / Fabián Marelli / LA NACION
 

El periodista Ezequiel Burgo es autor de El Creyente. ¿Quién Es Axel Kicillof? , un libro en el que explica el pensamiento del joven flamante ministro de Economía, uno de los hombres fuertes del segundo gobierno de Cristina Kirchner.

¿Apelaste a un término religioso para referirte a Kicillof, por qué?
Axel es un convencido. De hecho, fue un título que pensé. Me gustaba la palabra "convencido", pero terminé eligiendo "El creyente", porque creo que portan el mismo mensaje. El es un convencido de los beneficios que puede llegar a traer a una sociedad la planificación de algunas variables económicas . El es un convencido de su ciencia, que es la ciencia económica, porque él se formó en el estudio de cómo se comportan las variables de la economía, pero además, qué puede hacer una persona estando al frente de un gobierno para mover y disciplinar esas variables y cómo eso puede llevar bienestar a una población. El también es un convencido de que la gestión de Cristina Kirchner era el momento para él y para un grupo de su generación de tener una oportunidad en la política.

¿Kicillof cuando estaba en el llano era crítico del Indec , e incluso tenía su propia medición de precios, cómo tolera esto estando en el Gobierno?
No solamente era crítico del Indec, él fue muy crítico de Néstor Kirchner y de sus políticas. Esas críticas fueron anteriores a los del Indec. Por eso te digo que Axel es un convencido del gobierno de Cristina.

Busca en el libro y cita: "El Gobierno de Néstor Kirchner no tomó ninguna medida relevante que tienda a recuperar el control de los hidrocarburos" . Lo dijo Axel en 2006 en un trabajo de CENDA , su consultora. "Mantiene la ausencia de regulación y de control en el sector y acepta todas las concesiones de la década del 90" , afirmaba.

La crítica fundamental que le hace a Néstor Kirchner es que fue un continuador de las políticas de Duhalde, y por lo tanto de muchas de las políticas de los 90. Pero eso no es una interpretación, lo dijo él explícitamente. No es una inferencia, si agarrás todos los trabajos del CENDA, hay muchos donde ellos critican que el rumbo económico que está tomando Néstor Kirchner en 2003 es similar al que había seguido Duhalde. Si te querés poner un poquito más técnico, el argumento es que el crecimiento de la economía y la estrategia de la política económica se basaban en sostener un tipo de cambio alto. Y sostener un tipo de cambio alto genera una rentabilidad sobre todo para el sector agroexportador, sectores que han sido históricamente ricos y aumenta la desigualdad del ingreso y la concentración y de ahí es la crítica que ellos le hacían a Néstor Kirchner. Después, la segunda gran crítica es al tema del Indec, a la manipulación de las estadísticas. Por eso yo digo que su incorporación al gobierno de Néstor Kirchner está llena de contradicciones.

¿Su relación con Guillermo Moreno cómo es?
Mala. Hoy en día hay muchas versiones y rumores de que la relación no es buena. Lo que sí es cierto es que hay tensión entre la figura del secretario de comercio y la figura del secretario de Política Economica. Y esa tensión es más una cuestión de fondo que de chismerío. Son dos personas muy distintas. Kicillof no está de acuerdo en la manipulación del Indec, Sí está de acuerdo en los controles de precios que hace Moreno, pero no en la manera en que los implementa, llamando por teléfono, apretando...

¿Es algo poco sutil para una persona como Kicillof, no?
Claro. Tiene una explicación. Son dos personas muy distintas. Moreno es de Villa Lugano, gestionó una ferretería y estudió Economía en la UADE, mientras que Kicillof que es producto de una familia de clase media judía de Recoleta, que fue a dos colegios de intelectuales como el Año 2000 y el Nacional Buenos Aires, se recibe con diploma de Honor en la UBA... son dos bichos completamente distintos. Kicillof, por ejemplo, no está de acuerdo con muchas de las medidas que se han tomado en el último año, pero él forma parte de un proyecto y aparecen contradicciones.

¿Con qué medidas?
Con muchas de las restricciones que se han impuesto en el último tiempo a las importaciones.

"Kicillof cree que la política energética que ha gestionado De Vido desde 2003 hasta el último año fracasó"

¿Y la relación con De Vido?
El cree que la política energética que ha gestionado De Vido desde 2003 hasta el último año fracasó y que se podría instrumentar la política de subsidios de una manera más eficiente. Ahora, lo que sí es cierto es que Kicillof y su equipo tienen este diagnóstico, que la política energética kirchnerista fracasó, pero ninguno de ellos es especialista en cuestiones energéticas. Ellos hacen este diagnóstico a partir de observaciones que hacen desde afuera. Y este diagnostico es el que le llevaron a la Presidenta y el Gobierno lo compró y lo está implementando. Pero una cosa que llama la atención es cómo Kicillof se involucró en temas de sectores e industrias específicas sin conocimiento previo. Estuvo gestionando una línea aérea y no tenía experiencia en ese mercado. Es miembro del directorio de una siderúrgica y no tiene experiencia en el mercado de los aceros. Y lo mismo con el mercado de hidrocarburos. En ese sentido, su relación con De Vido no importa tanto, él cree que lo hizo De Vido está mal. También cree que muchas de las cosas que hizo Moreno están mal.

"Es una persona soberbia, muy inteligente, con mucha capacidad de trabajo y evidentemente se ha ganado la confianza de la Presidenta"

¿Y él cree que llega para solucionar todos estos problemas del kirchnerismo?
El cree, es un convencido. Es una persona soberbia, muy inteligente, con mucha capacidad de trabajo y evidentemente se ha ganado la confianza de un presidente, dato que no es menor, porque a lo máximo que puede aspirar un funcionario es a tener la confianza de un presidente, y no siempre se logra, y Kicillof lo ha conseguido. Más allá de que este es un gobierno muy particular y como dicen muchos de los que saben, que han tenido experiencia, es un gobierno donde te suben y te bajan de un día para el otro. Pero se ha ganado la confianza y no necesita interlocutores para hablar con la Presidenta.

 
Ezequiel Burgos, periodista del diario Clarín. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
 

Hace un par de meses tuvo que anunciar un ajuste de tarifas y se lo veía muy incómodo, luchando por no decir la palabra "aumento". El siempre dijo que no debía haber aumento de tarifas sino de producción. ¿Cómo pensás que lo tomó?
Es una restricción a su pensamiento. El cree que las medidas que tienden a deteriorar el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores están destinadas a fracasar porque terminan provocando efectos nocivos sobre la actividad económica, sobre el consumo. Creo que Kicillof puede saber de economía pero todavía no está demostrado que sepa de política.

¿Se puede decir que esta segunda etapa de la economía kirchnerista está en manos de Kicillof?
Está en manos de Kicillof y de Moreno a partir de la segunda presidencia de Cristina . Yo creo que 2012 fue un buen experimento de una economía bicéfala, conducida por Kicillof y por Moreno. Moreno, el artífice de las restricciones al mercado de cambio y las importaciones; Kicillof fue el artífice de demorar el ajuste a las tarifas que había propuesto De Vido a fines de 2011, de acelerar un poquito el gasto y de la estatización de YPF . 2012 fue un año donde se vieron políticas de Moreno y Kicllof. La economía argentina está conducida por ideas de los dos. Es más, no creo que haya un plan estratégico por parte de la Presidenta. Me parece que en el último tiempo ellos han ido tomando medidas en función de los problemas que se iban presentando. Moreno, en ese sentido, expresa ese concepto por antonomasia. Alguien que está para arreglar el momento. Kicillof quiere planificar algo y es más audaz que Moreno. ¿Qué resultados se han visto de las medidas de uno y otro? Las consecuencias de las medidas de Moreno han sido el enfriamiento de la economía. Desde ese punto de vista, no fue un buen año para él. Por el lado de Kicillof, tampoco se puede decir por ahora que haya obtenido resultados con YPF. Y por el lado de la demora de los ajustes, tampoco compensó el enfriamiento. Tal vez lo de Moreno ha influenciado más negativamente en la marcha de la economía.

Hay algo curioso en Kicillof y es que siempre habla de las fallas del capitalismo, en las asignaciones de recursos, pero nunca habla de las fallas de la economía planificada, que fue el gran fracaso del siglo XX.
Sí, totalmente. Es inexplicable. Mi respuesta es que sí, todas esas experiencias han fracasado, como decís vos. Lo que es curioso, es qué piensan ellos. Ellos encuentran en este momento, en el mundo, una situación que les sirve para decir "las otras políticas no han funcionado", porque las políticas más desarrolladas se encuentran en crisis, y la crisis del mundo desarrollado, según piensa Kicillof es una crisis que tiene muchas de las características de las crisis que Marx narró en sus escritos. Crisis de sobreabundancia de un modo de producción que generan consecuencias sobre el resto de los sectores y sobre el resto de la sociedad y que se va desparramando por el resto de los países, sobre todo a través del canal financiero. Entonces, la verdad que esa es una respuesta que para mi gusto te corre el arco. Porque cuando estás hablando de una economía local, la argentina, la verdad que hablar de crisis capitalista, a mí me parece una exageración. Hay cuestiones que son mucho más específicas de nuestra economía, de nuestro país, que no hace falta dar una explicación tan amplia. Yo sé que Axel Kicillof es un economista marxista, que entiende muy bien...

¿Es marxista o keynesiano?
Es marxista. Axel Kicillof es marxista.

"Decir que alguien es marxista no es ni bueno ni malo".

Pero él no se define como marxista.
Bueno, él no se definirá como marxista, hoy se define como keynesiano. Cuando yo digo que es marxista es porque él es una persona que analiza la economía a través de las categorías que construyó Marx y analiza la economía en términos de la dinámica que construyó Marx. Lo que no quiere decir que él no tenga una visión crítica de la obra de Marx, pero yo digo que es marxista porque esa fue su primera aproximación a la ciencia económica y todavía el sigue aproximándose a través de esos ojos, por más que él se defina como keynesiano. Eso para mí es un envoltorio nuevo de Kicillof, tal vez ad hoc. Decir que alguien es marxista no es ni bueno ni malo. Es como que digas que alguien es keynesiano o monetarista. Yo no lo veo keynesiano. Para mí no es un macroeconomista. Es un especialista en el pensamiento económico y dentro de eso en economía marxista.

Otra cosa extraña en su pensamiento económico es que no crea que la emisión genera inflación, también está a favor del control de precios, algo que siempre fracasó.
El cree en el control de precios y control de cambios en una situación en la que vos tenés que devaluar. Porque si vos devaluás de un día para el otro y no tenés controlados los precios ni el mercado cambiario todo el mundo va a comprar dólares y remarcar. Lo dice en ese contexto. A lo mejor lo que estamos viendo ahora es también una idea de Kicillof. El dice que para tener un plan no hace falta anunciarlo. El está en contra del atraso cambiario. Cree que sus consecuencias son negativas para la economía, y que por lo tanto para devaluar en una economía como la argentina tenés que tener control de precios y restricciones en el mercado de cambio. Lo que sí es cierto, es que para que se realice lo que él escribió en muchos de sus trabajos falta el desdoblamiento cambiario, que hoy no está explicitado.

¿Y en cuanto a la emisión?
Yo la verdad que eso no lo entiendo. Me niego a creer que Kicillof no sepa que la emisión genera inflación.

¿Cuál es su situación en este momento con Cristina?
Es un hombre de consulta y uno de los principales referentes de la conducción económica. Es alguien a quien escuchan los empresarios, la Presidenta, alguien que ha llevado gente de su confianza no solo al ministerio de Economía sino a empresas y a la Cancillería (Cecilia Nahón, una persona cerca a Kicillof fue nombrada poco después de la entrevista embajadora en Estados Unidos). Es una persona que, si te ponés a pensar quién era hace un año atrás y quién es hoy, es uno de los que más ha crecido.

¿Cuál es su ambición?
Kicillof es una persona muy ambiciosa. El quiere ser un líder. Toda su vida se ha sentido un líder y ha trabajado para eso. Fue un líder de la gente de la que estuvo rodeado. En este momento, su ambición es tratar de darle algún resultado a la Presidenta, para que en las elecciones de octubre llegue lo mejor posible. Que la economía esté en el mejor estado para que el Gobierno tenga un buen resultado. Cualquier ambición que tenga a futuro depende del desempeño de la economía en 2013 y de que él pueda demostrar que eso fue consecuencia de su trabajo. Hasta ahora no hay nada para mostrar..

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini