Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El año electoral empieza a redefinir el mapa político del Congreso

Opositores y oficialistas tienen la mira puesta en el proceso que marcará la sucesión; ya hay pases y nuevas alianzas

Domingo 03 de febrero de 2013
SEGUIR
LA NACION
0

La sucesión presidencial ya genera tensión en el interior de casi todas las bancadas en el Congreso. Aunque hasta el momento no ha habido rupturas importantes, los posicionamientos acerca de quién deberá reemplazar a Cristina Kirchner en 2015 y, como antesala, qué posición debe adoptar cada espacio en los comicios de este año motivan divisiones en los bloques de la oposición y del oficialismo.

Si bien el escenario se repite en el Senado y en Diputados, se nota más nítidamente en la Cámara baja, donde no hay bancada numerosa en la que no se registren fricciones de raíz electoral.

La tensión alcanza su punto más alto en el peronismo opositor, donde las fronteras formales de los bloques pierden fuerza ante las divisiones que surgen del alineamiento de los diputados con cuatro potenciales candidatos presidenciales: el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el intendente de Tigre, Sergio Massa; el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota. También están, aunque pocos, los que aún no se deciden.

El primer portazo del año se oyó en el Frente Peronista, el bloque en el que habita la mayoría de los peronistas antikirchneristas, que preside el mendocino Enrique Thomas, un ex cobista. Tras un año de permanecer cerca de Francisco de Narváez, el petrolero Alberto Roberti abandonó la bancada y anunció la formación de un nuevo bloque, que tendrá como jefe político a Massa. Días más tarde, lo mismo hizo su esposa, Mónica López, en la Legislatura bonaerense. Ella había sido candidata a vicegobernadora de De Narváez en 2011.

Pero aunque hasta el momento Roberti es el único integrante de la bancada massista en Diputados, no está solo en su alineamiento con el intendente de Tigre. Dentro del Frente Peronista, también Graciela Camaño está cerca de Massa, pese a que allegados a la ex ministra de Trabajo de Eduardo Duhalde insisten en que "la Negra" sigue trabajando para la candidatura presidencial de De la Sota.

Como muestra del estallido de lo que supo ser el duhaldismo, Eduardo Amadeo, otro dirigente que acompañó a Duhalde en su última candidatura presidencial, hoy trabaja para volver a recrear la alianza entre el peronismo opositor y Pro, con el objetivo de que Macri llegue a la Casa Rosada.

Otro de los duhaldistas del bloque, Carlos Brown, mira esos alineamientos con recelo y espera que Scioli o Massa pasen más decididamente a la vereda de la oposición para darles su apoyo.

De 20 miembros, el Frente Peronista también tiene su sector sciolista, encabezado por De Narváez y por su mano derecha, Gustavo Ferrari. Ese grupo tiene contactos permanentes con sciolistas que conforman el oficialismo, como el riojano Jorge Yoma, aunque no se vislumbra que vayan a integrarse en una misma bancada.

En el medio de ese rompecabezas, el mendocino Thomas, cercano a Adolfo Rodríguez Saá y a De la Sota, hace equilibrio para mantener el bloque unido, algo que viene logrando por el momento, al margen de la salida solitaria de Roberti. También para agrandar el espacio, que el año pasado sumó como aliados a dos cordobeses que responden a De la Sota.

Fuera del bloque que lidera Thomas, hay otro grupo de diputados massistas: es Unión Peronista, el bloque de tres legisladores que preside Felipe Solá, que ya definió su alineamiento con el intendente de Tigre. "Ve en Massa a un gestor muy superior a Scioli", explican cerca de Solá.

El mapa de alineamientos electorales en el peronismo se completa con los diputados del Frente para la Victoria, que ya no responden al liderazgo de la Presidenta: además de Yoma, en ese grupo están Facundo Moyano y Omar Plaini, hoy cerca de Massa. Algunos también ubican allí a Blanca Blanco de Peralta, esposa del gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, enfrentado a la Casa Rosada. En la conducción del bloque kirchnerista no piensan, sin embargo, en expulsiones: sin esos legisladores al presidente de la bancada oficialista, Agustín Rossi, le sería complicado garantizar el quórum.

En el radicalismo, el bloque más numeroso de la oposición, la línea divisoria más clara divide a los que promueven un acuerdo electoral con el Frente Amplio Progresista (FAP), de Hermes Binner, y los que se inclinan por un acercamiento a Macri.

El primer grupo, más nutrido, tiene como caras visibles a Ricardo Gil Lavedra y a Ricardo Alfonsín. El segundo lo lidera Oscar Aguad.

Aunque todos promueven la candidatura presidencial de Binner, una frontera clara puede verse también en el interbloque del FAP, dividido entre los que pugnan por un acuerdo con el radicalismo y la Coalición Cívica, y los que rechazan esa alianza e impulsan, en cambio, un frente con Proyecto Sur, de Pino Solanas. Se muestran abiertos a un acercamiento con la UCR y la CC Victoria Donda (Libres del Sur) y Roy Cortina (Partido Socialista), entre otros. En cambio, Víctor De Gennaro y Claudio Lozano (Unidad Popular) advierten que un frente de ese tipo podría derivar en la ruptura del FAP.

LOS NUEVOS LIDERAZGOS QUE ASOMAN

Reacomodamientos de cara a la sucesión

Con ScioliSe acercan al gobernador: Francisco De Narváez y los diputados que le responden (Gustavo Ferrari y Natalia Gambaro), más Jorge Yoma

Con MassaEl diputado Alberto Roberti ya se declaró massista. Ven con simpatía al intendente de Tigre: Felipe Solá y los dos diputados de su bloque (Roberto Mouillerón y Raúl Rivara), más Facundo Moyano, Omar Plaini y Graciela Camaño

Con MacriEl peronista opositor Eduardo Amadeo y un sector de la UCR quieren acercarse al jefe porteño

Con De la sotaFrancisco Fortuna y Estela Garnero. Graciela Camaño también tiene sintonía con el gobernador cordobés

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas