Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cine

Actuar y reír, la fórmula para la eterna juventud

Espectáculos

Siempre he dicho que un artista muere dos veces. La segunda es fácil; la muerte de la carrera es brutal." Lo recordaba Sylvester Stallone cuando hace tres años se le ocurrió reunir a otros forzudos famosos, tanto o más maduritos que él, para volver a la acción convertidos en mercenarios, aunque sin ocultar los achaques de la edad y en lo posible riéndose de ellos, en Los indestructibles .

Es que para un actor no hay mejor remedio contra el paso del tiempo que asumirlo, seguir actuando y tomar la decadencia física con humor. Que lo digan Al Pacino, Alan Arkin y Christopher Walken, los tres tipos duros que esta semana eligieron el mismo saludable camino -el de la autoparodia, terreno al que el ex gobernador Schwarzenegger se ha hecho adicto (véase, si no, la flamante El último desafío, que tiene como atractivo extra al coreano Kim Jee-woon detrás de la cámara) y en el que hace once años dio cátedra -¡cuándo no!- el maestro Clint Eastwood, cuando se calzó el traje de astronauta y fue a divertirse observando el planeta desde arriba con unos Jinetes del espacio igualmente veteranos: James Garner, Tommy Lee Jones, Donald Sutherland.

A los maduros que coincidieron en su regreso a las salas locales hay que sumar a Billy Crystal, que se tomó más en serio y con S.O.S. familia en apuros optó por la comedia familiar-sentimental más convencional y falta de gracia que podía esperarse. Justo él, el único gran comediante entre los recién regresados. Toda una paradoja..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico