Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno tildó de "cobarde" el reclamo de fondos que hizo Scioli

Con Boudou a la cabeza, descalificó el pedido para discutir la coparticipación y lo acusó de buscar provecho electoral; el jefe de Gabinete bonaerense dijo estar "azorado" por el ataque

Sábado 26 de enero de 2013
SEGUIR
LA NACION
0

LA PLATA.– La Casa Rosada lanzó ayer una de sus más duras ofensivas contra el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli: el vicepresidente Amado Boudou lo acusó de haber cometido "un acto de cobardía política" al reclamar por carta que la Cámara de Diputados reabra la discusión sobre el régimen de coparticipación federal de fondos.

Boudou habló al cerrar un acto en Santa Teresita con decenas de intendentes reunidos para apoyar a la presidenta Cristina Kirchner. Mencionó el "error institucional" que significó para el Gobierno la misiva que el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, dirigió el miércoles pasado al presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, en la que reclamaba un aumento de los fondos para la provincia.

El propio Domínguez y el vicegobernador Gabriel Mariotto se sumaron a las críticas por el reclamo sciolista , en una semana en la que el Gobierno dispuso centralizar aún más el reparto de fondos, con un sistema que le permite financiar a las intendencias sin pasar por los gobernadores.

Boudou se indignó: "¿Qué tiene que ver el presidente de la Cámara de Diputados con un debate que se tiene que dar entre los 23 gobernadores de la Argentina y la presidenta Cristina Kirchner?". En una entrevista concedida –junto a Domínguez– al canal de noticias C5N, calificó con dureza la solicitud de Scioli como un mero "hecho mediático que no tiene que ver con los caminos institucionales" y cuestionó los "armados" guiados por "apetencias personales".

Poco después, el ministro Pérez, principal operador político de Scioli, dijo estar "azorado" por los dichos de Boudou.

"Pedí una reunión institucional al presidente de la Cámara de Diputados, de manera oficial para concurrir con la ministra de Economía, Silvina Batakis, y dialogar sobre dos leyes importantes como la de Coparticipación Federal y el Fondo de Reparación Histórica del Conurbano. Y el vicepresidente me trató de errático, mediático y de haber tenido un acto de cobardía política", dijo Pérez.

Pero Boudou no parecía hablar del ministro sciolista sino del gobernador mismo. Apegado al recurso en el que quien habla busca que todos sepan a quién se refiere sin nombrarlo, tan en boga entre los dirigentes kirchneristas, el vicepresidente se quejó: "Los mismos que dicen que no hay que confrontar, que hay que bajar los decibeles, sin decir agua va te mandan una nota".

Domínguez dijo que se había enterado de la carta por los medios de comunicación y negó la información difundida por la provincia, desde donde se sostuvo que el escrito ingresó el miércoles pasado por medio de la Dirección de Servicios Generales y Expedición de la Cámara de Diputados.

Por otra parte, se encargó de recalcar que cualquier avance en materia de reforma del régimen de coparticipación federal debe estar condicionada a un consenso con todos los gobernadores y con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"La reforma constitucional del año 94 requiere, para el tratamiento del tema, el consenso de todas las provincias y de la Capital Federal, un acuerdo marco; la aprobación de todas las legislaturas provinciales y plantea cómo la cámara iniciadora de origen es el Senado de la Nación", explicó.

El titular de la Cámara baja aportó, asimismo, un detalle técnico: para una iniciativa como la impulsada por la gobernación, la cámara de origen es el Senado. Y consideró: "La única posibilidad es modificar la Carta Magna, por eso no se pudo avanzar, ni siquiera con todo el liderazgo de Néstor Kirchner".

Pese a todo, Domínguez expresó su voluntad de "ayudar en todo lo que pueda para que el debate encuentre el camino adecuado", e insistió en la necesidad de avanzar con seriedad.

En la interminable e irresuelta saga por los fondos coparticipables para la provincia también se sumó ayer el vicegobernador Mariotto, que pidió "no mirarse el ombligo" al reclamar y aconsejó tener en cuenta un criterio de equidad para el resto de las provincias.

Para Mariotto, el debate por la distribución de los recursos es un "tema histórico" de la provincia de Buenos Aires y del resto de las provincias. "No está mal argumentar, pero yo quiero argumentar desde el pertenecer a una Nación y no sólo de pertenecer a una provincia", afirmó.

En declaraciones efectuadas a radio América, el funcionario pidió tener en cuenta para la discusión un concepto de "coparticipación estructural" que incluya el hecho de que "los gobiernos de las provincias se ven beneficiadas con acciones de obras de infraestructuras, planes sociales y jubilaciones, pero a veces parecen obviarlo".

A su turno, la ministra de Economía provincial, Silvina Batakis, pareció responderle: dijo que la provincia no busca "sacar ventajas" y aseguró que día a día se contribuye a "agrandar la renta federal".

Según Batakis, la provincia de Buenos Aires "no pretende sacar ventajas, sino que quiere discutir cómo participar de la renta federal".

"La provincia de Buenos Aires siempre tuvo una mirada solidaria", agregó, en respuesta directa a lo dicho por Mariotto.

Recordó, además, que este planteo es una "negociación que se había iniciado con Kirchner" y destacó que cuando ARBA inspecciona comercios o la provincia realiza revalúos aumenta la recaudación nacional.

"No es un reclamo, decimos que es necesario que nos sentemos todos a discutir la renta federal, porque la provincia tiene un tema estructural muy difícil de resolver. Cuando Scioli asumió, cada 100 pesos que ingresaban, 51 era recaudación propia. Hoy estamos en 63 de cada 100 pesos", concluyó.

DE NARVÁEZ, CON EL GOBERNADOREl diputado Francisco de Narváez, del peronismo opositor, respaldó ayer el pedido del gobernador Daniel Scioli para volver a discutir la ley de coparticipación federal y atacó la postura de la Casa Rosada, porque "va en contra de las necesidades de la gente".

"La recuperación de los fondos que pertenecen a los bonaerenses representaría para los vecinos mejoras en seguridad y empleo, además de escuelas, hospitales, caminos y nuevas viviendas", aseguró De Narváez, que fue el principal rival de Scioli en las elecciones de 2011.

Por su parte, el diputado Gustavo Ferrari, mano derecha de De Narváez, juzgó "necesario discutir un nuevo reordenamiento de la relación fiscal entre la Nación y las provincias y la sanción de un nuevo régimen de coparticipación".

Fuertes cruces por los recursos

Reacciones en el Gobierno por el reclamo de Scioli

"Estamos ante un hecho mediático. Es un error institucional y un acto de cobardía política."Amado BoudouVicepresidente

"Estoy azorado. Pedí una reunión con Domínguez y el vicepresidente me trató de errático mediático."Alberto PérezJefe de gabinete bonaerense

"No se puede mirar el ombligo de uno. Hay que ver el concepto de equidad de las 24 provincias."Gabriel MariottoVicegobernador

"La provincia no pretende sacar ventajas. Nosotros queremos sentarnos en una mesa seria."Silvina BatakisMinistra de economía


Del editor: qué significa.El año electoral será esto: el "oficialismo duro" enfrentado a todo o nada con el "oficialista flexible" que trabaja día y noche para suceder a Cristina.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas