Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El escenario

Se amplía el menú para el espectador inquieto

Espectáculos

En los últimos años, el cinéfilo local ha debido extremar la atención para encontrar el modo de armar sus propios programas más allá del menú múltiple, pero rigurosamente acotado que a primera vista le ofrece la cartelera. El panorama es engañosamente generoso y heterogéneo: a poco que uno revise la oferta notará que en las multisalas -predominante boca de expendio de ese producto llamado cine- se repiten los mismos diez o quince títulos, de los cuales un porcentaje mayoritario corresponde a la producción que Hollywood destina al consumo rápido y masivo o a la que proveniente de cualquier origen está concebida a su imagen y semejanza, según el mismo modelo y con el mismo objetivo.

Con mucha suerte, el cinéfilo exigente, el que busca algo distinto de esos productos previsibles y hechos en serie, a pura repetición de fórmulas que se explotan mientras resultan rendidoras y en los que encontrar una sorpresa, una idea innovadora o un giro imprevisto es casi un milagro, rescatará de esa nómina dos o tres títulos que despierten su curiosidad. ¿Qué hacer entonces si sus aspiraciones van más allá del entretenimiento pasatista o si ya está cansado de esos films que funcionan a puro impacto, como fogonazos enceguecedores de los no queda el menor rastro después del último centelleo?

Primero, buscar con lupa las pocas salas que privilegian ese otro cine a veces llamado de arte; examinar con detenimiento la cartelera por si en alguna sala menor ha sobrevivido algún film de interés que tuvo un paso fugaz por los cines de estreno, y finalmente, controlar cuál es la oferta del día en la Cinemateca, que no siempre proyecta novedades, pero garantiza un buen nivel artístico.

Sí. Todo el año la cartelera comercial se nos aparece como un gran desierto apenas interrumpido por dispersos y eventuales oasis (el Bafici, el único con fecha fija). Son pocos porque lamentablemente, a diferencia de otras grandes ciudades como París, Madrid, Nueva York e incluso otras más próximas como San Pablo o Río, Buenos Aires carece de un circuito de salas de arte y ensayo, abiertas al cine de autor de todos los orígenes.

Buenas noticias

Para ese cinéfilo inquieto la última semana fue pródiga en buenas noticias y hoy es un día para celebrar. Se supo, por ejemplo, que en marzo Belgrano recuperará el Arteplex, ahora rebautizado Multiarteplex, y que en las próximas semanas el SHA, que fue referente del cine arte entre 1974 y 1994, volverá a desarrollar en su sala del Once ciclos programados por la Cinemateca, lo que no soluciona el problema del todo, pero añade nuevas alternativas para el desatendido cinéfilo. Lo que se suma a la obra de difusión del buen cine, clásico o actual, que realizan entidades como el Malba, el Centro Cultural Rojas, la Alianza Francesa o el Instituto Italiano de Cultura, por solo nombrar algunas. Y si dijimos que es día de celebración es porque coinciden en iniciar sus respectivos ciclos anuales dos entidades que han hecho historia: la Cinemateca Argentina en la sala Lugones, y el Cine Club Núcleo, en el ex Gaumont. De ellas se habla aparte.

El fenómeno importa porque, créase o no, somos muchos los que todavía vamos al cine (a una función de cine, no a su sucedáneo casero) para enriquecer nuestro tiempo, no para "matarlo". En busca de espejos donde mirarnos, mirar a los otros, reconocer el mundo, emocionarnos, reflexionar, abrir los ojos a otras formas de concebir la vida, descubrir lo que hay más allá de nuestros cotidianos y estrechos horizontes, o, sencillamente, a la espera de esa rara, inesperada emoción estética que nos hará salir de la sala oscura un poco más sensibles, un poco más sabios, un poco mejores. Ya bastante cine anestésico hay por ahí para proporcionar esa distracción fugaz y vacía que nos hace olvidar de quiénes somos, dónde estamos y qué nos sucede..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil